Oscar Schemel, presidente de la encuestadora Hinterlaces, hizo un profundo e interesante análisis político desde principios de año hasta hoy en día, donde no sólo englobó los principales problemas de liderazgo que enfrentan los líderes políticos de Venezuela, sino que aporta soluciones claves para el desarrollo de nuevas políticas.

Venezuela vive una situación política y electoral marcada por cambios profundos en su cultura política. La derrota de la iniciativa de Reforma Constitucional por parte de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela y la Asamblea Nacional a finales del año 2007, había creado a principios de este año una coyuntura política y social desfavorable al objetivo de preservar los espacios electorales obtenidos en las elecciones regionales del 2004.

La competencia electoral que se desarrolló a raíz de la propuesta de Reforma Constitucional por parte del Presidente, implicó un punto de quiebre en el respaldo electoral que durante años le fue leal a las iniciativas del Presidente, ya que surgieron en este proceso elementos de racionalización autónoma que divergían sustancialmente de la oferta constitucional. Un electorado que tradicionalmente había votado por el Presidente y sus colaboradores durante casi 10 años, al ver sus intereses generales y particulares afectados por la Reforma Constitucional, expresó su desacuerdo de dos maneras: Absteniéndose en el Referéndum Constitucional o votando NO contra la Reforma.

Esta ruptura ocasionó que ese electorado fiel al Presidente de la República se abriera a la posibilidad de seguir siendo chavista aunque ejerciera su derecho a disentir con las iniciativas políticas de Hugo Chávez. Ya antes manifestaba su rechazo a los integrantes del gobierno designados por el Presidente. Los simpatizantes del Presidente, quienes no se autodefinen como chavistas y que representan poco más de la mitad de los votos obtenidos por Chávez, habían iniciado un proceso de huida de la polarización política que todavía hoy somete al país a una dinámica amigo-enemigo en el escenario socio-político actual.

La situación del chavismo no fanático (también conocido como “chavismo light”) se parecía a la dinámica política que dio origen al segmento político-electoral que se suele clasificar como NI-NI, es decir, un ciudadano que no está comprometido incondicionalmente con alguna de las partes en pugna, sino que es un elector que vota con base a lo que cree que puede favorecer tanto a su conveniencia personal como al interés del país. El chavismo light comenzaba a votar de manera crítica por toda iniciativa o candidato del Presidente, y condicionaba su voto a quien podía responder de mejor manera a sus demandas y expectativas, poniendo en primer lugar su condición de ciudadano y en segundo plano sus simpatías políticas.

El elector NI-NI y el Chavista Light manifestaban su descontento y frustración por la gestión de la mayoría de los gobiernos regionales y locales en manos del chavismo. Ineficiencia, corrupción, desatención de las necesidades de los ciudadanos y la pugna partidista que se daba dentro de los factores oficialistas, se tradujo en un cuestionamiento de las figuras políticas auspiciadas por Chávez.

De esta manera, el grueso del electorado que había favorecido a los candidatos chavistas, llegaba a la conclusión racional de que, por más nobles que fuesen las motivaciones del Presidente para respaldar a sus candidatos, ellos habían decepcionado sus expectativas en la mayoría de las regiones donde triunfaron los chavistas.

Este contexto auguraba que, para el 2008, la oposición política al Gobierno de Hugo Chávez disfrutaría de un contexto social y político favorable a la obtención de diversas alcaldías y gobernaciones en las venideras elecciones regionales. Durante buena parte del año 2008, muchas encuestadoras registraron que los electores evaluaban de manera negativa la gestión de los gobernantes y alcaldes oficialistas. Todo esto indicaba que la influencia del Presidente para motivar a sus seguidores a votar incondicionalmente por los candidatos chavistas se había debilitado.

“Por más nobles que fuesen las motivaciones del Presidente para respaldar a sus candidatos, ellos habían decepcionado sus expectativas en la mayoría de las regiones donde triunfaron los chavistas”

Por otra parte, las elecciones primarias del PSUV, en algunas regiones, se realizó con altas dosis de autoritarismo y poca transparencia, reforzando aún más el divorcio del electorado chavista en torno a los candidatos oficialistas. La elección de candidatos por parte del partido de gobierno, muchos de ellos impuestos por decisión personal del Presidente y en medio de una baja participación de los militantes del PSUV, revelaba que el poder de arrear al electorado chavista a través del solo carisma presidencial había mermado significativamente. Estas circunstancias presagiaban que la oposición podía derrotar en varios estados a los candidatos promovidos por el oficialismo.

Aunque el electorado NI-NI y el Chavismo Light no se sienten comprometidos incondicionalmente con toda iniciativa del Presidente Chávez, ésto no ha ocasionado un crecimiento electoral de la oposición. Entre los meses de Julio y Agosto del 2008, a pesar de la pésima percepción, tanto de los gobernantes oficialistas actuales como de los candidatos del PSUV, muchos de ellos han recuperado o aumentado su respaldo electoral. Muchos de los gobernantes oficialistas que buscan la reelección en las presentes elecciones, a pesar de registrar altos niveles de rechazo dentro del electorado natural del chavismo, aparecen favorecidos en las encuestas de opinión pública.

Este resultado no tiene que ver con que Chávez haya recuperado su influencia para endosar su propio respaldo hacia los candidatos oficialistas. Nuestros monitoreos cualitativos revelan que la influencia presidencial ya no se reproduce mecánicamente en las decisiones de sus seguidores. Sin embargo, dicho divorcio no implicaba que la oposición era la opción lógica e imperturbable para ser seleccionada por esos electores que ya no confiaban en la infalibilidad política del Presidente. Si la oposición quería ganarse el voto del electorado, tanto chavista como NI-NI, sus candidatos deberían reunir una serie de requisitos y satisfacer una serie de exigencias, para ser tomados en cuenta como alternativas válidas.

La razón del poco éxito que han conseguido algunas candidaturas opositoras en determinadas regiones, se debe más bien a que la oferta electoral opositora no se ha compaginado de manera acertada con las exigencias del electorado oficialista desencantado. La pugna entre factores de la oposición para obtener la nominación unitaria repeoduce uno de los factores que hizo que buena parte del electorado chavista perdiera fe en la infalibilidad del Presidente para imponer candidaturas: el conflicto permanente en torno al poder político y la no selección de candidatos cuya figura no parece ajustarse a las expectativas de los electores.

“La influencia presidencial ya no se reproduce mecánicamente en las decisiones de sus seguidores”

La oposición ha apostado en demasía al descontento en torno a la gestión regional de aquellos estados donde el oficialismo ha gobernado en los últimos años, olvidando que sólo podría tener éxito electoral si ofrece una oferta que supere con creces el habitual ritual de votar por el candidato impuesto por el Presidente de la República.

¿Cuáles son los ingredientes que generan mayor vulnerabilidad a la estrategia electoral, tanto del oficialismo como de la oposición? ¿Cuáles son los elementos que resultan atractivos para considerar aceptable determinada oferta electoral?

Las motivaciones de un electorado racional

“El primer punto es que el chavismo no se ha divorciado del Presidente de la República”

El primer punto es que el chavismo no se ha divorciado del Presidente de la República, sino sólo que duda actualmente de su capacidad para tomar las mejores iniciativas políticas, como la elección más idónea de sus colaboradores (llámese ministros, gobernadores y alcaldes). El Presidente todavía cuenta con niveles de apoyo que oscilan entre el 45 y 55% del electorado venezolano. Atacar la figura del Presidente dentro de este contexto no sólo es contraproducente, sino puede ser mortal para cualquier estrategia electoral que busca arrebatarle espacios políticos al oficialismo. El venezolano que tiene conexión con la figura presidencial, tanto debido a su carisma como a la política de comunicación que emplea el Estado, permiten activar en el elector mecanismos de racionalización que ayudan a conservar el apoyo del electorado chavista y buena parte del NI-NI.

El elector chavista racionalmente puede percibir que los diversos elementos que cotidianamente afectan su calidad de vida se han deteriorado en los últimos años y por supuesto llega a la conclusión, que más allá de la oposición, el principal responsable sea la mala gestión del gobierno. Sin embargo, la relación social y simbólica que el Presidente mantiene con sus seguidores y simpatizante crea una percepción que, al menos con relación a la figura presidencial, está asociada a las buenas intenciones del Presidente y a una sincera preocupación por la problemática nacional, disolviéndose la culpa en los demás miembros del gobierno. Esto genera que ya el electorado que tradicionalmente votaba por el Presidente, ya no confíe en quienes lo secundan como funcionarios capaces de resolver los problemas del país, eximiendo de una obediencia absoluta a los imperativos del Presidente aunque se conserve de manera relativamente intacta el afecto en torno a su persona. Lo que motiva la fidelidad hacia el Presidente es el Presidente mismo y sus acciones individuales, mientras que toda la maquinaria partidista y sus colaboradores, tanto a nivel del Gobierno Central como Regional, están desprestigiados.

“El Presidente todavía cuenta con niveles de apoyo que oscilan entre el 45 y 55% del electorado venezolano”

La Figura actual del Presidente

a) Responsabilidad del Presidente en los problemas del país: el papel de los subordinados.

El electorado chavista y el sector NI-NI simpatizante, tienen una clara conciencia que los problemas del país no se han resuelto a pesar que el gobierno tiene el control de los gobiernos regionales y cuanta con inmensos recursos económicos. Si bien el sentido común más básico podría concluir que si el electorado percibe que el gobierno no está resolviendo de manera satisfactoria las necesidades de los venezolanos, es el Presidente de la República el principal culpable. Lamentablemente la realidad socio-política es más compleja.

El agravamiento de los problemas y la falta de soluciones no se le atribuyen al primer magistrado. A través de su carisma personal se genera una carga fuertemente afectiva que es difícil de racionalizar. Adicionalmente, la política comunicacional del gobierno se ha centrado en vender la imagen del Presidente como el redactor de un conjunto de iniciativas dirigidas a la resolución de los problemas del país, pero cuya implementación por parte del cuerpo administrativo termina siendo defectuosa. Esto crea la percepción que el Presidente de la República realmente intenta cristalizar acciones concretas para resolver los problemas del país y se preocupa por los venezolanos, pero debido a la incompetencia de sus subordinados, sean ministros, gobernadores o alcaldes, no logran el éxito.

La dinámica de las cadenas Presidenciales y del programa “Aló Presidente” alientan estos procesos de racionalización en el electorado, donde la formulación y aprobación de políticas públicas se centran exclusivamente en la figura presidencial, dejando la responsabilidad del éxito o fracaso de su implementación al resto de las autoridades gubernamentales.

Lo anterior implica que si bien atacar a la figura presidencial es electoralmente contraproducente, atacar a ministros, gobernadores y alcaldes puede ser políticamente muy rentable, ya que el electorado chavista centra en estas figuras la mayor responsabilidad.

El Presidente no se da cuenta de los que ellos hacen. Lo que le están haciendo alrededor. Y él confía en ellos y vamos a ver que son ellos lo que le están jugando sucio”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Se supone que si yo trabajo con alguien, uno se da cuenta a quien tengo al lado. No tengo para no darme cuenta de que es un ladrón. Supongo que es que le gusta eso”. NI-NI, mujer, joven. d.

“Que supuestamente él no sabe, que él se deja gobernar por los Alcaldes. Porque si él es el Presidente y está viendo que no sirve, salgan de ellos, para poner a otros que trabajen”. Chavista, mujer, adulto. D-E.

“El agravamiento de los problemas y la falta de soluciones no se le atribuyen al primer magistrado”

“Eso lo hizo el Presidente, lo malo es que de verdad yo quisiera que un día agarrara a todos los Alcaldes y les jalara las orejas, que los pusiera para que viera lo mal que lo están haciendo”. NI-NI, hombre, adulto. D-E.

“Yo le diría que siguiera haciendo lo que está haciendo, pero que cambiase esa gente, porque él trata de hacer cosas buenas pero los que los rodean, lo tiran para abajo”. NI-NI, hombre, joven. D-E.

Si ha hecho, más que los anteriores. Sólo que un solo hombre no hace montañas, es como que uno tiene una empresa y uno va estar pendiente hasta del mantenimiento, eso es lo que pasa, él está delegando y las personas no están cumpliendo”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Lo saca, pero muchas veces no se da cuenta a tiempo, él no tiene tiempo para dedicarse a todo. Para eso está la cuestión de la delegación”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Yo creo que ha hecho cosas buenas pero que hago si tengo buenos proyectos si yo a una persona le doy los recursos y lo que hace es hundirme-hundirme, nunca llego a salirme de eso”. Ni-NI, hombre, joven. D.

“Porque él delega y todo le llega por resultado. Entonces él no verifica, él no está pendiente, dice y da, pero no ve”. Chavista, mujer, adulto. D.

Si hay gente que gracias a él tiene bastantes beneficios y también le diría que quitara toda esa gente que tiene al lado que son puros corruptos también. Porque a veces él quiere hacer las cosas bien pero tiene mucha corrupción a su alrededor”. Chavista, mujer, tercera edad. D.

“Lo tienen engañados con Vargas, con los reales de aquí”. Oposición, hombre, adulto. D.

“Lo que pasa es que todos los que giran a su alrededor, porque otra vaina es que él no puede estar en todos los sitios. Necesita una persona. La gente cree que es él, pero son los que están alrededor”. Oposición, hombre, adulto. D.

“Yo creo que el presidente tiene muchos proyectos, de verdad, pero creo que quien ha destruido esos proyectos ha sido su entorno, la gente que lo rodea” NI-NI, hombre, joven. D.

“El entorno que él tiene no lo apoya en nada. De nada sirve que yo levante un dominó y que vengan los otros jugándome las otras veintisiete piezas”. NI-NI, hombre, joven. D.

b) Elementos que hacen que el Presidente se le perciba positivamente por parte de su electorado natural: Lo que no debe atacarse en la campaña electoral incluso si no se nombra al Presidente.

El Presidente Hugo Chávez no sustenta su popularidad tan sólo en una hábil estrategia comunicacional combinada a su carisma personal que logra el convencimiento en sus partidarios en torno a la idea que él realmente se preocupa por los problemas de todos los venezolanos. En concreto, la Presidencia de la República ha ejecutado una serie de acciones que en la realidad, si bien no resuelven los problemas, generan beneficios y percepciones que llevan a concluir que el Presidente beneficia a los venezolanos. La implementación de las misiones, la construcción de viviendas en las zonas más pobres del país y el fomento de cooperativas para fomentar el “Desarrollo Endógeno”, son iniciativas que generan una percepción de que realmente el gobierno está haciendo algo a favor de los más necesitados. Parece recomendable no atacar estas políticas gubernamentales, sino formular iniciativas superiores en medio del marco creado por las Misiones y los programas sociales, sin desplazarlas por completo.

Adicionalmente, se percibe que el Presidente ha fomentado una mayor concientización de la población en torno a las problemáticas políticas y sociales. Determinada acción debe ser seguida y halagada por los candidatos de oposición dentro de sus respectivos contextos políticos regionales, reivindicando la nueva conciencia política crítica del venezolano en los actuales momentos. Hay que evitar ofrecer el retorno a la indiferencia política que precedió a la elección del Presidente Chávez en 1998.

“El Presidente Hugo Chávez no sustenta su popularidad tan sólo en una hábil estrategia comunicacional combinada a su carisma personal”

“Lo bueno, es que ha ayudado a mucha gente, por lo menos lo que uno ha escuchado y lee”. NI-NI, mujer, joven. D.

“Por lo que está haciendo, por lo que ha hecho, ha ayudado a los pobres a conseguir casa, a estudiar, hay personas que se benefician como le digo de eso”. NI-NI, mujer, joven. D.

“Y lo bueno, bueno allá en Oriente si han hecho, han hecho casas, han hecho cooperativas comunales, ha ayudado a las personas que las necesitan. Les da trabajo y pone gente en el colegio. La agricultura, le ha metido crédito, todas esas cosas. Eso es lo bueno”. NI-NI, mujer, joven. D.

“Lo bueno del Presidente, es que él no empezó el ferrocarril pero lo terminó. La autopista que quiere hacer hacia Oriente, el puente sobre el Lago”. NI-NI, hombre, joven. D.

“Lo bueno, que hay educación, hay universidades, hay unas misiones llamadas Misión Sucre, Misión Ribas. Misión Negra Hipólita, que uno ha aprendido a leer, los que yo conozco han aprendido a leer. Eso son cosas buenas, por lo menos han puesto eso de los Mercales, que eso si ayuda”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Y personas que no tenían posibilidades de estudiar lo están haciendo, eso es positivo”. NI-NI, mujer, adulto. D-E.

“Lo que ha hecho, lo bueno que ha hecho son los beneficios, donde se han beneficiado la gente. ¿Qué beneficios? Casas a los que no tenían casas”. Chavista, mujer, adulto. D-E.

“Se percibe que el Presidente ha fomentado una mayor concientización de la población en torno a las problemáticas políticas y sociales”

“Sí ha mejorado. En la economía lo ha mejorado. En cuestiones de salud, ha mejorado. Han llegado cosas. La gente tiene más poder adquisitivo. Porque de esa persona que no podía comer irse a un Mercal y agarrar por diez mil bolívares comprar una harina de pan, un azúcar”. Chavista, mujer, adulto. C.

“Ha creado muchas misiones, pero ha apoyado a muchas personas en la parte educativa. Se está haciendo algo”. NI-NI, hombre, joven. D.

El mayor cambio que el Presidente Chávez ha producido en que las personas hablen de política, que la gente esté interesada en los recursos que tienen, que las personas comiencen a ver a Venezuela como un país que tiene riquezas. Antes los venezolanos veían el petróleo como que era eso del Estado, que nosotros no éramos parte del Estado (…) yo por lo menos no veía a Caldera, porque me daba sueño sólo verlo, no me interesaba la política, para nada. Y eso se ha despertado, en los universitarios, en el ama de casa, en todos lados, eso me ha parecido importante porque nos podemos interesar que el país es de todos”. Mujer, chavista, adulto. D.

“Como han opinado la mayoría, ha hecho muchas cosas buenas y ha hecho muchas cosas malas. Lo principal es involucrarnos a nosotros con la política, antes nosotros no sabíamos nada de política. Ahora todo el mundo habla de hasta lo último que tenga de política”. Chavista, Mujer, joven. D.

Él lo que quiere es que todos tengamos las mismas oportunidad. Eso es como con la Educación Superior, yo soy víctima del Centro Educativo, mi percepción es que las Universidades públicas los que están son los hijos de mamá y papá, del funcionario, del amigo de aquel”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Este país está acostumbrado a depender de los demás países y no hacer nada por sí mismo, como es posible que seamos la madre del petróleo y todo eso, y aquí no haya nada para refinarlo, todo tiene que ser de afuera. Yo lo que creo es que Chávez lo que ha intentado es que se hagan aquí, que se den aquí, que necesidad hay de comprar la papa cuando hay tierra para sembrar la papa. Y a mi me parece que es lo que está buscando”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Bueno yo pienso que la gente, que independientemente que si Misiones o no Misiones, ha impulsado a mucho a que se preparen. Pero yo he visto a muchos que la estructura familiar ha decaído, que es importante para la economía de Venezuela”. Chavista, mujer, adulto. D.

c) Las acciones del Presidente que generan rechazo dentro de sus partidarios y simpatizantes: Contra qué se lucha incluso si no se nombra al Presidente por nombre y apellido.

Existe un evidente deterioro de la imagen del Presidente frente a su electorado tradicional, especialmente a partir del proceso de rechazo a la Reforma Constitucional del 2007. Si bien ese deterioro no es radical y no se ha traducido en una elevación sustancial de los índices de desaprobación a la gestión del Presidente, evidencian una fragilidad de su figura cuando las condiciones sociales que afectan la calidad del venezolano se deterioren y el gobierno no tenga recursos para paliar dichas deficiencias. Los seguidores del presidente, si bien siguen enganchados por medio de elementos fuertemente afectivos, se han hecho cada día más racionales y más críticos, creando distanciamientos significativos.

“El venezolano en general, incluyendo el simpatizante chavista promedio, cuestiona el ambiente de polarización que vive el país en los actuales momentos”

El venezolano en general, incluyendo el simpatizante chavista promedio, cuestiona el ambiente de polarización que vive el país en los actuales momentos, buscando, en contraste, la unión y la solidaridad entre venezolanos. El lenguaje de provocación y descalificación usado por el Presidente hacia sus adversarios, suscita rechazos profundos en la población venezolana, lo cual hace necesario que en cualquier campaña electoral se evite utilizar esos mismos recursos de descalificación. Criticar las descalificaciones ‘puede ser muy útil y explicaría en buena parte el éxito del Movimiento Estudiantil para movilizar a la ciudadanía venezolana contra la Reforma Presidencial. Si se provoca que los candidatos oficialistas recurran a este estilo de confrontación política mientras se les enfrenta con un discurso de reconciliación y unión, se podrían obtener importantes réditos políticos.

También la agenda política internacional del Presidente y los obsequios económicos a otros países tienen alta impopularidad dentro del electorado chavista y en general. Vincular esta acción del Presidente, sin mencionarlo, también podría ser útil si se puede asociar a que los recursos no llegan a las regiones porque el Presidente los regala a otros países. Sólo superando la polarización, la sociedad venezolana le puede demandar al presidente que otorgue recursos a las regiones, no importando el color de quien sea gobernador u alcalde.

“Que el se mete con otros países, se mete con otros países y no con Venezuela”. NI-NI, hombre, adulto. D.

“El ha tenido fallas. Hay gente que necesita muchas cosas, pero él se lo ha dado a otros países”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Sobre todo porque hizo que el país se dividiera, trajo más violencia. Antes sí se veía ricos, copeyanos, pero no eso de que la gente se matara, todas esas cosas que han pasado en el país”. Oposición, mujer, adulta. C.

“El debe dedicarse al país primero, la prioridad es Venezuela”. Chavista, mujer, joven. D.

“Que la gente dice que no, que él no tiene tiempo para estar pendiente si el Alcalde de aquí hizo, que no hizo, que si el gobernador se robó los reales, pero si tiene tiempo para meterse en los problemas de los otros países y no de preocuparse y ocuparse de los problemas que realmente tenemos en Venezuela. Claro porque si él no tiene tiempo para ver si los Alcaldes se están robando los reales, pero si que Uribe se metió en Ecuador, porque no tiene tiempo para ver lo que está sucediendo en el país”. Oposición, mujer, adulto. D.

“Yo a veces cuando veo los programas, cuando dice que se han graduados dos médicos, no me gusta que hable de eso como si fuera cierto, porque a él lo que le presenten son cantidades que no están explicando lo que es la verdad. Me gustaría que viniera como él vino en un principio, que dejara esa postura que tiene de que estamos sobrados, se metiera más con el pueblo. Me parece el mejor de todos los anteriores, y hasta que aparezca una persona de oposición que de verdad proponga algo mejor que él, no creo que haya otro sustituto”. Chavista, mujer, joven. D.

“El lenguaje de provocación y descalificación usado por el Presidente hacia sus adversarios, suscita rechazos profundos en la población venezolana”

“Lo que más me gusta es el trabajo hacia la comunidad, lo que no me gusta de él es el radicalismo de él, que es tan radical, “Los ricos son malos” pero como usted dice, ellos trabajaron, pero también están que los ricos son personas que no ven a los pobres como personas que pueden entrar a la universidad, las mismas oportunidades de ir a una clínica, tener el mismo servicio público”. Chavista, mujer, joven. D.

“Y lo malo, que no se meta con los demás países, que se encargue de Venezuela, ya que los demás países tienen sus presidentes”. NI-NI, hombre, joven. D-E.

“Mira, si yo tuviera la oportunidad de hablar con él, le dijera que no viajara tanto, que por lo menos los viajes que hace para Cuba es por puro gusto, porque está saliendo igual de corrupto que el cubano Fidel Castro. Si es que está vivo todavía”. NI-NI, hombre, joven. D.

“A mi me parece extraño este gobierno, es como un bochinche, me parece hasta absurdo escuchar hablar a Chávez cuando le grita asesino a otro Presidente, en el otro Aló Presidente cuando rompió con Colombia. Eso es absurdo, es loco. ¿Cómo va a hablar así?”. NI-NI, mujer, joven. C.

“Una de las cosas que no me gusta del Presidente es la forma en que se expresa con los presidentes de otros países. Por lo menos con el Presidente Bush, que si el imperialismo, la manera en que lo insulta. Yo me imagino que si tú vas a la guerra, yo no daría la vida por él, que mande a sus hijos y cuando vea a él mandando desde allá, a lo mejor iría. Pero una cosa que digo, si el se mete con Estados Unidos, ¿qué piensa él? Que nuestros soldados (sin discriminar a los de aquí) con estos tanques, comparados con Estados Unidos que pueden mandar un misil y acabar con Venezuela”. NI-NI, hombre, joven. C.

“No me gusta su manera de hablar, a veces se excede mucho. Se pone a insultar. A veces se pasa. Eso es lo malo de él, realmente se pasa”. NI-NI, mujer, adulto. C.

“Lo que no me gusta es que él se mete con los otros países, ¿Por qué se mete con Colombia? ¿Con Estados Unidos y todos esos países? Eso es lo malo de él, porque habla mucho de lo que no debe”. NI-NI, mujer, adulto. D.

d) El Rechazo a la Reforma Constitucional: ¿Qué elementos atentan contra la cultura del venezolano desde el discurso oficialista?

El rechazo electoral de la Reforma promovida por parte de la Presidencia de la República el 2 de Diciembre del 2007, fue el primer gran revés electoral sufrido por el Presidente Hugo Chávez desde que llegó al poder en Diciembre de 1998. Durante años, tanto el carisma del Presidente de la República para vender un discurso reivindicativo de las clases populares en Venezuela, como el desarrollo progresivo de una poderosa maquinaria electoral para promover tanto su reelección como el éxito de sus candidatos y propuestas constitucionales, le había asegurado un éxito reiterado en la historia política contemporánea de Venezuela. Pero en el 2007, tanto por la no renovación de la concesión a RCTV como a la iniciativa de Reforma Constitucional, crearon una dinámica en el electorado chavista, que los llevó a votar en contra de la Reforma propuesta por el Ejecutivo y el Legislativo Nacional.

“El rechazo electoral fue el primer gran revés electoral sufrido por el Presidente Hugo Chávez desde que llegó al poder en Diciembre de 1998″

El electorado chavista, que durante años votó de manera acrítica por cada uno de los candidatos promovidos por el Ejecutivo Nacional como por las iniciativas legislativas promovidas por el gobierno, desarrolló un conjunto de criterios autónomos que los llevó a rechazar racionalmente el proyecto de Reforma Constitucional. Dichos criterios se fundamentaban tanto en elementos contenidos en la misma propuesta de Reforma como también en elementos que, a través del rumor y la generación espontánea de razonamientos individuales, generaron dudas y confusiones que los llevó a dos salidas el 2 de Diciembre del 2007: Votar en contra de la Reforma de manera tajante o abstenerse en el acto electoral. Esto se tradujo en una gigantesca abstención electoral dentro de las regiones que habitualmente eran bastiones del chavismo. De la misma manera, en muchas zonas populares de las principales ciudades del país, la votación a favor del NO fue sustancialmente alta, en contraste con municipios del país que regularmente servían como bastiones electorales de la oposición, donde se registraron altos niveles de abstención durante el referéndum de la Reforma.

Estos resultados revelan que el electorado habitual del chavismo puede desarrollar mecanismos de racionamiento autónomo que contradigan el discurso carismático del Presidente. El elector chavista puede estar en desacuerdo con la figura de Hugo Chávez, sin necesidad de desertar al campo electoral de la oposición y de los NI-NI, ejecutando un voto contrario a los intereses del Presidente pero sin sentir de alguna forma que lo está traicionando. El elector tiene intereses individuales y grupales que pueden disentir del discurso oficialista, y tiene por lo tanto la suficiente autonomía de votar por lo que le parece más conveniente para él y por lo que él comprende como “el bien común” o nacional.


Propiedad Privada:

Los entrevistados dijeron que se temía la incautación y repartición arbitraria de los bienes de los venezolanos. El venezolano de las clases populares tiene una poderosa valoración del trabajo y la autosuperación, que se cristaliza a través de la obtención de bienes materiales. La propiedad en cuanto a la vivienda que se posee es el caso más poderoso de dicha valoración. La idealización de la pobreza, convertida en casi ideología política por parte del gobierno actual resulta desagradable para el chavista y lo estimuló a votar en contra de la Reforma que intentaba crear formas “comunitarias y colectivas” de propiedad. Esto se fortaleció al verse las experiencias de expropiación, nacionalización e invasión promovidas desde el gobierno (en el contexto de las Leyes Habilitantes se puede intentar replicar este fenómeno).


Patria potestad de los niños:

Muy en la corriente del punto anterior, los chavistas creyeron que al mismo tiempo que se relativizaba la propiedad privada, la patria potestad de los niños corría peligro, ya que supuestamente el Estado se aseguraba la jurisdicción de los niños a partir de cierta edad. Este elemento no estaba presente en la iniciativa de la Reforma como tal, pero al sentirse que ya de por sí la Reforma atentaba contra la Propiedad Privada, la Patria Potestad por lógica podía correr peligro. Se generó un rumor a gran escala que trató de llenar el vacío de información que buena parte del electorado sufrió durante la campaña. El electorado dejó de votar o votó en contra debido a que creía que el gobierno invadía el aspecto más sagrado de su vida privada: La relación entre padres e hijos.


La concentración de poder en el Presidente:

Reflejado en la reelección indefinida, el poder de nombrar vicepresidentes en las regiones y demás atribuciones adicionales contenidas en la Reforma. Si bien este tercer elemento no fue tan poderoso como los dos anteriores, tuvo su peso en el elector chavista y NI-NI para no otorgar un poder desmedido al Presidente en la regulación de la vida política, económica y social del país. Esto refleja una inherente vocación democrática en el venezolano promedio, incluyendo al chavista.

“Bueno porque demostramos que cuando nosotros queremos votamos algo a favor de nosotros, todo el mundo pensó, yo también pensé que eso no era correcto ¿verdad? Porque íbamos a retroceder y entonces cuando todo el mundo fue a votar, unos no votaron porque no entendieron. Pero ganó el país y gano los venezolanos”. NI-NI, mujer, tercera edad. C.

“En los barrios fue por eso, porque nadie estuvo de acuerdo con que si uno tenía un televisor y quería comprar otro, uno entonces se lo van a quitar para dárselo al otro que no tiene. Ve tú también y compra tu broma”. Chavista, mujer, adulto. C.

“Lo que más me molestaba de la Reforma, como te diría, lo que significaba era él para siempre. El autoritarismo, esa constante de estarte atemorizando, la amenaza constante”. Oposición, mujer, adulto. A-B.

“Los chavistas no estaban suficientemente informados sobre esa Reforma. No leyeron los artículos. Yo por mi parte los leí y no estaba de acuerdo con eso. Me parecían innecesarios. Había unos que sí me gustaban, por ejemplo, el que favorecía la economía informal, a los buhoneros, pero la mayoría los vi innecesarios. Pienso que el NO ganó por eso, los mismos Chavistas no votaron, porque no estaban suficientemente informados. A muchos les daba flojera leerlos, no les importaba y prefirieron abstenerse que ir a votar. Fíjese que hubo mucha abstención”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Esos comentarios que hacía la oposición que le iban a quitar la casa, a las personas, a los hijos. Si leí los artículos, pero tenía la duda. ¿Será que no entendí o qué el articulo no se entiende claramente? Uno sabe interpretarlo pero los interpreta cualquiera”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Yo no leí mucho eso, pero la gente se abstuvo de votar por temor que le iban a quitar la casa, le iban a quitar los hijos y eso. Una mentira así se termina convirtiendo en verdad. La prensa ayudó”… Chavista, hombre, adulto. D.

“El electorado dejó de votar o votó en contra debido a que creía que el gobierno invadía el aspecto más sagrado de su vida privada: La relación entre padres e hijos”

“Bueno, yo lo que digo es que muchos votantes tuvieron miedo de que les iban a quitar los hijos, que les iban a quitar las casas, que les iban a quitar muchas cosas (…) Para mí muchos votantes cogieron miedo de votar por eso. Entonces no salieron a votar. Especialmente muchos chavistas, muchos chavistas cogieron miedo de votar por esa broma de la Reforma, que le iban a quitar los hijos o quitar las casas. No estaban de acuerdo con Chávez y estaban asustados, les habían metido un miedo”. Chavista, mujer, tercera edad. D.

“Yo digo que la mayoría de la gente no estaba de acuerdo con lo que estaba haciendo Chávez. Yo voté, inclusive leí algo de la Reforma y por lo que me decía la gente me llenaban de cosas la cabeza. Qué te van a quitar tu hijo, que iban a subir la comida con el bolívar fuerte y esa broma. Yo de todas maneras fui a votar, bueno la mayoría de la gente no estaba de acuerdo”. Chavista, mujer, joven. D.

Yo creo que la gente votó en contra porque no estaban de acuerdo. Pero yo no creo que se le hayan volteado, es sólo por la Constitución que no estaban de acuerdo. Pero la gente que es chavista sigue siendo chavista”. Chavista, mujer, joven”. D.

“Yo creo que lo que pasó es que mucha gente se dejó llevar por los medios de comunicación. Aparte del gobierno que no pudo con todas las propagandas del oficialismo, se comentaba que les iban a quitar la casa, que le iban a quitar los hijos, que si te van a quitar todo, junto con la gente que toda la vida han estado contra el gobierno, ya que no voy a decir que la gente se puso bruta o se puso ignorante. Es increíble creer que te van a quitar los niños a los tres años ¿A dónde se van a meter tantos niños? Yo creo que eso fue una de las causas de que principalmente mucha gente se negó a votar”. Chavista, hombre, adulto. D.

“No, por la Reforma no, pero mis nietos se pusieron contentos porque ellos siempre me decían cuando hablaban de la Reforma “abuela, él no me va a dejar estudiar lo que yo quiero” ya que tengo mi muchacho estudiando para la Universidad y estaban preocupados de qué iban a estudiar”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Tuvo su peso en el elector chavista y NI-NI para no otorgar un poder desmedido al Presidente en la regulación de la vida política, económica y social del país

Porque los venezolanos estamos acostumbrados a un sistema democrático, a un sistema, y el que sabe y leyó la reforma y se informó o por rumores o por vecinos, sabe que eso iba contra del sistema que ya se tiene. Más que todo lo de la propiedad y lo de los niños, que a partir de los tres años iban a ser adoptados por el gobierno, en las escuelas, y de ahí iban a ser prácticamente adoctrinados y tendrían permiso dos veces al mes, creo que era para ir a sus hogares para no perder el lazo familiar. ¿Y LA REELECCIÓN INDEFINIDA? Exacto también eso. ¿A LA GENTE LE MOLESTÓ ESO? Claro, claro que sí”. Oposición, hombre, joven. D.

“Hubo muchos artículos que uno leía, pero no los sabia interpretar. Yo fui a unas reuniones donde dieron explicaciones de varios artículos y sin embargo uno se quedaba en el aire. ¿Qué pasa? Que el gobierno los interpretaba a su favor, verdad, pero la oposición los interpretaba a su favor también. Entonces ahí es donde hubo una contradicción y hubo duda. La gente tuvo mucho miedo de ir a votar, es verdad, hubo muchos chavistas que son chavistas, y a la hora de las elecciones se echaron pa’trás y votaron por el NO. Por ese miedo, por la inseguridad, por tantas propuestas que se escuchaban, aparte de lo de los hijos habían muchas más… Y las cosas impuestas no pueden ser. El miedo, el miedo, el miedo, la falta de información. El que te iba yo decir a ti y ella lo interpretaba de otra forma y se lo pasaba a ella”. Chavista, mujer, adulto. C.

El Perfil de un candidato ideal


a) Independencia política: No polarizar aunque se forme parte de la oposición.

El venezolano siente un rechazo existencial contra el retorno a la forma de hacer política anterior al ascenso del Presidente Chávez, lo cual genera una generalizada antipatía por las figuras del pasado político. La polarización política ha desprestigiado, en consecuencia, al liderazgo opositor vinculado a las formas tradicionales del bipartidismo, ya que la lucha entre los factores que apoyan o rechazan al Presidente de la República se ha dado de manera existencial, con tonos maniqueístas sin debate de propuestas de gobierno.

La forma maniqueísta en que se ha dado este enfrentamiento ha desprestigiado a los dos bandos políticos. Se percibe que cada polo sólo brega por sus intereses particulares y no se preocupa por lo que quieren los venezolanos, lo que lleva automáticamente a pensar que cualquier candidato que llega a un puesto de poder se dedicará más al enfrentamiento político con sus contrincantes que a la resolución de los problemas más graves que sufre la población venezolana. Esto motiva al elector en el sentido de la búsqueda de una figura política ajena a la polarización quien debido a la falta de compromisos políticos-partidistas, podría dedicarse exclusivamente a la labor de resolver los problemas de las comunidades.

Los partidos de oposición no pueden negar la naturaleza partidista de sus candidatos, pero pueden perfectamente enfocar la promoción de una candidatura si se da entender que la misma no responde a intereses sectarios. Comprometer una visión nueva de los partidos y los candidatos, enfocados más en conocer los problemas de las comunidades y huir de la diatriba gobierno-oposición que a la descalificación de la labor presidencial.

“Siempre he dicho que la oposición cuando venga una persona que me diga, en vez de decirme todo lo malo que ha hecho Chávez, me dé alternativas y me dé herramientas, yo votaría por él”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Podrían votar por alguien de la oposición, que arregle esto, que saquen a todos los buhoneros”. Chavista, hombre, adulto. D.

“Sí, para evitar eso de la contrariedad, prefiero alguien neutro”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Depende, si tiene una buena propuesta, me gustaría más un independiente”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Porque yo digo que ninguno de los dos sirve. Ni de la oposición ni del gobierno. Lo mejor es que fuera imparcial. Le daría más de lleno al estado, y no estuviera pendiente de la política”. Oposición, mujer, adulto. D.

Esto motiva al elector en el sentido de la búsqueda de una figura política ajena a la polarización

“Que fuese una persona no chavista ni escuálida, sino independiente, para poder unirnos, porque desde que comenzó el Presidente con las 7 estrellas o que son las 8, ser chavista, escuálido, Venezuela hizo como así (manos dividiéndose). El país está dividido completamente. NI-NI, mujer, joven. D.

“Que trabaje, no importa de que clase de política venga. Si es del chavismo, si es de la oposición, mejor que sea independiente. Que no sea corrupto como son los demás”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Independiente, que no sea chavista, no importa si es independiente o de oposición. Que no sea chavista nada más”. Oposición, hombre, adulto. C.

“Independiente. Independiente, porque puede traer nuevas estrategias, nuevas ideas para sacar a Venezuela. Que no sea lo mismo de esta oposición, para quedarse con la Presidencia, el chavismo igual, es como una competencia. No me gustaría eso. No me convence. NI-NI, mujer, joven. D.

“Independiente. Porque no es del uno ni del otro, que sea independiente de todo. ¿Para qué? Para que gobierne bien en el país”. NI-NI, mujer, adulto. D.

b) Gerencia: La preponderancia de la gestión pública por encima de la diatriba partidista.

La mala gestión que ha caracterizado la gerencia de los asuntos públicos por parte de las autoridades regionales durantes los últimos años, es interpretada, tanto por el elector chavista como el NI-NI en las zonas populares, como que la vinculación del candidato a una facción política se traduzca en una gestión gubernamental exitosa. El empeoramiento de las condiciones de vida de los venezolanos en los últimos años debido al desempleo y el auge del delito, hacen necesario que el candidato debe tener claras credenciales para gestionar los asuntos públicos. Esto se traduce en que los candidatos deben tener credenciales como buenos administradores y gerentes.

En este contexto, la oposición debería promover la imagen de candidatos claras habilidades gerenciales, en contraste con el gobierno que promueve figuras políticas cuyo mayor virtud es su incondicional obediencia al partido oficial. La promoción de un curriculum gerencial del candidato a través de los medios y del contacto personal con los electores pueden ser modos viables de comunicar esas cualidades.

“El que trabaje, no importa que sea chavista o lo otro. Que sea gerente, porque político está todo con la política. Que trabaje por la región, que esté pendiente de la comunidad”. Oposición, hombre, adulto. D.

“Porque si no quedamos en lo mismo, en la misma división, bueno más bien en la misma discusión. Yo digo que fuese una persona nueva, darle una oportunidad de ser neutral, que tenga nuevas propuestas y que no hable ni que escriba, sino que haga”. Chavista, mujer, joven. C.

“El debe tener los medios para hacer lo que propone, porque cuando son candidatos prometen y prometen, y cuando agarran el mando, se olvidan de lo que prometieron”. Chavista, mujer, adulto. D.

“¿El Alcalde ideal? Debe ser gerente, y segundo, lo que dijo allá el profesor, solidaridad, porque si eso no se cumple, ni que tu vengas con Summa Cum Laude, Postgrado,, usted no va a hacer nada”. NI-NI, hombre, adulto. C.

“A mí me gustaría que fuese gerente, porque los políticos siempre se van por lo mismo”. NI-NI, hombre, Adulto. D.

“Si tú lo hicieras bien, lo recompensas con el voto. Si tu mamá te manda a ti una tarea, le tienes que decir “Si lo haces bien, te tengo una empanada”, así que tu tienes que ir… Cueste lo que te cueste, tienes que lograr eso, para que te pueda regalar la empanada. Llegan los alcaldes, ofrecen casas a uno, ofrecen lo que uno no tiene, y uno a va a darle el voto por la necesidad que uno tiene, uno va y le da el voto. Pero realmente no lo hace, para mi llega un alcalde y me dice “Mira, tu voto me falta, y yo te voy a dar lo que tu no tienes, una casa” que es lo único que me hace falta, porque gracias a Dios tengo a mis hijos. Y yo le doy el voto, pero no sabría si me va a dar la casa o no, o simplemente me mintió porque quería mi voto. Ese es el problema”. NI-NI, hombre, joven. D-E.

El empeoramiento de las condiciones de vida de los venezolanos en los últimos años debido al desempleo y el auge del delito, hacen necesario que el candidato debe tener claras credenciales

“Debe ser un gerente, político no tiene que ser, pero un buen gerente y que tenga su persona que lo respalde, su equipo. Que tenga un buen equipo y que pueda confiar en su equipo”. NI-NI, mujer, tercera edad. C.


c) Programa de gobierno: Los problemas a tomarse en cuenta en todo plan de gobierno.

Los electores en general no quieren promesas difusas de los candidatos ni ofertas estrambóticas de grandes obras. El elector, sea chavista, NI-NI u opositor, quiere soluciones concretas a sus problemas cotidianos, a través de un plan bien estructurado y elaborado, que describa los pasos a realizar por el aspirante para resolver las problemáticas de la localidad. Se debe evitar hacer promesas sobredimensionadas, especialmente si de antemano no se ha tenido contacto con las comunidades para conocer cuáles son los problemas que enfrentan. Cuanto más concreto y coherente sea la propuesta, mejor recibido será por los electores. Los problemas más repetidos por los sujetos estudiados son:

Inseguridad: Tanto delincuencia como tal como la corrupción de los cuerpos policiales.

Basura: Problemas de recolección de desechos por parte de los cuerpos competentes.

Vialidad y tráfico: Falta de construcción de medios de comunicación que asegure el tráfico fluido de vehículos.

Buhonería y desempleo: Altas tasas de desempleo en el área formal de la economía desembocan en grandes números personas dedicados a la buhonería y al transporte “pirata”, que atenta contra el orden y la seguridad de las comunidades.

Servicio de agua: Deficiencias en el acceso al servicio de agua por parte de las zonas populares de las principales ciudades del país.

Baja participación: Escaso nivel de convocatoria de las comunidades organizadas para la resolución de los problemas locales.

“Mira, mal entrenamiento de los efectivos, mala organización del personal policial en las áreas que realmente se muestran afectadas, en este caso barriadas, no sé, avenidas principales, sitios nocturnos: esos que necesitan de mayor presencia. Bancarias, etc.”. NI-NI, hombre, joven. C.

“La delincuencia. No sólo en barrios, no diría que sólo en barrios sino que los autobuses a diario atracan. A la salida de tu edificio. Hay una zona que no se puede transitar, que es desde Pollo Arturo´s hasta la plaza Ponce: demasiada delincuencia”. NI-NI, mujer, joven. C.

El elector, sea chavista, NI-NI u opositor, quiere soluciones concretas a sus problemas cotidianos

“La inseguridad es muy fuerte. En todas partes donde tú vayas ahorita tienes que andar como con dos ojos adelante y dos atrás prácticamente… Yo creo que eso viene es de la familia porque los valores más que todo son de la familia. Independientemente también puede ser culpa de la misma policía, del mismo gobierno que no dan más policías, más guardias”. Oposición, hombre, joven. D.

“Aquí ha habido meses y pico en que el aseo no ha venido, los mismos escombros los tiran allí, huelen a muerto. Aquí no hay agua, las cunetas están tapadas, aquí cuneta que ves es cuneta que está tapada. No hay cuneta que fluya el agua, sino que corre por las calles”. NI-NI, hombre, joven. D-E.

“Con tantos motorizados, los carros, los mismos transportes públicos han tenido que ceder el espacio. Incluso ellos mismos han tomado espacio. Y no respetan, por lo menos en las paradas no respetan, te pasan por encima, no esperan que baje un carro, ellos se meten. Por encima de todo la problemática del centro de Petare, los buhoneros, la inseguridad tanto de los mismos mototaxis con el trasporte, como la inseguridad con los malandros como tal”. Chavista, mujer, joven. D.

Por la falta de legislación tenemos, por ejemplo, los buhoneros no le aplican las sanciones, no hay normas, no hay quienes la hagan cumplir. El policía ve al buhonero y le pasa por el lado. Ven los motorizados llevándose gente por el medio, no hacen nada, por esa falta de legislación. Tenemos problemas con el transporte público, porque los transportistas no quieren trabajar, trabajan hacia un sector y hacia el otro porque le dan la gana”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Yo digo que el aumento de los buhoneros es porque no hay fuentes de trabajo. Es una manera más fácil de adquirir los recursos, han cerrado muchas empresas. Pero también en esa parte ha fallado un poco el Presidente. Tnemos una cantidad grande de personas sin empleo”. Chavista, mujer, adulto. C.

Los problemas más repetidos por los sujetos estudiados son: Inseguridad, basura, tráfico, vialidad, buhonería, desempleo, servicio de agua y baja participación

“Por lo menos la vialidad, por lo menos para la cantidad de carros que hay en este momento, ya que el Estado le ha permitido a muchas personas obtener vehículos y eso, es una vialidad bastante poca para la cantidad de vehículos”. NI-NI, hombre, joven. C.

Principalmente las vías están colapsadas, el estado está igual a los nueve años que llevamos de tragedia. O sea, esto no ha mejorado en nada. NI-NI, hombre, joven. D.

d) El candidato ético: Que valores debe promocionar el candidato para rescata el ejercicio de la política.

Existe una visión compartida de que no basta que el candidato adecuado llegue al poder para que los problemas locales empiecen a resolverse, sino que los problemas del país son más profundos de lo que una gestión gubernamental puede arreglar. Se cree que en gran parte los problemas del país se deben al deterioro de los valores morales en los ciudadanos venezolanos, lo que les impide actuar en forma cooperativa para resolver los problemas del país. Problemas como la delincuencia, la poca honestidad de los políticos y la colocación de la basura fuera de los lugares destinados, vienen de profundos problemas educativos originados en el hogar venezolano, debido a la falta de interacción entre padres e hijos, cuyo problema reside en que los primeros dedican excesivo tiempo a las actividades laborales que aseguran la subsistencia de la familia.

“Se cree que en gran parte los problemas del país se deben al deterioro de los valores morales en los ciudadanos venezolanos”

En consecuencia, los candidatos no deben limitarse a hacer propuestas concretas y atractivas para los electores, sino también ofrecer el rescate ético más allá del que el clima polarización política venezolana sugiere. Es necesario que los candidatos sean ejemplos éticos para rescatar los valores en las comunidades que piensan gobernar, ofrecer campañas de concientización a favor de la responsabilidad ciudadana de los venezolanos y crear programas sociales que permitan que la juventud se someta a programa educativos que lo alejen de lo que la ciudadanía venezolana identifica como los antivalores.

“Muchos padres han fallado en la educación de sus hijos, por eso los hijos están en la calle haciendo cosas que no deberían hacer. Porqué si veo un muchacho que se educó de la misma edad de mi hijo… Una señora igualita a mí, ¿Cómo es posible que ese muchacho se fue por drogas, por aguardiente, por robar carro, cuando prácticamente él tuvo la misma educación que yo le di a mi hijo? Nosotros los padres fallamos, y fallaron a lo mejor los padres nuestros. En estos días tenía una vecina que me dice: “Estuvo aquí la señora que tuvo 9 hijos”, eso no es que no haya gobierno, eso es esto (tocándose la frente) porqué esa señora tuvo como 9 hijos, si no podía con un hijo, tuvo 9 y los nueve se le fueron y le trajeron los nietos, y ella lo aceptó, eso no es el gobierno. Eso va en uno, y si uno como ser humano no trata de mejorar, ser más gente, el país seguirá siendo como está y seguirá para atrás”. NI-NI, mujer, adulta. C.

“Generalmente los padres salen a trabajar y los hijos, que lo hacen super-temprano, los dejan en el colegio. Salen y cuando regresan los hijos ya están en la calle. No hay calidad de vida, los padres no comparten con sus hijos. No tienen oportunidad de darles consejos, no tienen oportunidades de ocuparse de ellos por el trabajo. NI-NI, mujer, adulto. C.

“Bueno lo de la juventud es el problema eso, que muchas veces los padres no comparten con los hijos porque el trabajo no lo permite pero hoy en día la madre sale a trabajar, y quedan solos por supuesto”. NI-NI, mujer, adulto. C.

“Mira este, llamaría más a la juventud poniéndole rehabilitación, buscándole proyectos a las familias para buscar la manera de establecer más policías. Que los mismos policías sean una gente honesta, porque ellos también los ayudan bastante. Los policías ayudan mucho a los delincuentes, entonces combatiría eso de un poco de los policías que son más delincuentes que los propios delincuentes que están en la calle. Y buscaría de combatir ayudando de salir de eso del alcohol y las drogas”. Chavista, mujer, adulto. D-E.

“Los candidatos no deben limitarse a hacer propuestas concretas y atractivas para los electores”

La delincuencia está porque yo digo que los muchachos les gusta más eso. Los papás no tienen tiempo para educarlos, pero como hay que salir a trabajar, se le hace más fácil dejar el niño en la calle o dentro de la casa, entonces ellos hacen las cosas malas. Y una cosa es que ellos hacen lo malo, eso es algo que está latente. Ellos imitan lo malo que ven en la televisión”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Pero yo también pienso que es un problema de colectividad, aquí no hay colectividad, aquí lo que hay es un individualismo a todo nivel. Una cosa que a mi me causa un poco de gracia, salen problemas de corrupción y nosotros somos los primeros corruptos. Si yo puedo resolver así, a realazos limpio, lo resuelvo, porque yo soy individualista y yo resuelvo mi problema. Yo si me llevo por delante a un poco de gente, a mí no me importa, porque yo no sé quienes son”. Oposición, mujer, adulto. A-B.

“Esos valores, esos anti-valores, todos los hemos fomentado. Cuando nosotros vamos a sacar una cédula, lo primero que nos preguntamos entre los amigos es que haces tú para que me recomiendes alguien para sacar la cédula. Entonces nosotros tenemos unos anti-principios que nos creamos y esa crisis, ese anti-principio que no lo revertimos en algún momento”. Oposición, hombre, adulto. A-B.

“Los valores, sobre todo los valores que se han perdido en la casa, en el colegio. Los mismos maestros, los mismos maestros de antes no eran como los maestros de ahora. Por lo menos como eran los maestros de nosotros “buenos días, con permiso”, tú vas en un autobús y te daban el puesto. No ahora no, más bien uno la mujer tiene que darle el puesto al hombre. Desde pre-escolar es que tienen que aprender los valores. Los mismos maestros, a veces el mismo maestro que te está hablando con el cigarro y te están hablando de las películas, de esas comedias de ahora que no sirven ¿Cómo aprende uno a ser cachua? Con las comedias ¿Qué hacen esos niños viendo esas cosas? ¿Qué pueden aprender esos niños viendo eso a esa edad? ¿Qué les da la televisión?” Chavista, mujer, adulto. D.

e) Experiencia: Un currículum para tomar en serio la oferta política.

El elector, en medio de su proceso de toma de decisiones racionales, buscará una manera, no sólo de que el candidato tenga la intención de cumplir las promesas, sino también certificar de alguna forma que tiene las habilidades necesarias para hacerlas. Tanto chavistas, opositores como NI-NI buscan localizar los antecedentes del candidato, tanto académicos como laborales, que indiquen que tiene la capacitación adecuada para ejercer el cargo al que se postula. El elector buscará conocer si el candidato posee antecedentes exitosos de gestión que lo califiquen como el individuo idóneo para el puesto público, o al contrario, si tiene antecedentes reprochables que lo descalifican para recibir el voto de la ciudadanía.

Todo candidato que desee obtener espacios en las futuras elecciones debe al menos disfrutar de alguna experiencia de gestión gubernamental, que sometido al escrutinio del electorado, pueda calificarlo como eficaz para aspirar al cargo deseado.

El elector buscará conocer si el candidato posee antecedentes exitosos de gestión que lo califiquen como el individuo idóneo para el puesto público

“Lo que más se puede acercar es Leopoldo, por la gerencia que ha tenido. Me gusta mucho lo que dijo el señor de que es la misma gente, pero ¿Quién pone los policías? ¿Quién pone la policía de tránsito? ¿Quién organiza, quién pone las reglas, quién hace cumplir las leyes, quién cumple las leyes también? La gente que se encarga. Lo que pasa es que me parece que está muy chamo”. Oposición, mujer, joven. C.

“Yo si creo que lo podría hacer bien, porque como dice mi papá, cuando estuvo en Chacao se comienzan por mínimas cosas, no que nos va a poner como está Chacao ahorita, por lo menos si tú votas un papel al piso y te llaman la atención, porque allí tienes la papelera. Entonces yo me imagino, que claro que puedo hacerlo pero poco a poco, no va a cambiar de la noche a la mañana, nadie lo podría hacer, y pienso que si podría hacerlo”. Ni-Ni, mujer, joven. D-E.

“Por lo menos me gustaría darle la oportunidad, por lo menos uno viene abajo, de pequeño hacia mayor, él comenzó por lo menos con un municipio pequeño, Chacao. En Chacao uno circula, tarde en la noche, salgo del trabajo a las 11 de la noche, y la seguridad es demasiado buena. Por lo menos la limpieza, eso es demasiado bonito”. Ni-NI, hombre, joven. D.

“No conozco mucho a Enrique Mendoza, pero sé su segundo período y me pareció que hizo algo. Podría votar por él. Si me ponen a Enrique y a Diosdado, obvio que me voy por Enrique”. NI-NI, mujer, adulto. D.

“Como Chacao, yo sé que Chacao es pequeño, pero si en Chacao se pudo ¿Por qué nosotros no podemos tener el mismo orgullo y respeto? Yo sé que Chacao es pequeño como estoy diciendo y él pudo con eso, pero también en Chacao hay barrios pequeños”. NI-NI, mujer, adulto. Petare.

“Fue ministro cuando Carlos Andrés Pérez. Eso no puede ser buena persona”. Chavista, hombre, tercera edad. D.

“No me gusta Roberto Smith porque él fue uno de los que atropelló, vamos a decirle así, fue de los que estafó a los trabajadores portuarios. Él fue uno de los que participó en esa privatización, fue uno de los que participó en que al trabajador portuario no se le dieran las prestaciones sociales que le correspondían”. Chavista, mujer, adulto. D.

“El creo que estuvo en el gobierno Carlos Andrés, me acuerdo que estuvo en la venta de CANTV, cuando CANTV era pública. El estuvo en ese proceso para privatizar la empresa”. Chavista, hombre, joven. D.


f) Contacto con las comunidades: Cómo garantizar que el gobernante de hoy no olvide a los electores de ayer.

Por último, el candidato no sólo debe tener un contacto más personalizado con sus electores (en la medida de que los recursos de la campaña lo permitan), sino garantizar de alguna forma que cuando llegue al poder mantener contacto permanente con la comunidades. Gran parte de la decepción en el electorado chavista y NI-NI ante los actuales gobernantes regionales es que los mismos han abandonado a sus gobernados, para dedicarse a las actividades partidistas o encerrarse en sus actividades burocráticas. Esto crea una sensación de desamparo en los gobernados, quienes sienten que los funcionarios que eligieron los han traicionado y ya no cumplen su rol de gobernantes a cabalidad.

El candidato debe garantizar vías de comunicación entre las comunidades y el gobierno local, para mantener un flujo de información permanente que le permita al mandatario regional la continua información sobre los problemas de las comunidades, y a las comunidades mantener el control sobre sus gobernantes.

“Que no solamente lo haga para ganar votos, que se meta por todos los barrios y que cuando gane haga lo mismo”. Chavista, hombre, adulto. D-E.

“Se vienen para los barrios, las mil maravillas, te hablan bonito, pero cuando ganan es otra cosa. Yo una vez tuve que hablar con el gobernador, tienes que pedir una audiencia y tienes que esperar dos meses. Cuando llegas y quieres hablar con el Gobernador para esto te dice “Si,” y no te resuelve nada. Te vas a mover y el gobernador sale para otro lado. Por otra puerta, y uno se queda viendo hasta las tanta de la noche”. Chavista, mujer, tercera edad. D-E.

“Porque tenemos al gobernador aquí y está puro viajando. Llevando real para afuera, y los reales aquí no se ven”. Oposición, hombre, adulto. D.

“Y el alcalde sí hizo bastante: robó, chupó aguardiente, viajó, viajó, viajó y no lo hemos visto. Es más, no sabemos si el que se murió fue el líder político de Cuba o el alcalde de nosotros porque no sabemos si existe o no existe. Nunca le hemos visto la cara”. NI-NI, hombre, joven. D.

“¿No ha venido el Alcalde entonces? Yo no lo he visto, lo vi cuando se tiró a candidato y cuando vino ahorita con el candidato este. Más nada”. Ni-NI, mujer, joven. D.

el candidato no sólo debe tener un contacto más personalizado con sus electores

“Yo de verdad que el Alcalde, no le sé decir si lo hace bien o lo hace mal porque no lo he visto”. NI-NI, mujer, joven. D.

“En mi opinión yo creo que él no se ha acercado, yo rara vez he escuchado que haya tenido una reunión con la Asociación de Vecinos, con los Consejos Comunales, ha hecho en eso muy poco. Oposición, hombre, adulto. B.

“Ha dejado de ser un hombre público para ser un fantasma que aparece sólo por medio de la televisión”. Oposición, hombre, adulto. B.

Bueno porque primero tener el conocimiento de las legislaciones es fundamental para un Alcalde. Porque sabe por donde la ley va y por donde te puede fregar. Este después, porque si estás abocado al trabajo social, eres doliente, tú estás consciente, no estás como el Alcalde de aquí bebiendo, despachando desde el restaurante”. Oposición, mujer, adulto. B.

Valores que motivan al elector

El elector no sólo se siente motivado para votar con base en determinada preferencia política, sino también por los valores morales que regulan la forma en que va orientar sus acciones. El venezolano promedio tiene la firma creencia que el rescate del país no sólo nace de la buena gerencia de los gobernantes, sino de una responsabilidad conjunta entre la ciudadanía y los gobernantes políticos. Los electores no sólo quieren gerentes eficientes, con experiencia y buenos planes de gobierno, sino orientadores éticos que ayuden a rescatar los valores ciudadanos que son fundamentales para hacer prosperar cualquier administración exitosa de una comunidad.

Toda gestión exitosa del país, llámese Chacao o Metro de Caracas, se vincula a que los ciudadanos acatan correctamente las normas que regulan el comportamiento entre personas y la relación con el patrimonio público, donde la labor de la autoridad es canalizar ese comportamiento de la mejor manera. Por lo tanto es necesario no sólo ofrecer un programa de gobierno coherente, sino una brújula y una campaña electoral enfocada en el rescate de los valores que la ciudadanía cree que son los que deben guiar a la sociedad venezolana.

Los candidatos deben enfocarse en valores centrados en familia, trabajo, superación, la no polarización entre venezolanos y la búsqueda de la solidaridad entre los habitantes en Venezuela. Todo plan de gobierno se verá endeble ante los ojos de los electores sino se propone un nuevo ciudadano ético que haga valer los cambios que se van implementar. Parcialmente ese fue el discurso que permitió al actual Presidente llegar al poder y hasta cierto punto dicho discurso le ha permitido mantenerse con relativa popularidad entre sus partidarios. Sólo el ciudadano ético puede hacer trascendente una buena gestión de gobierno.


a) Educación y familia.

“El venezolano promedio tiene la firma creencia que el rescate del país no sólo nace de la buena gerencia de los gobernantes, sino de una responsabilidad conjunta entre la ciudadanía y los gobernantes políticos

La familia en Venezuela, incluso dentro de una dinámica matrisocial (es decir, fuertemente centrado en la figura de la madre) que caracteriza a la sociedad venezolana, reviste como la base de todo comportamiento ético de la sociedad venezolano. El venezolano percibe que la crisis de valores en la sociedad venezolana nace de la disfuncionalidad de la familia venezolana. Dicho deterioro se traduce en la desorientación moral de los hijos, que no tienen patrones acerca del bien o el mal que los orienten a acatar las normas de convivencia para garantizar la vida en sociedad. La familia es el punto de inicio de la formación tanto académica como ética y ciudadana del individuo, donde los sujetos socializan las pautas de comportamiento que posibilitan la vida en sociedad.

El candidato debe reivindicar tanto su propia imagen familiar (es decir, poner a su propia familia como ejemplo) como garantizar dentro de su plan de gobierno planes sociales que garanticen el auxilio a las familias más vulnerables a los desajustes que la pueden tornar como disfuncionales. Alertar que la familia venezolana está en peligro y garantizar un compromiso social entre gobernantes y gobernados para salvar esta institución social.

“Bueno, les recomendarían que se preocuparan más por sus familias, por la educación en la familia, no estar pendiente del bochinche, porque los venezolanos de lo que están pendientes es de un bochinche, de un viernes para ir a tomar, y no están pendientes de la formación de la familia”. NI-NI, hombre, joven. D.

“Que las familias se unan más, más unidad en la familia, unidad con el estado, que sea más comunicativos, que compartan muchas cosas”. NI-NI, hombre, adulto. D-E.

“El mensaje que les daría directamente es que vayan a la raíz del problema de la familia, a los que son los padres de familia. Que realmente se preocupen por una educación que realmente pueda dar frutos positivos para sus hijos”. Chavista, hombre, joven. D.

“Comparto lo que dice él de eso de la familia, pues tener más amor, más unidad”. NI-NI, mujer, joven. D.

“Igualmente le pusiese más atención a la familia, y lucharan más por la unidad en el hogar, en los hijos”. Chavista, mujer, adulto. D-E.

“Los valores desde el hogar, los de la familia, los que le inculquen a uno. Porque ellos son los que nos van a enseñar a nosotros a querernos, a querer a los demás, si nosotros queremos a los demás, vamos a querer al señor que no tiene nada, vamos a querer al perrito que se está muriendo, vamos a tener como una sensibilidad hacia esa persona. Entonces con ese valor que a uno le den en su casa yo creo que no habría tanta delincuencia como hay ahorita”. Oposición, hombre, joven. D.

El candidato debe reivindicar tanto su propia imagen familiar como la de garantizar dentro de su plan de gobierno planes sociales que garanticen el auxilio a las familias más vulnerables

“Yo creo que el origen de todos los problemas del venezolano y el mundo entero corresponde a la educación que comienza en la casa. No en la escuela, no en la casa del vecino, sino en la familia que es el fundamento de cualquier país”. Oposición, mujer, joven. C.

“La familia tiene el peso, la crisis de la familia le ha afectado la cantidad de divorcios, la cantidad de todo eso ha hecho que la familia se críe con personas extrañas”. Oposición, hombre, adulto. B.

“Pero yo he visto que la estructura familiar ha decaído… El rompimiento de la familia”. Chavista, mujer, adulto. D.


b) Responsabilidad del ciudadano.

El ciudadano tiene el deber de participar en la resolución de los problemas que afectan a su comunidad, colaborar con sus vecinos en torno a las dificultades que afectan la calidad de vida de todos y hacerse responsable de las acciones que genere y que puedan atentar al bienestar colectivo. El ciudadano debe evitar convertirse en un elemento generador de problemas para la comunidad en que vive y en cambio convertirse en un vector multiplicador de experiencias que ayuden a replicar acciones de colaboración para luchar contra aquellos males que afectan la calidad de vida de los venezolanos.

En este contexto, el candidato que no sólo llame a la realización de un creíble y atractivo programa de gobierno, sino la reconversión del ciudadano en un artífice permanente del éxito de las políticas públicas. Garantizarle un trato respetuoso por parte de la autoridad que asegure dicha conducta y buscar campañas de concientización que estimulen esa conducta ciudadana ejemplar, son ofertas electorales de alta penetración en la población. Por lo tanto es necesario formular un discurso político acorde al rescate del rol activo del ciudadano en la resolución de los problemas de la comunidad.

“Que colaboremos todos con el estado. Que lo quieran más, que aporten más, que salgamos todos a luchar por nuestro estado. Chavista, mujer, adulto. D.

“Que no se quejen tanto y que actúen, porque muchos “no, si, es que no me gusta este, no me gusta el otro”, entonces haz algo. Motiva alguien a quien te guste, que se lance, haz algo. No, tú quieres que todos resuelvan por ti, nunca va a ser así. Oposición, hombre, joven. A-B.

“Si yo fuera candidato, yo creo que les diría, teniendo como tengo un diagnóstico, que estoy clara de cuáles son los problemas, estoy dispuesto a afrontarlos pero necesito la ayuda de todos y cada uno de los que conforman mi municipio. No todos me pueden ayudar en todo, pero hay muchos que me pueden ayudar en determinados sectores”. Oposición, mujer, adulto. C.

“Yo les diría que si podemos hacer de Caracas un lugar vivible, pero necesitamos de la colaboración de todos. Tenemos que ser co-responsables todos los que vivimos acá, a trabajar juntos para hacer de Caracas, a volver a recuperarla”. NI-NI, mujer, adulto. C.

El ciudadano debe evitar convertirse en un elemento generador de problemas para la comunidad en que vive y en cambio convertirse en un vector multiplicador de experiencias

“Yo les diría a los caraqueños: ¿qué es lo que ustedes quieren, quieren vivir mejor o quieren vivir peor? Si quieren vivir mejor, tienen que poner de su parte, todos, desde el más pequeño al más grande. Ahora si quieren para peor, seguimos como estamos”. NI-NI, mujer, tercera edad. D.

“Y que diga “todos somos responsables de todos” Chavista, mujer, adulto. D.

“Votaría por él. Sería alguien que si le va a echar pichón a la cuestión”. NI-NI, hombre, Adulto. D.

“Yo digo que lo apoyaría y que también estaría pendiente si de verdad lo va a cumplir. Alguien que sea de confianza, para poderle darle mi voto”. Oposición, mujer, adulto. D.

“Todos somos responsables de nuestros actos, cada quien tiene una responsabilidad, que es como dice la señora aquí, que veo que lo están tratando de dañar, pero no hago nada por evitarlo, entonces, ya soy responsable. Soy responsable porque en su debido momento no tomé el correctivo, no opiné, no tomé medidas. En ese aspecto, todos somos culpables, en cierto aspecto y de cualquier modo. NI-NI, hombre, joven. D.

c) Respeto y tolerancia: Fin de la polarización

Los estudios cualitativos están indicando que la polarización política y social empieza a menguar sustantivamente. Seguidores tanto del gobierno como de la oposición ya no adoptan automáticamente el razonamiento amigo-enemigo que ha caracterizado el discurso de ambos bandos durante años, pues se percibe que la diatriba política se traduce en la paralización de las iniciativas dirigidas a la solución de los problemas del país.

La lucha polarizada gobierno-oposición ha almacenado en la memoria del venezolano, un conjunto de imágenes de violencia que progresivamente se le hace insoportable, ya que la lucha existencial que se ha desarrollado en los últimos años le es moralmente inaceptable al venezolano promedio. Los mismos entrevistados cuestionan fenómenos como la discusión política permanente de manera radical entre bandos en las zonas populares y la división dentro de las mismas familias venezolanas.

La lucha contra la polarización convierte en imperativo el rescate del valor de la tolerancia y la búsqueda de la reconciliación. El ciudadano demanda el rescate de la solidaridad concreta entre los venezolanos, ya que la violencia desatada en la rutina de vida del venezolano se hace cada vez más insoportable.

La nueva oferta electoral debe rescatar el espíritu de solidaridad en todos los niveles de la sociedad. Ni siquiera dentro del discurso debe haber diferencias entre chavistas y opositores, sino que todos los electores son venezolanos y se les debe convocar por igual para ser partícipes por un proyecto de país (o de región) incluyente para todos. Ofertar la unión entre venezolanos y la despolarización del debate público es un factor competitivo y superior frente al discurso excluyente y violento del oficialismo, expresado en su forma más pura por el lenguaje de Presidente de la República.

“Todo el mundo ahorita quiere tener la razón, el país está muy dividido, nosotros mismos nos hemos dividido, ya no compartimos 5 minutos sin pelear. Yo no le voy a echar la culpa a nadie, porque a mí no me está mandando Chávez, a mí me está mandando mis sentimientos, la misma pobreza, la misma falta de dinero. El mismo stress que te produce la necesidad, la rabia que otro se te acerque y dice “Oh, sí, Chávez hizo algo bueno” y entonces donde está lo que yo no puedo conseguir, que estoy pasando trabajo tanto o más que tú. Entonces esas cosas nos hace el enemigo del otro. No sé si depende de las prioridades de cada quien, pero yo pienso que muchas gentes cerramos los ojos”. Oposición, mujer, adulto. D.

“Yo conozco a un proveedor que le dice a su jefe “Mira, todos los chavistas que hay aquí, bótalos”. ¿Por qué debería ser así? No debería. Mi jefe me pregunta si voy a votar por Chávez, no me tiene que preguntar eso. Le digo que si lo voy a votar, porque me gusta, pero entonces él está como diciéndome que no lo haga. El ve las cosas de esa manera porque vive en la Lagunita… No, yo no estoy de acuerdo entre eso de chavistas y escuálidos, todos somos venezolanos a la final”. Chavista, hombre, adulto. D.

La nueva oferta electoral debe rescatar el espíritu de solidaridad en todos los niveles de la sociedad

“Si está dividido ahorita, se puede unir pero no como estamos, o sea, como está. La gente está muy agresiva, te montas en el metro y se entiende que son modales, son costumbres, que un caballero le cede al puesto a una mujer, ahora no”. Oposición, hombre, adulto. D.

“¿Se pueden poner de acuerdo chavistas y gente de oposición? Claro, todos somos seres humanos”. NI-NI, hombre, joven. E.

“Vamos a organizarnos, vamos de repente, está la oposición, están los chavistas, que se entiendan por medio del Presidente. Que todo sea por el país, que sea más organizado y más unido. NI-NI, hombre, joven. D.

“Lo que ella está diciendo, si habla de socialismo, de igualdad, somos un sólo país, somos Venezuela, todo igual. Si el Alcalde lo está haciendo bien por allá, en Chacao, lo puede hacer bien aquí. Pero la capital de Venezuela es esta, debería estar más limpio, ser más segura, desde mi punto de vista sería bueno que estuviese ese Alcalde aquí, siendo chavista o siendo opositor. Lo que importa es que ayude a la comunidad”. NI-NI, mujer, joven. D.

“Sobre todo porque hizo que el país se dividiera, trajo más violencia. Antes sí se veía ricos, copeyanos, pero no eso de que la gente se matara, todas esas cosas que han pasado en el país”. N-NI, mujer, joven. D.

“Pero una de de las cosas que le critico a mi presidente –porque es mi presidente- es precisamente esa cuestión que tiene él: hay un problema equis, Chávez se desborda, esto tiene que ser así y así y no se hace. Que yo soy chavista, que yo soy de oposición. No vamos a caer en esa estupidez porque nuestro pueblo es uno sólo”. Chavista, mujer, adulto. Maiquetía.

“Basta de división, porque estamos divididos, que nos uniéramos para luchar juntos”. NI-NI, mujer, adulto. D.

Ofertar la unión entre venezolanos y la despolarización del debate público es un factor competitivo y superior frente al discurso excluyente y violento del oficialismo

“Si, unidad. Porque es algo lógico, porque lo que hay ahorita es pura división, así por separados no vamos a salir hacia delante. Y comprendiendo al otro es que vamos a salir hacia adelante”. Chavista, mujer, tercera edad. D.

d) Autosuperación y trabajo

Entre los que valores motivan el accionar de los venezolanos y pueden tener un peso significativo en sus decisiones políticas, está la valoración del trabajo y la condena al ocio y la haraganería desmedida. Si bien el estereotipo más difundido en el imaginario venezolano es que el sujeto de las clases populares (y en ocasiones también los miembros de las clases medias y altas) desprecia el trabajo y el estudio como una vía de ascenso social, se evidencia que ese estereotipo sólo lo reproduce una parte minoritaria de los venezolanos.

El venezolano de estratos D y E tiene una visión del trabajo como modo de autosuperación personal, donde la valoración por el estudio y el trabajo para ascender material y educativamente es valorado en gran medida por los miembros de estos estratos. Si bien el estereotipo del “pobre flojo” está fuertemente difundido en el imaginario de las clases populares, esa imagen se condena debido a sus rasgos conformistas que tiene, mientras se valora el esfuerzo por elevar sus condiciones y cosechar éxitos tanto en su vida material como personal.

Dentro del mismo chavismo se condenan determinados programas sociales que estimulan el parasitismo y el conformismo de los beneficiarios. El “pobre” percibe que las Misiones y demás programas sociales no ayudan sustantivamente para superar la pobreza, en el mejor caso la alivian y amortiguan sus efectos más perversos.

En este contexto existe la percepción unánime que sólo a través del empleo estable y la formación laboral adecuada el venezolano puede acceder a una dinámica económica favorable para el ascenso social, sin necesidad de recurrir a una relación parasitaria y de dependencia con el Ejecutivo Nacional. Esto hace imperativo la creación de un discurso político que, no sólo reivindique el trabajo como modo de superación de vida en todos los aspectos, sino redactar un plan donde el gobierno crea las condiciones más idóneas para la creación de empleo y unas relaciones laborales más humanas y respetuosas.

“Son gente que no ha estudiado, que no quiere estudiar, o como hay gente cómoda que está en su casa diciendo “Yo no he recibido ningún beneficio”, “No consigo trabajo”, ¿Cómo te van a dar si no sales a buscar?” Chavista, mujer, adulto. D.

“Lo malo, yo creo que ya eso de los comedores populares, porque alimentas al sinvergüenza, esa es la palabra. Mi madre dice que siempre el venezolano le ha parecido flojo, le gusta que todo se lo den, que se lo lleven y toma. No trata de buscar, de echarle pierna, aunque si hay gente que lo hace. Él no recibe del gobierno e igual está trabajando, tiene su cosa, tiene su moto, su familia, sus hijos, igualito. Pero hay otros que no, hay otros que se quedan estancados, O que toma un trabajo para que le hagan las cosas, eso no debe ser, como eso de los comedores, yo no veo lógico eso. Hay muchos afectados, pero hay también muchos aprovechados, que se meten allí para coger la comida”. NI-NI, hombre, joven. D.

El ciudadano venezolano siente que ninguna iniciativa tendrá éxito si no hay un rescate de los valores morales del ciudadano común en Venezuela

“¿Qué necesita un pobre para surgir? Ganas de surgir, que tenga trabajo, trabajar. Superación, luchando por uno mismo, lo que uno quiere hacer, trabajar, estudiar”. NI-NI, hombre, adulto. D.

“La fuerza de voluntad porque no hay que tener ni plata ni ser rico. Mi mamá me cuenta una historia, mi mamá tuvo un restaurante, que su abuelo no lo supo aprovechar. Y ella tenia una mesonera, y la mesonera tenía un hijo, y el hijo era un rolo de loquito, y se graduó en su colegio, pasó a su liceo, y por suerte así se inscribió en la prueba interna en la UCV y salió el chamo en ingeniería petrolera, y el muchacho cuando se vio en el listado, pateando un periódico, y leyó el listado con el nombre de él. Duro unos meses en la Universidad Central, después lo mandaron a Maracaibo, su futuro cambió, nunca se detuvo por no estudiar, siempre siguió, y hoy en día está súper-cómodo, ¿Y de donde arrancó? De abajo, sólo nada más su empeño de estudiar”. Chavista, hombre, joven. D.

Sólo a través del empleo estable y la formación laboral adecuada el venezolano puede acceder a una dinámica económica favorable para el ascenso social

“Yo no sé, allí dicen que porque hay mucho desempleo, pero si quiere trabajar deberían ir para Coche, ya que se gana dinero en Coche, y aquel que no quiere trabajar, porque si no consigue en algún lugar, lo consigues en Coche. Siempre que haya algo que martillar, siempre sale”. Chavista, mujer, adulto. D-E.

“Para salir de la pobreza, eso debe ser socialmente. Date de cuenta de que la gente que vive en los cerros y tú ves las casas que están en esos cerros. Eso no se puede llamar pobreza, porque a lo mejor comen mejor que uno que está aquí abajo. Pero ¿Cómo se sale de la pobreza? ¿Con ayuda o con empleo? A parte de ayuda y empleo debe haber educación”. Chavista, hombre, adulto. D.

“Es como que si te estuvieran lavando el cerebro y diciéndole que el que está conmigo está bien. No, yo estoy bien porque yo trabajo, porque yo estudio, porque yo me esfuerzo por tener lo que tengo. No porque una persona me dé”. Oposición, hombre, adulto. D.

“Haría más empleo para la gente, hay que superar la gente pero con empleo. Yo no voy a llevarle comida a miles, porque lo que hay es sinverguenzura. Mientras tú lleves comida a una familia, a una casa, entonces los tienes allí bajando. Eso es lo que hizo el Presidente, la gente está mantenida de eso”. NI-NI, hombre, adulto. D.

“Yo si tengo un buen empleo tengo derecho a disfrutar de la plata mía. Yo no lo puedo juzgar porque se haya hecho una piscina, porque de repente yo como gerente de una empresa hago para construirme una casa de 3 pisos”. Chavista, mujer, adulto. D.

“Le brindaría estabilidad económica a las empresas extranjeras, haciéndoles saber que se le va a respetar su capital para así generar empleo, porque hay mucho desempleo. Abriría de nuevo las escuelas técnicas porque no todo el mundo nació para obtener un título universitario, hay gente que le gusta trabajar y eso les daría una calidad de vida. Reestructuraría el seguro social. Darle calidad de vida a la persona, porque, yo no sirvo para estudiar a mi me gusta trabajar ya que ese es mi talento, pero le daría una calidad de vida”. Chavista, Mujer, joven, D.

Conclusiones y recomendaciones

Toda oferta electoral que trate de convertirse en alternativa a los programas oficialistas no puede fundamentarse en la abolición de estos programas sino en el replanteamiento de los mismos con base a criterios de eficiencia

El oficialismo no disfruta del poder de antaño para utilizar la figura del Presidente como portaviones electoral, debido a factores como el deterioro de la calidad de vida del venezolano, el desarrollo de una conciencia crítica en el elector chavista y NI-NI, el rechazo a las pretensiones autoritarias del Presidente y la mala gestión de los gobernantes oficialistas. Sin embargo, la popularidad del Presidente dista de haber mermado radicalmente entre su electorado tradicional, porque aún el agravamiento de los problemas, aunque se le atribuye a la mala gestión del Estado, no se vincula directamente al Presidente sino a sus colaboradores. Tal realidad hace aún inviable atacar directamente al Presidente de la República como culpable de las problemáticas que sufre el país, pero deja el campo abierto para un ataque crítico a sus ministros, gobernadores y alcaldes.

Las iniciativas en materia de programas sociales y políticas públicas elaboradas desde el gobierno central, llámese misiones, programas habitacionales o los sistemas de inclusión en el sistema educativo formal, son percibidos por la mayoría de la población en las zonas populares como progresos indiscutibles por parte la Presidencia de la República. Por lo tanto, toda oferta electoral que trate de convertirse en alternativa a los programas oficialistas no puede fundamentarse en la abolición de estos programas sino en el replanteamiento de los mismos con base a criterios de eficiencia, discriminación positiva a favor de la población-objetivo más necesitada y la creación de empleos de calidad para el ascenso social. Si el electorado piensa que los problemas del país no se resuelven por culpa de los colaboradores del Presidente, lo más lógico es argumentar que, si bien el Presidente tiene buenas intenciones, votar por sus candidatos es la peor manera de ayudarlo y por lo tanto es más conveniente votar por candidatos opositores o independientes.

El discurso violento del Presidente es el elemento que, junto con la excesiva dedicación del Ejecutivo Nacional al tema internacional, crea más rechazo en el electorado chavista y NI-NI. Se deben criticar estos vicios como parte medular de la conducta del oficialismo en gobernaciones y alcaldías, ofreciendo como alternativa una dirigencia política comprometida con un discurso de reconciliación e inclusión política. Hay que evitar el revanchismo desmedido, especialmente al atacar la figura Presidencial que aún disfruta de altos niveles de popularidad y de la cual todavía dos de cada tres electores chavistas disculpan por los problemas del país.

El discurso violento del Presidente crea más rechazo en el electorado chavista y NI-NI

La lucha contra la división del país y la polarización política ha creado en el electorado chavista la necesidad de buscar candidatos que apuesten a la reconciliación y unión entre venezolanos. La estrategia del gobierno hasta el momento busca deliberadamente polarizar para así evitar los procesos de racionalización que puedan favorecer una propuesta eficiente en detrimento de la afiliación partidista. La oposición no puede caer en la trampa de polarizar con el gobierno, donde la empatía que aún genera el presidente pone en desventaja a la oposición a la hora de captar votantes en las zonas populares. Es necesario en cambio la búsqueda de la despartidización del debate político, centrando la discusión en cómo deben resolverse los problemas del país. El elector promedio percibe que los candidatos de un bando u otro, al llegar al poder, perpetuarán el conflicto entre facciones y no se centrarán en la solución de los problemas. Se hace necesario vender la idea de cierta independencia política de los candidatos.

El candidato debe mostrar un plan de gobierno coherente y verosímil, así como tener las habilidades concretas para resolver los problemas. Tiene que certificar un curriculum de experiencia que lo habilite como competente en el cargo. Acercarse a las comunidades no sólo para conocer sus problemas y posibles soluciones, sino conocer el modo en que los perciben. Debe crear un plan de gobierno concreto, muy enfocado a problemas como la inseguridad, el desempleo, la prestación de los servicios públicos esenciales y el fomento de la participación ciudadana en la solución de los problemas locales. El plan de gobierno debe basarse en gran parte en la promoción de un equipo de trabajo que certifique la capacidad del candidato, desechando las sospechas de improvisación y demagogia. Las soluciones no deben ser estrambóticas, sino basarse en medidas concretas y verosímiles a los ojos de los electores, que son extremadamente escépticos a los planes excesivamente ambiciosos de los políticos en campaña.

Unido a la lucha contra la polarización política y la propuesta, el candidato debe apelar a los valores éticos de sus electores. No basta con tener antecedentes gerenciales adecuados ni un plan de gobierno correcto y verosímil para los electores, el ciudadano venezolano siente que ninguna iniciativa tendrá éxito si no hay un rescate de los valores morales del ciudadano común en Venezuela. Se vincula en gran parte del buen funcionamiento de una iniciativa exitosa en materia gubernamental, en la existencia de una ciudadanía responsable que permite que las acciones implementadas desde el gobierno sean exitosas gracias a la colaboración del venezolano común y corriente. Es necesario también promocionar un programa de concientización que ayude a rescatar los valores morales en la población más joven, ya que el electorado vincula el deterioro de la institución familiar y la falla de valores como la fuente de los problemas más serios del país como la inseguridad, la corrupción, la basura y la escasa participación ciudadana. El candidato debe venderse como un ejemplo ético que puede lograr estos objetivos y tener un discurso centrado en los valores de la familia, la reconciliación política, la auto-superación de las clases populares y la tolerancia entre venezolanos. El político que quiere el venezolano del siglo XXI es un político ético y que fomente el comportamiento moral entre los ciudadanos.

Oscar Shemel
Presidente Hinterfaces

actualidad » en esta sección

buscador