Composición por Noticias24

Un 1 de mayo de 1886, miles de trabajadores de EE UU alzaron sus voces para reivindicar sus derechos en una sola voz. En Venezuela por primera vez se celebró el 1 de mayo de 1936, fecha en la que se puede hablar del sindicalismo y del nacimiento del movimiento obrero en nuestro país.

En Caracas existen diversos tipos de trabajos, desde los más clásicos y comunes, hasta los menos pensados. Noticias24 salió a las calles en busca de las caras que luchan por el bienestar personal y familiar, dándole sentido al día a día de sus vidas.

Atención al cliente en Mcdonalds – Estefani Navarro, 22 años de edad: ella quisiera ser Angelina Jolie. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Después de un pequeño recorrido que, en las horas pico, puede convertirse en una odisea: en la última ventanilla del Auto Mac, en la Castellana, nos recibe Estefany Navarro. Una joven de 22 años de edad, dedicada a la atención al cliente y responsable de que diariamente una treintena de McCombos sean entregados de manera eficiente a sus comensales.


En pocas palabras, su trabajo es:
“Constancia, me enfoco en darle un buen trato a los clientes, mi mejor servicio”
Costo del trabajo: “Vale mucho, me esfuerzo en tratar bien al cliente. Debería ganar 500 bolívares semanales”
Su lado afectivo: “Súper bien, aunque ahorita no tengo pareja”. Confesó haber sido invitada a salir por algunos clientes
Si fuese famoso: “Sería artista, Angelina Jolie”
Anécdotas: “Me han pasado muchas cosas, desde la satisfacción de atender bien a los clientes, hasta insultos cuando no puedo realizar cambios en la orden”

Barrendero – Soilo Angulo, 46 años de edad: él quisiera ser Oscar de León. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Bajo un sol ardiente y con un cepillo de barrer en la mano, el señor Soilo Angulo les da los toques finales de limpieza a una acera en Altamira. Dice, entre risas, que le gusta la salsa y que si fuera famoso sería, sin duda, Oscar de León. Con orgullo y a pesar de las dificultades, asegura que con su empleo contribuye a mostrar la cara más bonita de la ciudad.


En pocas palabras, su trabajo es:
“Mantengo los locales, aceras y calles limpias”
Costo del trabajo: “¡Oye! mucho más sueldo, porque con el costo de la cesta básica y de la vida no da (…) como 600 bolívares semanal”
Su lado afectivo: “Tengo mi novia y me va super bien, salimos a pasear a la playa y hasta el cine; eso sí, si no quiere ir la dejo”
Si fuese famoso: “Me gustaría ser cantante como Oscar de León”
Anécdotas: “Me molestan cuando se meten en mi trabajo, pero a pesar de ello siempre estoy pendiente de hacerlo bien”

Vigilante – Pedro Moreno, 59 años de edad: él quisiera ser Jesucristo. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Sin duda alguna, el trabajo arduo y fuerte se refleja en este empleado. Rostro y palabras llenas de cansancio y quizás conformismo, son el espejo del Señor Moreno. Su esperanza en Jesús parece ser el empuje de sus jornadas laborales.

En pocas palabras, su trabajo es: “Mi empleo no tiene nada, es súper fácil. Estoy pendiente de quién entra y quién sale; pero igual tengo responsabilidad, estando en la entrada de la Urbanización hay que estar pendiente”
Costo del trabajo: “Para mí, el mínimo a ganar debería ser de 3 a 4 mil bolívares”
El lado afectivo: “Estoy muy viejo para tener vida sentimental, estoy para que me cuiden pero en una casa de ancianos. Por ello me gustaría volver a los 20 años para rectificar las cosas que hice, y hoy en día lo que anhelo es ganarme el Kino para establecerme mejor en todos los aspectos”.
Si fuese famoso:” Me gustaría ser como Jesús (…), él es maravilloso”
Anécdotas: “Imagínate, me caí haciendo mi trabajo y ahora ando todo mal de la columna. Pero lo mejor de mi empleo es cuando me trasnocho porque voy directo a dormir a mi casa, sabroso”

Policía de Circulación Chacao – SN/ 32 años de edad: él quisiera ser Picasso. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

En medio de una protesta inesperada, de esas que se han vuelto populares en el ciudad, un sujeto de chaleco amarillo se esfuerza por desviar una larga cola de vehículos hacia otra dirección. No quiere ser identificado, pero manifiesta que se encarga de imponer autoridad en las calles y descongestionar la vialidad. Asegura que su amor al trabajo es la mejor recompensa que puede obtener por él.

En pocas palabras, su trabajo: “Fuerte, agotador, poco remunerado. Al principio comencé con convicción, pero poco a poco la misma calle te va cambiando”
Costo del trabajo: “Mi trabajo debería costar 5 mil bolívares, ya que gano muchísimo menos”
Su lado afectivo: “Mi vida afectiva es perfecta, conocí a mi esposa en este trabajo”. Agrega: “algunas chicas tomadas me han tratado de sobonar, pero simplemente sangre fría y realizar mi procedimiento como tiene que ser”
Si fuese famoso: “Sería un pintor como Picasso, lo admiro muchísimo pero no sé pintar”
Anécdotas: “Lo peor de mi trabajo es arriesgar mi vida todos los días en las avenidas de la ciudad. También hay cosas duras, como enfrentar la muerte: una vez, vi morir a 3 niños calcinados en un carro en la Autopista Francisco Fajardo. Lo mejor es la satisfacción de servir a la gente, recuerdo que fue emocionante ver un trabajo de parto en un vehículo”

DJ – Ricardo Colonna, 41 años de edad: él quisiera ser Steve Jobs. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Con un ánimo increíble y una actitud guerrera, Ricardo Colonna dice “soy quien arma las rumbas”. Su trabajo consiste en seleccionar y reproducir la música que disfrutan los caraqueños en los locales nocturnos y fiestas privadas de la ciudad.

En pocas palabras, su trabajo es: “Es un trabajo cansón porque te trasnochas, en constancia, en modernidad y en estar al día en el ámbito musical, trabajo de día a día”
Costo del trabajo: “Cobro lo justo. Si trabajo solo, una noche, cobro entre los 1.500 y 3 mil. Pero si trabajo con todo mi equipo, entre 2.500 y 5 mil”
Su lado afectivo:” La vida amorosa es complicada. Eres una persona ‘importante’ durante la noche, y obvio que tienes mucho más chance y tienes tendencia a que te busquen más. Pero al final tienes que dejar ese tema a un lado por lo laboral”
Si fuese famoso: “Quisiera ser el Presidente Ejecutivo de Apple, Steve Jobs”
Anécdotas: “Me ha pasado de todo. Lo bueno, que la gente baile y pida tu música. Armo la rumba en las fiestas. Malo, que no les agrade lo que pinche”

Camarera de Motel – Carolina Carranza, 28 años de edad: ella quisiera ser Selena. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Con timidez y nerviosismo, llegó Carolina a la habitación del Motel. La muchacha que sabe mucho más que nosotros sobre el lado sucio de los pecados carnales. Su trabajo consiste en mantener las habitaciones arregladas para la parejas que salen y entran continuamente del lugar. Entre anécdotas que la ruborizan, reflexiona sobre la situación de país y dice “no’tá fácil”.

En pocas palabras, su trabajo es: “Tiendo camas, seco baños y paso coleto”
Costo del trabajo: “Deberían pagarme bastante, ganamos pésimo, además trabajo mucho y aquí la gente viene es al placer”
Su lado afectivo:“Me da chance de tener novio, pero igual ellos nunca quieren nada serio con uno, así que cero novio”
Si fuese famoso: “Me gustaría ser cantante de vallenato, como Selena”
Anécdotas: “De todo, me he conseguido el baño lleno de excremento. Todo lo que me encuentre tengo que recogerlo, y entregar la habitación limpia”

Pedicurista – Karina Blanco, 30 años de edad: ella quisiera ser Jennifer López. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

En un ambiente cálido, pero algo banal, entramos a la peluquería. Por las manos de Karina pasan decenas de pies al día. No habla mucho, pero dice estar satisfecha con su empleo, del que destaca el buen ambiente y las generosas propinas.

En pocas palabras, su trabajo es: “Mi trabajo tiene de todo, atención al público y la mejor descripción es lo divertido que es. Pero me hubiese gustado ser abogada, no me gustan las injusticias”
Costo del trabajo: “Estoy conforme, gano bien, hasta dos mil bolívares quincenales, depende del ritmo porque ganamos por porcentaje”
Su lado afectivo: “Mi vida amorosa es normal, pero mi corazón es de mi hijo de 10 años”
Si fuese famoso: “Me gustaría ser Jennifer López, por el esposo que se gasta, mi ídolo es Marc Anthony”
Anécdotas: “De verdad mis compañeros son los máximo, es lo mejor de mi trabajo, al igual que los clientes fijos que son buena nota. Pero, lo peor que me ha pasado es que se le cayó a una cliente el celular BlackBerry dentro de la bañera de los pies, se puso muy furiosa y la culpa fue de ella”

Chofer de Carrozas Fúnebres – Alberto Matheus, 57 años de edad: él quisiera ser Napoleón. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Nos dice que cuenta con poco tiempo porque en este momento tiene “ el muerto montado en el carro”. Los familiares lo interrogan sobre la ruta que tomará para llegar al cementerio y responde apresurado, “lo más rápido, la cota mil”. Confiesa que de su experiencia laboral ha aprendido a valorar la vida y ser más sensible al dolor humano.

En pocas palabras, su trabajo es: “Trasladar los cuerpos de los fallecidos desde la funeraria hasta el cementerio ”
Costo del trabajo: “No tiene precio”
Si fuese famoso: “Me gustaría ser como Napoleón, tener el control de las mujeres y poder”
Su lado afectivo: “Hombre de familia, con mis hijos ya grandes y con vida hecha”
Anécdotas: “Es increíble mi trabajo, se siente el dolor de la gente, me hago más humano. Sin embargo, hay muy mal olor y es muy desagradable la peculiaridad en como los familiares de los fallecidos manifiestan su dolor. Una vez se montaron en la parte de atrás del carro y comenzaron a disparar. También es desagradable cuando debemos retirar los muertos en Bello Monte, la morgue está en una condición inaceptable”

Trapecista de circo – María, 28 años de edad: si fuese famosa, seria ella misma. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Con un nombre ruso indescriptible, es conocida por todos como María. Su figura atlética refleja los años de actividad física como trapecista en un reconocido circo que ha recorrido el mundo. Honesta al hablar, cuenta que lo mejor de su trabajo es conocer otras culturas y viajar. Entre lo peor, revela que la convivencia durante meses es muy complicado con los demás compañeros. Dice que se ha caído montones de veces, pero que es gratificante tener su propio show dentro del espectáculo del circo.

En pocas palabras, su trabajo es: “Presentar mis shows en el circo para el disfrute de la gente”
Costo del trabajo: “Me pagan bien, y viajo constantemente”
Si fuese famoso: “Sería lo que soy”
Su lado afectivo: “Soy divorciada, por los momentos sólo me dedico al trabajo. Extraño a mi familia”
Anécdotas: “Me encanta mi trabajo, eso es lo mejor. Entre las cosas malas, no llenar las expectativas de los espectadores en un show”. Cuenta que durante una reciente gira por Panamá, les hurtaron computadoras y otros equipos de valor.

Bartender – Joshep Pereira, 22 años de edad: él quisiera ser Messi. Foto: Roxana Lezama / Noticias24

Un estudiante de Geografía en la Universidad Central de Venezuela que en la noche es Bartender en Samoa. Manifiesta que le apasiona preparar los cócteles, pero lo que que más le gusta de su trabajo es “interactuar con la gente”.

En pocas palabras, su trabajo es: “Preparo las bebidas que alegran a los clientes”
Costo del trabajo: “Bastante. Debería ganar entre 3.500 y 5.000 bolívares”
Si fueras alguien famoso: “Sería un futbolista, sería Messi, algo así”, se ríe. Entonces, eres del Barça, pregunto.”Obvio”
Su lado afectivo: “Tenía novia, pero era difícil llevar los estudios, el trabajo y la relación al mismo tiempo”
Anécdotas: “Lo bueno es que se conoce full gente, lo malo es que veces es como difícil trabajar de noche. Hay muchas personas que no asimilan la bebida igual que otras, a veces es medio pesado, siempre llega un borracho a la barra que quiere un trago regalado. Una vez una chica me pidió una Margarita, sin sal y ni el limón. Lo preparé, y la chica me pasó el limón con la sal por la frente, la lamió y luego se tomo el trago”, sonríe.

Por Daniela Nieves y Roxana Lezama / Noticias24

actualidad » en esta sección

buscador