El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva habla el viernes, 31 de octubre, en La Habana (Cuba). EFE/ADALBERTO ROQUE/POOL

En su Informe de este domingo, Edgar C. Otálvora comenta, entre otros asuntos, como “desde Brasilia se está impulsando un entramado para liquidar a la Organización de Estados Americanos“.

Este es el Informe completo:

La “Anti-Cumbre” de Chávez

La idea de Hugo Chávez de convocar a una Anti Cumbre sobre la crisis financiera mundial no prosperó. La idea fue anunciada por el canciller venezolano, Nicolás Maduro, desde un foro con gente de izquierda que el publicista Ignacio Ramonet organizó para el gobierno venezolano en París.

El plan que habría acariciado Chávez buscaría restarle relevancia internacional a la Cumbre de Washington del próximo 15 de noviembre. El venezolano no está invitado a la cita de Washington, al contrario de dos de sus amigos regionales, Lula da Silva y Cristina Kirchner, quienes están en la lista de convidados redactada por Nicolas Sarkozy y George W. Bush.

*****

El deseo de Chávez de su propia Anti-Cumbre se estrelló contra dos realidades. La primera de ellas de carácter interno: Chávez está amarrado en la campaña para las elecciones regionales (en Venezuela) de finales de noviembre, en las cuales actúa como el principal activista. Chávez le está haciendo la campaña electoral a sus candidatos y por ahora no tiene tiempo para dedicarse a organizar una Anti-Cumbre. Por otra parte, los actores de impacto mundial están invitados a Washington, incluso Rusia, China y Arabia Saudita, por lo cual Chávez se quedó sin un socio importante que le sirviera de copatrocinante de su Anti Cumbre.

El nuevo plan de Chávez sería promover una Cumbre Anti Capitalista a nivel de la ONU. Al menos así se comentaba entre asistentes a la Cumbre Iberoamericana celebrada esta semana en San Salvador, a la cual Chávez no asistió.

*****

Cómo Obama y McCain ven a Chávez

Independientemente del tratamiento que Obama y John McCain han ofrecido darle a Hugo Chávez caso de llegar a la Casa Blanca, ambos lo han calificado como un enemigo de EEUU.

Tal como lo señalara el analista Juan Carlos Sainz en un artículo reciente en El Nuevo País, Chávez fue el único tema internacional mencionado por los candidatos presidenciales de EEUU en sus tres debates televisados. Para ambos, Chávez es una amenaza para los intereses de EEUU. La experta en temas estadounidenses María Teresa Romero, aseguró en una entrevista publicada ayer en este diario que un gobierno de Obama mantendrá la mano dura con Chávez. Romero asegura que una o dos eventuales conversaciones entre Obama y Chávez no harían cambiar las cosas: el venezolano no abandonaría su proyecto de expansión de su revolución antiestadounidense y la Casa Blanca (demócrata o republicana) deberá defender los intereses nacionales de EEUU.

*****

De dar por cierta la información de los grandes medios de comunicación de EEUU, pareciera inminente el triunfo de Barac Hussein Obama. Quienes han visitado recientemente zonas interioranas de EEUU, no creen que el resultado esté asegurado y, en todo caso, dudan que el triunfo sea por una abrumadora mayoría. Incluso, fuentes no estadounidenses han reportado en los últimos días sobre preparativos de fuerzas de seguridad de EEUU, para actuar en caso de motines en algunas ciudades que podrían suceder en caso de que se produzca la derrota de Obama.

*****

Lula y su anti-OEA

Desde Brasilia se está impulsando un entramado para liquidar a la Organización de Estados Americanos. La creación de un organismo panamericano, sin EEUU y sin Canadá, pero con Cuba como miembro, el cual reemplazaría en la práctica a la OEA, pudiera comenzar a concretarse el próximo mes de diciembre.

*****

Estimando que la influencia política regional de Hugo Chávez está en mengua y, con la expresa decisión de procurar el liderazgo regional latinoamericano, Lula da Silva está lanzado por la vía de impulsar una nueva instancia organizativa latinoamericana. Con la excusa de analizar los temas de integración y desarrollo, Lula está convocando a una cumbre presidencial que se realizará en Salvador, la capital del estado de Bahía, a mediados de diciembre.

Se trata de un debate que pudo realizarse en el marco de organismos preexistentes, como el SELA que ya incluye a Cuba y, cuyo objetivo es precisamente “promover un sistema de consulta y coordinación para concertar posiciones y estrategias comunes de América Latina y el Caribe, en materia económica”.

*****

El cariz de la reunión de Salvador, fue develado por Lula esta semana en declaraciones dadas en La Habana: “vamos a reunirnos apenas los países de América Latina y el Caribe sin interferencia de ningún otro continente, ni de ninguna gran potencia”. La afirmación fue hecha al tiempo que anunciaba que Raúl Castro viajará a Brasil, donde se estrenará internacionalmente en funciones de Jefe de Estado y Gobierno cubano.

*****

En una clara alianza entre los grandes consocios privados brasileños y el gobierno izquierdista de Lula, Brasil está buscando espacios a nivel global. Empresas constructoras brasileñas no tienen conflictos ideológicos para formar parte de los contratistas que trabajan para EEUU en Irak, a la vez que construyen puentes para el gobierno de Hugo Chávez. Con esa misma lógica, Lula da Silva está abriéndole las puertas al régimen de los hermanos Castro a un foro que pudiera reemplazar a la OEA, pero simultáneamente está movilizándose para que la clase empresarial brasileña comience a tomar posiciones en Cuba. Están abiertas las apuestas sobre cuáles empresas llegarán primero a una Cuba post Fidel, con libertad comercial y sin embargo estadounidense. Brasil está anotado en esa carrera.

*****

Venezuela y Rusia en Latinoamérica

Venezuela ha involucrado a Rusia en los más sensibles temas de la seguridad del país. Rusia se ha convertido en el principal proveedor de armamentos y en el socio para el desarrollo del negocio petrolero y gasífero. Adicionalmente, Venezuela entregó a Rusia parte del Golfo de Venezuela para realizar prospección y eventual explotación de hidrocarburos.. Colombia por su parte, ha recibido seguridades de Moscú sobre su neutralidad en el tema de la delimitación del Golfo.

*****

El ingreso militar de Rusia a la región, de la mano de Chávez, se convertiría en un nuevo tema de conflicto para la concreción del Consejo de Defensa Suramericano. La principal oferta de Brasil, impulsor de la idea, fue que el Consejo garantizaría una instancia de consulta no vinculada con potencias extraregionales, que serviría de base a eventuales futuros planes de una alianza militar regional y que a corto plazo serviría para acordar líneas comunes de seguridad y defensa. El matrimonio de intereses de Chávez con una Rusia en plan de expandir su industria militar y de ganar espacio geopolítico, chocaría, según varias fuentes consultadas en medios castrenses y académicos suramericanos, contra los argumentos que inicialmente sirvieron para alentar el Consejo Suramericano de Defensa. La firma del documento constitutivo prevista para octubre está suspendida aún sin nueva fecha.

El Informe de Edgar C. Otálvora.
El Nuevo País.

actualidad » en esta sección

buscador