Foto: Richard Schultz. No está relacionada con la nota.

Un policía boliviano en estado de ebriedad mató el día de Navidad con su arma de fuego a su hijo e hirió a su esposa e hija, justo antes de suicidarse, informó hoy la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, cuerpo al que pertenecía el agente.

Según un comunicado de la entidad, Antonio Mamani Choque, de 56 años, tuvo la noche del jueves una discusión por celos con su pareja, de 33 años, tras la que le disparó a ella y a sus dos hijos, entre los que falleció el más pequeño, de seis años.

Después, Mamani se suicidó con un disparo en la sien.

El niño murió en el trayecto al hospital, mientras que la niña tiene una grave lesión, al igual que la madre.

La discusión fue provocada, según el reporte policial, por los celos que sentía el agente por la presunta relación de la víctima con compañeros de un nuevo trabajo.

Durante el miércoles y jueves, al menos 35 personas fallecieron en Bolivia en distintos delitos y accidentes ocurridos durante la celebración de la fiesta de Navidad, un 62% más que en 2007, informó este viernes el comandante de la Policía boliviana, general Miguel Gemio.

“El año pasado hemos tenido 14 casos y este año hemos tenido 35 casos”, afirmó el jefe policial, durante un balance realizado para la radio privada Panamericana.

El comandante de la Policía boliviana relató que se registraron “cuatro suicidios, dos homicidios, tres asesinatos y 8 muertes en accidentes de tránsito”, además de 18 casos sin identificar.

Con información de EFE y Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador