Foto: Asamblea Nacional (AN). Archivo

El diputado Diosdado Cabello (PSUV/Monagas), presidente de la Comisión Permanente de Administración y Servicios, manifestó que la primera discusión del Código Orgánico Penitenciario si bien se evidencian grandes logros en diversos sectores, las fallas aún persisten en el sistema carcelario nacional.

Argumentó que el debate del referido proyecto de Código, en primera discusión, es parte del desarrollo de formulas alternativas que buscan impulsar políticas de humanización en las cárceles venezolanas.

Sin embargó, insistió en que la situación carcelaria actual no es la misma de hace 15 años y, en virtud de ello, se hace necesario asumir y reconocer los errores del pasado.

Insistió en que la situación carcelaria actual no es la misma de hace 15 años.

Por otro lado, ante las acciones de rechazo contra las políticas del Estado venezolano por parte del sector opositor, el cual promete acudir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); a las Naciones Unidas (ONU) y al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con el fin de exponer presuntos casos de violación a los derechos humanos, el diputado hizo una retrospectiva de los acontecimientos de abril de 2002 para desmontar las mentiras mediáticas que suelen ser impuestas por las empresas de comunicación y sus dueños, involucrados en la conspiración constante contra Venezuela.

Cabello señaló la pertinencia de la primera discusión del Proyecto de Código Orgánico Penitenciario y recordó que la CIDH se solidarizó el 11 de abril con los golpistas y, desde ese entonces, el Gobierno está trabajando paralelamente en su agenda parlamentaria para ofrecerle soluciones tangibles al país.

“La aprobación de este Código permitirá revisar a fondo el sistema penitenciario y todo lo relacionado con el tema de la humanización de las cárceles (…) es necesario darle una connotación distinta. Hay un problema y lo estamos reconociendo”, recordó.

Cabello destacó que la importancia del debate radica en poner los hechos sobre la mesa. En este sentido, explicó que es necesario evaluar la realidad de los casos para poder trabajar sobre cada uno de los proyectos de ley de la agenda legislativa.

Entremos en una discusión seria. Incorporemos las ideas que se tengan y que éstas a su vez sean viables. No las ideas populistas que normalmente ellos (la oposición) manejan y nosotros no tenemos ningún inconveniente. Vamos a discutirlo rápidamente ¡Ojala qué ellos no saboteen la discusión de esta Ley!”, apuntó.

Por Ella Carolina Mendoza/ Prensa AN

actualidad » en esta sección

buscador