Nelson Bocaranda comenta hoy, en su columna de “El Universal”, entre otros temas, los atropellos del chavismo a Enrique Krauze, Alvaro Vargas Llosa y Fernando Mires.

Esta es su columna completa:

Alto

SI NO ES CENSURA… ¿QUÉ ES?

Tres ejemplos recientes demuestran y confirman el miedo que los rojos tienen a que la verdad del momento venezolano se conozca plenamente ahora que el dinero para sus chulerías “compra conciencias globales” se les esta haciendo más escaso.

El primero tiene que ver con el destacado historiador mexicano Enrique Krauze, quien después de una rigurosa investigación terminó un libro sobre el régimen de Chávez, pero se ha llevado desagra- dables sorpresas a la hora de publicarlo. Tenía pactada la publicación venezolana con Santillana, como ha hecho con otros textos de notable éxito, pero los editores se rajaron a última hora sin dar explicaciones razonables. Lo mismo sucedió con otro sello editorial de Caracas, cuyo gerente dijo que debía pensar bien antes de dar el paso. Ya el texto fue presentado en España con elogiosos comentarios de la crítica y circulará entre nosotros gracias a la decisión de Alfa, pero después de estos capítulos inesperados e insólitos tratándose de un autor tan calificado. ¿Miedo de perder negocios o temor a represalias del oficialismo?

El segundo tuvo que ver con la serie “Las consecuencias” que el periodista Álvaro Vargas Llosa preparó para National Geographic Channel. El capítulo re-ferente a Venezuela y el populismo de Chávez le habría sido prohibido transmitirlo al canal, so pena de perder el permiso para su frecuencia en los canales de cable y satélite, como lo reseñó la revista Semana de Colombia.

El último fue la retención y vejación humillante de la que fue objeto el historiador, filósofo y político Fernando Mires por parte de la Guardia Nacional en el Aeropuerto de Maiquetía. Hasta su derecho de comunicarse con las embajadas de Chile y Alemania le fue negado. Luego, ya en el avión, un grupo de trasnochados -y chulos- izquierdistas europeos que habían estado invitados por el Minci lo abuchearon gritándole “Chávez no se va” en alemán. Las cloacas bucales enriquecidas con la robolución se muestran cada día más contentos y sin vergüenza alguna… mientras siga el “cuanto hay pa’ eso”…

¿CUÁL FUE LA RAZÓN?

La falla eléctrica del pasado domingo, a pesar de tener a tres empleados de Edelca presos, no termina de explicarse siendo el día y la hora del suceso en los que menos energía eléctrica se consume en todo el país. Al rumor insistente de que pueda ser un “ensayo electoral” por si las cosas no le salen bien a la roja delincuencia el próximo 23N hay que añadirle -con justificada razón- la posibilidad de que haya sido una demostración adicional de la ineptitud del más ineficiente y corrupto régimen que conoce la historia venezolana. Cuentan que el domingo debía transportarse en helicóptero por el cielo caraqueño la larga guaya principal del Metrocable a colocar entre las estaciones del cerro de La Charneca y el Parque Central. La foto de dicha operación apareció en este diario, el pasado lunes 20, en la portada de la sección Caracas.

Esa actividad estaba programada con anterioridad y por ello aparecieron sendos avisos en varios diarios en los que se notificaba la suspensión del tránsito por la autopista Francisco Fajardo entre las 10:00 am y las 12:00 del mediodía de ese domingo. A alguien se le olvido colocar la advertencia de que también debía suspenderse el servicio de energía eléctrica -como protección para cuando pasara por encima la aeronave con la guaya guindante- de las torres de electrificación apostadas en el cerro Ávila, y cuya energía viene de Guri, a las mismas horas de esa mañana. Un “genio” decidió suspender la llamada línea de 800KVA, siendo allí cuando se le fue de las manos el caso provocando el caos que duró, en total con los altibajos de potencia y apagones, casi 48 horas hasta que se normalizó. ¿Y las felicitaciones por los 15 minuticos?..

Medio

MIEDO ELECTORAL.

El Gobierno le suspendió la acreditación de seguridad a todas las escoltas de los rectores del CNE. Eso supone que más que escoltas serán damas de compañía, ya que ninguno andará armado. En el medio de rumores de suspensión de elecciones… ¿qué significa que el Gobierno se niegue a proveer armas y credenciales al personal de seguridad de los rectores electorales? ¿será que los dejarán a merced del hampa reinante para provocar algún incidente? El miedo es libre y el culillo gratis hemos venido repitiendo desde hace años…

PARÍS.

Arrancó la llamada “Conferencia Europea” que montaron Ignacio Ramonet, Bernard Cassen, el embajador Jesús Pérez, el ministro consejero Federico Ruiz Tirado y el asesor de la chancillería Temir Porras. La cosa es grande, pues asistirán el ex presidente portugués Mario Soares y muchos intelectuales franceses, alemanes, ingleses, italianos y rusos con todos con gastos pagos. La cuenta va aproximándose a los 300 mil euros porque deben llegar el canciller Maduro, su combo de la chancillería y el presidente de Fundayacucho y yerno presidencial Jorge Arreaza.

Por cierto que en la embajada se comenta de un supuesto disgusto del presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, con el hijo del embajador Pérez -quien representa a la empresa Alston- por haberse saltado a la petrolera en un negocio referente a la construcción de varios ferrocarriles en suelo venezolano donde además dejaron de lado a la empresa austriaca que los había ofertado y a las francesas que Ramírez contactó. Se quedaron esperando a Castro Soteldo quien -supuestamente- también tenía que ver con la negociación…

Bajo

¿SIN PASAPORTES?

Como la reciente medida chavista de intimidar a políticos, profesionales y periodistas reteniéndoles sus pasaportes a la entrada o salida de los aeropuertos no les funcionó, pues los resortes democráticos de la población funcionaron y los medios libres y no miedosos la denunciaron, ahora estarían listos para ir a una segunda etapa. En una reunión en el ministerio correspondiente plantearon que “con un asalto de unos delincuentes a la salida del aeropuerto de Maiquetía o en la autopista a Caracas podrían disfrazar la medida y arrebatarles algunos efectos personales incluyendo los pasaportes. Así nadie podría echarle las culpas al Gobierno“.

La delincuencia desorganizada gobernante utilizaría elementos de la delincuencia organizada reinante para cumplir con su deseo. La decisión es arbitraria y tiene sanción para el funcionario como bien lo explicó el abogado Alberto Arteaga en este diario. Los funcionarios del aeropuerto nos dejan saber que sí hay una lista ¿De la DIM o la Disip? con nombres y medios en los que los “seleccionados”trabajan. Alertas, pues..

actualidad » en esta sección

buscador