Los reclusos del Centro Penitenciario de Los Llanos, situado en Guanare, estado Portuguesa, produjeron un motín armado esta madrugada y causaron la muerte de por lo menos seis reclusos, todos procedentes de la cárcel de Uribana, estado Lara, penal donde se produjo un motín ayer martes, también en horas de la madrugada.

El segundo motín, según revelaron fuentes extraoficiales, aparentemente fue el producto del malestar que se sintió en la cárcel de Guanare, donde protestaron el ingreso de los reos que horas antes habían participado en la riña sangrienta que terminó con 16 muertos y 13 heridos.

Todos los presos asesinados en Guanare procedían de Uribana y se cree que tenían problemas con internos que estaban en el penal llanero, quienes fueron trasladados meses antes a la capital del estado Portuguesa.

Hasta primeras horas de esta mañana ninguna autoridad confirmó la versión oficial de este suceso, pero fuentes de las Fuerzas Armadas Policiales de Portuguesa y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la región indicaron que desde la madrugada han realizado el traslado de cuerpos a la morgue del Hospital Central de Guanare.

El director del Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, informó que no tenía conocimiento oficial sobre el caso, pero adelantó que desde la madrugada de hoy recibió llamadas de familiares de reclusos de Uribana, quienes le confiaron que habían asesinado a seis internos que fueron trasladados ayer a Guanare.

Según lo indicado por Humberto Prado, después del trágico motín ocurrido en Lara, los familiares de los internos le avisaron que la Dirección de Rehabilitación y Custodia del recluso ordenó llevar a otros centros penitenciarios a por lo menos 120 presos que estaban en Uribana.

Se trata de reclusos hombres y mujeres, según indicó Prado, peronosesabecuál fueelcriterio que tomaron en cuenta las autoridades del Ministerio del Interior y Justicia para hacer los traslados. Los internos fueron llevados a diversos centros reclusorios, lo cual traerá problemas, pues se trata de personas que fueron alejadas del tribunal que sigue sus causas, según indicó el representante de la ONG.

Prado dijo que estos internos son vistos como enemigos potenciales en cualquier penal donde llegan porque ocupan un espacio que es codiciado por otros reos. También alertó sobre los viajes que deben hacer los familiares de los internos, ya que fueron cambiados de región.

Prado dijo que para el OVP estos hechos son el indicativo del fracaso del Gobierno en materia carcelaria. Destacó que en el Ministerio del Interior y Justicia no han sabido accionar en cuanto a la clasificación de los reclusos, la política de trabajo y estudio, el personal calificado y la descentralización de las cárceles, aspecto contemplado en el artículo 272 de la Constitución.

El Mundo

actualidad » en esta sección

buscador