Foto: AFP / Juan Barreto

El Gobierno de Venezuela confirmó la suspensión de clases desde hoy y hasta el lunes, así como el cierre de las fronteras, entre las medidas preventivas de cara al referendo que el próximo domingo decidirá sobre la reelección indefinida.

El ministro de Educación, Héctor Navarro, informó a los periodistas de que la suspensión de las actividades en todos los niveles educativos se prolongará hasta el lunes, porque ese día “se embalará todo el material electoral” trasladado a establecimientos de enseñanza, donde principalmente funcionan las mesas de votación.

Adicionalmente, el vicepresidente del país, Ramón Carrizales, dijo en una ciudad de la frontera con Colombia que los pasos limítrofes permanecerán cerrados el domingo, pero que aún no se ha determinado la hora exacta del cierre ni de la reapertura.

A estas disposiciones habituales en los procesos electorales venezolanos se sumó la prohibición de venta y consumo de bebidas alcohólicas, conocida como “ley seca”, que según se decretó el martes regirá durante 72 horas, desde el mediodía del viernes hasta el atardecer del lunes.

Esta medida, que en esta ocasión coincidirá con los festejos “en seco” del Día de los Enamorados o de San Valentín, el próximo sábado, debe ser acatada “por parte de distribuidores, licorerías, supermercados, tascas, restaurantes, bares, espectáculos públicos, discotecas y afines”, detalló el decreto ministerial.

El referendo impulsado por el gobernante, Hugo Chávez, decidirá si se enmienda la Constitución para permitir a cualquier funcionario elegido en las urnas, incluido el presidente del país, a presentarse como candidato a sucederse a sí mismo las veces que lo desee y se anule la actual restricción a una única reelección.

Asimismo, se prohibieron las reuniones, manifestaciones políticas, concentraciones o cualquier acto similar “que pueda afectar el desarrollo del proceso electoral” durante las doce horas en las que estarán abiertos los centros de votación.

El ministerio del Interior y el de Defensa emitieron, asimismo, una resolución conjunta en la que se ordena el acuartelamiento general de los miembros de los órganos de seguridad policial desde el atardecer del sábado y hasta que concluya el proceso electoral, al anochecer del domingo.

Unos 17 millones de venezolanos están convocados a votar para pronunciarse en referendo sobre una enmienda constitucional que, de aprobarse, permitirá al presidente Chávez optar a un tercer mandato en 2012.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador