La muerte de tres bebés en el hospital Victorino Santaella de Los Teques, por presunta mala praxis, encendió la alarma de la Defensoría del Pueblo del estado Miranda. La representante delegada de ese despacho, Raiza Bastardo, hizo ayer una inspección en el centro asistencial, con el fin de verificar la situación de las distintas áreas y conversar con los médicos involucrados en las muertes.

Bastardo explicó que la Defensoría del Pueblo debe velar por que el Estado garantice a los ciudadanos el derecho a la salud. Agregó que las constantes denuncias por falta de médicos y la muerte de tres niños el fin de semana en el hospital, la obligaron a ordenar la inspección.

“Conversé personalmente con miembros de la familia Avilán -que denunciaron la muerte del niño el domingo, y ellos me confirmaron que otros dos bebés fallecieron el fin de semana en circunstancias similares”, indicó. Los padres de los otros dos bebés fallecidos residen en el barrio El Nacional de Los Teques y en el sector La Cortada del Guayabo, informó.

La defensora, Raiza Bastardo, anunció que se establecerán mesas de diálogo con las nuevas autoridades del hospital. Foto: Jorge Ortuño / El Nacional

La defensora regional aseguró estar dispuesta a exigir a las autoridades la exhumación de los cadáveres de los niños, para verificar la causa de muerte.

Los cuerpos fueron entregados a sus padres sin que se le realizará la autopsia
. “Me comprometí con las familias a investigar lo ocurrido”, dijo.

Señaló que ayer inspeccionaron la emergencia pediátrica y de adultos y traumatología, así como la zona donde funciona la terapia intensiva, y pudieron constatar que el principal problema es la escasez de personal médico y de enfermeras.

“Se recorrió el depósito del hospital y se pudo constatar abastecimiento de insumos y de material médico quirúrgico. En la farmacia también se verificó la existencia de gran cantidad de medicinas, por lo que no entendemos por qué recibimos tantas denuncias de pacientes que dicen que no hay”, manifestó.

Agregó que la Defensoría establecerá mesas de diálogo con las nuevas autoridades del hospital, con el propósito de que se busquen soluciones y permanecer vigilantes. Harán lo mismo en el resto de los centros de salud de Miranda.

El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador