Reporte especial de EFE TV

La Guardia Civil española investiga las causas de la muerte de una niña ecuatoriana de 7 años, fallecida el pasado miércoles en la localidad de Fortuna, en Murcia, y ha detenido a su madre y su padrastro por su presunta implicación en los hechos.

Video: EFE TV-Madrid
Foto: Efe

La pequeña había llegado a España desde Ecuador, su país de origen, hace tres meses junto a su hermano de 10 años, informaron a EfeTV fuentes familiares.

El miércoles día 5, la Policía Local de Fortuna comunicó al puesto de la Guardia Civil el hallazgo, en el interior de un domicilio, del cadáver de la niña, “quien habría fallecido cuando se encontraba durmiendo en su habitación”.

Fuentes policiales informaron a Efe de que fueron la madre y el padrastro quienes les llamaron para que acudieran a la casa porque su hija había fallecido.

“Supuestos malos tratos y agresiones sexuales” serían la causa de las detenciones, según publicó hoy el diario murciano “La Verdad” haciendo referencia a fuentes próximas al caso.

“forenses del Instituto de Medicina Legal de Murcia realizaron la autopsia al cuerpo y encontraron múltiples indicios que apuntaban a que la niña había sufrido reiterados golpes, así como que habría sido sometida a abusos sexuales”

El periódico añade que “el cuerpo fue llevado al centro de salud por la madre y el padre, que afirmaron que la pequeña había sufrido un desvanecimiento súbito e inexplicable”.

Según el diario, “forenses del Instituto de Medicina Legal de Murcia realizaron la autopsia al cuerpo y encontraron múltiples indicios que apuntaban a que la niña había sufrido reiterados golpes, así como que habría sido sometida a abusos sexuales”.

Fulgencia Gil, familiar de los detenidos, aseguró que la muerte de la pequeña ha supuesto un duro golpe para todos ellos e indicó que el padrastro de la niña, Juan Pedro, español, y la madre, Verónica, ecuatoriana, estaban “muy ilusionados” desde la llegada a España de la fallecida y de su hermano mayor.

Añadió que habían estado más de un año tramitando los permisos de residencia en España de la niña y su hermano, y que su muerte ha generado gran conmoción entre sus familiares y amigos.

Otros vecinos de la pequeña explicaron que ésta había sufrido un accidente en la bañera el pasado domingo, por el que le dieron varios puntos de sutura en la ceja, y mostraron su sorpresa por la detención de la madre y el padrastro porque eran “una familia normal”.

Tras la realización de la autopsia, el Juzgado que instruye el caso ordenó el esclarecimiento de la muerte de la niña, sobre la que se ha decretado el secreto de sumario, informó hoy la Delegación del Gobierno regional.

Vía Efe

actualidad » en esta sección

buscador