María Luisa Mambel tiene 27 años y sufre de trastornos mentales. Ayer a las 3 y 30 minutos de la tarde le propinó 25 heridas con un destornillador a su pequeño hijo de dos años de edad.

Wilson Cristian Penagos Mambel, era el segundo de los tres hijos de María Luisa Mambel. En una humilde vivienda construida con tapas de zinc ubicada al final de la carrera 4 de Valle Verde, humilde sector ubicado al Oeste de Barquisimeto, la mujer sorprendió al niño que estaba dormido y le clavó más de 25 veces un destornillador en el estómago, el pecho y la cabeza.

Al creerlo muerto se bañó, cambió de ropa y fue a visitar a un vecino, Luis Medina, quien al verle rastros de sangre en el antebrazo tuvo un mal presentimiento y sin vacilar la interrogó.

Ella miraba y señalaba hacia su casa sin decir nada. El vecino insistió hasta que ella respondió: Es de mi hijo que lo acabo de matar. Los residentes entraron y encontraron ensangrentado, sobre uno de los colchones, al bebé.

Vía El Informador

actualidad » en esta sección

buscador