América Latina 06 / ene / 2007 8:12 pm 10 comentarios

Espantosa masacre en una cárcel de El Salvador

En una de las más crueles matanzas carcelarias de los últimos años en El Salvador, perpetrada por pandilleros de las “Maras”, al menos 17 de sus compañeros o reos comunes han muerto mutilados y decapitados hoy en el penal de Apanteos, en el oeste del país.

El subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), José Luis Tobar Prieto, confirmó a los periodistas, en las afueras del penal, situado a 70 kilómetros de San Salvador, que los graves sucesos iniciados desde la noche del viernes concluyeron con 17 fallecidos.

Las autoridades de Centros Penales aún no han informado a la prensa sobre lo sucedido, a pesar de que a las 6.00 hora local (12.00 GMT) de este sábado decretaron estado de emergencia en la cárcel de Apanteos, situada en el departamento de Santa Ana, por un periodo de quince días.

Tobar Prieto dijo que las labores de la PNC han concluido en su mayor parte en ese lugar, ya que la situación con los reclusos ha sido controlada y se han revisado las instalaciones en un 90 por ciento.

Indicó que se ha requisado gran cantidad de objetos cortantes y contundentes que los pandilleros de la “Mara 18″ utilizaron como armas para matar a las víctimas.

Otra fuente policial dijo a Acan-Efe que, según las primeras investigaciones, “se trata de una purga interna de la Mara 18, fue una matanza selectiva, con lujo de barbarie”.

Tobar Prieto explicó que los muertos no han podido ser identificados debido a que la mayoría de cadáveres tienen los cráneos y rostros destrozados, por lo que tampoco se puede determinar aún si se trata sólo de pandilleros o también hay reos comunes.

Informó de que en la revuelta también resultaron heridos cinco presos, cuyo estado no precisó.

En el centro penal de Apanteos estaban recluidas 1.958 personas y las instalaciones tienen capacidad para albergar a 1.800, según datos oficiales.

Según los informes, la revuelta comenzó a primeras horas de la noche del viernes, cuando grupos de reos comenzaron a derribar paredes y hacer boquetes en otras, por lo que varias secciones desaparecieron.

La Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Beatrice de Carrillo, declaró a los periodistas en las afueras del penal, hacia el mediodía hora local (18.00 GMT), que “es una de las masacres más feas que se han visto en los últimos tiempos, es una monstruosidad”, pero no pudo informar sobre el número de asesinados.

Relató que en un corto recorrido por el interior del penal pudo ver que “encerrados dentro de las celdas pies, cabezas, tapados con colchonetas… no sabemos si son los mismos (presos) que dormían allí o los llevaron a las celda para ejecutarlos”.

La Procuradora dijo que “ha sido una avalancha de destrucción de paredes, de un sector y otro, destrozando las camas han podido derribar seis sectores, como si hubiera pasado un terremoto, es algo realmente impresionante”.

En las afueras del penal centenares de personas se fueron congregando a medida que pasaba el tiempo, la mayoría familiares de los reos, quienes solicitaban a los guardias de vigilancia información sobre ellos.

Lo ocurrido hoy en el penal de Apanteos no supera en número de muertos a la matanza registrada el 18 de agosto de 2004 en el centro penal La Esperanza, donde fallecieron 31 personas en una riña entre reos comunes y pandilleros.

Sin embargo, el lujo de barbarie con que fueron asesinadas las víctimas en Apanteos parece haber superado a la de la matanza de la cárcel La Esperanza, situada en el cantón Mariona, a 25 kilómetros de San Salvador, considerada hasta ahora el hecho más grave de la historia carcelaria salvadoreña.

Una fuente policial, que informó a Efe desde el interior de la cárcel de Apanteos, relató que una de las víctimas había sido decapitada y otro de los cuerpos, mutilado, tenía un palo introducido en el ano.

Tobar Prieto informó que 200 reos de la cárcel de Apanteos fueron trasladados esta misma tarde al centro penal de Occidente, situado en la ciudad de Santa Ana.

El jefe policial dijo que se espera que el reconocimiento legal de las víctimas pueda realizarse dentro de los dos o tres próximos días y que la situación dentro del penal de Apanteos pueda restablecerse completamente mañana domingo.

Fuente: Efe

Imágenes publicadas en La Prensa Gráfica, El Salvador

actualidad » en esta sección

buscador