Caracas, 05 Abr. AVN (Lilia Parra).- El consumo frecuente de chimó genera efectos nocivos para la salud como cáncer en el esofago, hiper-acidez estomacal, hiper-estimulación del sistema nervioso central, inflamación crónica en los tejidos que sostienen los alvéolos dentarios y pérdida de los dientes, así como mal aliento.

El chimó es una pasta de color oscuro, casi negra, con olor y aspecto desagradable, derivada del tabaco, que se comporta como una sustancia estimulante, porque contiene nicotina y otras sustancias, que se mantienen en la cavidad bucal u oral, es por ello que genera efectos nocivos para la salud.

El coordinador de tratamiento de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), Victorio Berríos, recordó que en 2005, el Parlamento venezolano presentó la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, denominada Locticsep, en la que se desarrollaba el tema: alcohol, tabaco, sus mezclas y otras drogas, “y dentro de las mezclas del tabaco se ubica el chimó, el cual es conocido y consumido, principalmente en la región andina, algunas zonas de los llanos y el oriente del país”.

Berríos instó a vigilar “a nuestros niños, adolescentes y personas que estén bajo nuestra responsabilidad, para prevenir el consumo de cualquier sustancia nociva como las drogas lícitas e ilícitas, así como de sustancias o mezclas como el chimó”.

Por otra parte, agregó que la población también debe estar alerta ante las adicciones, y enseñar normas a niños, jóvenes y adultos para evitar la dependencia a los mensajes de texto, teléfonos celulares, internet, video juegos, juegos de bingo y máquinas traganíqueles, entre otras actividades, las cuales son adicciones comportamentales, “que no entrañan una sustancia nociva, pero que requieren de la atención profesional”.

actualidad » en esta sección

buscador