Ingenieros José Delfín Rivas (izq) y Antonio Dávila Garlotti (der)

Una nota de Erika Guillén para El Universal, da cuenta de la muerte de dos miembros del Colegio de Ingenieros de Maracay quien fueron victimas del hampa al resistirse al robo.

Dos representantes del Colegio de Ingenieros de Venezuela, Antonio Garlotti y José Delfín Rivas, fueron asesinados el pasado sábado en la urbanización San Jacinto de Maracay cuando, al parecer, se resistieron al robo de sus vehículos.

El hecho se registró a las 7:30 de la noche en una residencia ubicada en la primera avenida de la mencionada urbanización. En el lugar, ambas víctimas se encontraban junto a sus familiares disfrutando de una parrillada cuando se percataron de la presencia de tres sujetos que merodeaban en actitud sospechosa cerca de la vivienda.

Al salir de la casa, motivados por la curiosidad, fueron sorprendidos por los desconocidos, quienes los obligaron a entrar nuevamente a la residencia. Allí despojaron a varios de los presentes de sus pertenencias, pero cuando pidieron las llaves de los vehículos para emprender la huida los dueños de éstos se negaron, situación que causó molestia en el grupo armado que comenzó a disparar sin compasión.

Antonio Garlotti, quien se desempeñaba como presidente del Fondo de Previsión Social del Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Venezuela, recibió al menos seis impactos de bala. José Delfín Rivas, tesorero del Centro de Ingenieros de Aragua, recibió entre cinco y seis tiros. Ambos ingresaron sin signos vitales al Seguro Social de Maracay. Un tercer ciudadano, identificado como Miguel Mujica, familiar de Garlotti, resultó herido en el hecho.

El Cicpc en la entidad inició las investigaciones del caso para dar con los responsables del hecho que enluta al gremio de ingenieros. Trascendió que del lugar del suceso fueron colectadas más de doce conchas de proyectiles.

Los delincuentes huyeron de la residencia a pie en dirección, según testigos, a la avenida Intercomunal Turmero-Maracay sin lograr llevarse los vehículos solicitados, un Aveo de color azul, placa KBL03G y un Mazda 3 de color plata, placa GCH65Z. Sólo pudieron llevarse las llaves de uno de los carros.

Erika Guillén
EL Universal

actualidad » en esta sección

buscador