El presidente Hugo Chávez, pidió hoy al pueblo y la Fuerza Armada estar preparados para “barrer” el supuesto plan para derrocarlo que han activado los nuevos alcaldes y gobernadores opositores elegidos el domingo pasado.

Lo ha hecho desde el acto de proclamación de Jorge García Carneiro como Gobernador de Vargas.

“No le tenemos miedo a cuatro fascistas, al pueblo lo llamo a la movilización permanente. Ellos no vienen a gobernar una alcaldía o una gobernación, ¡ellos vienen por Chávez!”, expresó el mandatario ante simpatizantes en el estado de Vargas, en el litoral central aledaño a Caracas.

Manifestó que no cree “absolutamente nada” el mensaje conciliador y de trabajo coordinado lanzado por los líderes opositores que obtuvieron cinco de los 22 gobiernos regionales y alrededor del 20 por ciento de las más de 330 alcaldías en los comicios del pasado 23 de noviembre.

En ese proceso, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) del presidente Chávez mantuvo su dominio político y obtuvo 17 gobiernos regionales y alrededor del 80 por ciento de las alcaldías.

Según Chávez, “apenas pocas horas” después de las victorias electorales opositoras, en las regiones que ahora dominan se registraron presuntos despidos de empleados de los programas sociales que promueve su Gobierno bajo el nombre de misiones.

“Su plan no tiene nada que ver con la democracia ni con el pueblo (…) se ha activado de nuevo el escenario del 2002“, denunció Chávez en alusión a abril de ese año, cuando fue derrocado durante 48 horas.

“¡Preparémonos generales, preparémonos almirantes, preparémonos soldados, preparémonos pueblo, porque los barreremos, no les daremos cuartel. Estamos dispuestos a morir por la revolución bolivariana (…) por el camino que hemos asumido”, agregó Chávez.

La oposición ganó los gobiernos de los estados de Miranda, que abarca a cuatro de los cinco municipios caraqueños, los fronterizos Táchira y Zulia, el industrial de Carabobo y el insular Nueva Esparta, además de las alcaldías Mayor de Caracas y la de Maracaibo.

Esos cinco estados, en los que vive cerca del 40 por ciento de la población venezolana, son considerados “estratégicos” por su significación política, su situación geográfica y su peso económico.

Tras los comicios del pasado domingo, tanto el Gobierno como la oposición se han cruzado acusaciones sobre la supuesta desaparición o destrucción de material de oficina e informes administrativos en las sedes de las gobernaciones y alcaldías del país.

Vía Efe

actualidad » en esta sección

buscador