Venezuela 28 / nov / 2008 9:12 am 50 comentarios

Cierra periódico El Nuevo Día

El diario El Nuevo Día de Puerto La Cruz publica hoy un editorial especial de despedida debido a la dificil situación que afrontan los medios impresios en el país, como los altos costos de los insumos y la falta de anunciantes.

Esta es la Editorial completa, redactada por el equipo de redacción:

Desde 2005, el diario el nuevo Día, llegó fiel a la entrevista con sus lectores. A partir de hoy 28 de noviembre no lo hará más, no se citará con ellos en los quioscos.
El periódico dejará de publicarse por los altos costos operacionales y la falta de anunciantes.

Estas situaciones han afectado adversamente a esta empresa editorial que buscó que el diario respondiese a las demandas de información regional durante tres años.

La decisión anunciada ha sido muy difícil para la empresa y sentimos profundamente los inconvenientes que la misma haya causado a empleados, proveedores, clientes y a la comunidad en general.

El periódico dejará de publicarse por los altos costos operacionales y la falta de anunciantes.

Una de las premisas fundamentales para que los periódicos mantengan su independencia editorial es que deben ser rentables, en este caso la inversión en publicidad de las diferentes empresas no ha sido fácil, tal situación ha obligado a los propietarios de este medio de comunicación a cesar la publicación del rotativo.

Aunque los anuncios institucionales y contados avisos aparecían en las páginas de este diario, resultaba mucho menor a la necesaria para sobrevivir.

El cierre de el nuevo Día, tiene un gran significado para la comunidad anzoatiguense, porque en este matutino encontraron donde expresarse. Fundamentalmente, porque desde un principio este medio se caracterizó por una línea editorial de crítica y de denuncias. Eso lo agradeció la gente, porque pudo ver reflejado en nuestras páginas una información distinta, real.

El cese de actividades es un ejemplo más, por otro lado, de las dificultades que atraviesan los medios impresos que han sufrido cuantiosas pérdidas, que confrontan problemas para la importación de papel e insumos indispensables para la impresión y que deben ser comprados en el extranjero. Por otro lado, es una gran pérdida para la comunidad.

El cese de actividades es un ejemplo más de las dificultades que atraviesan los medios impresos que han sufrido cuantiosas pérdidas

Quienes permanecieron como amigos y lectores consecuentes, nos alentaron a evaluar nuestros aciertos y errores, perseguir la calidad por encima de todo. Un recurso humano y profesional siempre laboró en aras de este principio.

Siempre estuvimos al tanto de los estudios e investigaciones de mercado que señalan que el público exige ciertas pautas de comportamiento editorial para garantizar la fidelidad permanente. Estamos claros que existen lectores inconformes, que demandan cambios, propuestas, contenidos que los enganchen y que satisfaga mejor sus expectativas.

La junta directiva presidida por Carlos José Sisco perseveró con miras a estar al lado de los lectores, aún a sabiendas de los escollos que este tipo de iniciativas empresariales encuentran en su camino, por suerte siempre se contó con el apoyo y esfuerzo de todos los trabajadores de esta compañía.

Nuestro espíritu fue hacer un diario con más y mejor material de lectura que resultara en una bendición, más que un desagrado para las personas. Siempre procuramos llevar a la práctica un esfuerzo orientado hacia la calidad. Pero hoy nos vamos, nos toca comunicar una noticia mala: nuestra despedida, pero no hay otra forma para hacerlo. Adiós y mil gracias a quienes siempre nos acompañaron.

Redacción
El Nuevo Día

actualidad » en esta sección

buscador