Foto: Asamblea Nacional

“Hace cincuenta años era inimaginable creer que el Estado promoviera, a través de una institución, la defensa del pueblo. Eso se concretó en 1999, gracias a Hugo Chávez, quien creó la Defensoría del Pueblo para defender a los gobernados ante los que gobernamos”, explicó el diputado Andrés Eloy Méndez, integrante de la Comisión Permanente de Política Interior de la Asamblea Nacional.

Sostuvo que gracias a esa nueva institución se cambia la actitud del aparato del Estado de represivo a participativo, donde el pueblo y el ser humano son el centro de las políticas del gobierno revolucionario.

“En el pasado no existía quien defendiera los derechos del pueblo, decir que Rafael Caldera, Caros Andrés u otro presidente lo hacían es mentira, porque no existía si quiera la institución” sentenció.

Destacó que la Defensoría también vela por el ciudadano en su contexto, es decir, su habitad y entorno y colocó como ejemplo la acción emprendida recientemente por la institución contra el mal llamado deporte Fun Racer, “la Defensoría salvaguarda a los ciudadanos e incluso a su hábitat. Fíjate que se logró detener esa práctica salvaje de utilizar carros rústicos en los parques nacionales que, al final deterioraban los mantos naturales del país, gracias a la Defensora de Pueblo que detuvo esto” puntualizó.

Dijo que fue la nueva institucionalidad revolucionaria la que se preocupó por proteger y generar espacios para la defensa del pueblo, no solo al crearse la Defensoría del Pueblo si no al cambiarse la visión del Estado en cuanto a los derechos humanos.

Vía “Asamblea Nacional”

actualidad » en esta sección

buscador