El cabecilla del área de máxima seguridad de la Cárcel Nacional de Maracaibo, Ender Soto Pargas, alias “Pichirilo”, de 27 años, fue asesinado de dos balazos en la cabeza por un grupo de reclusos, quienes le montaron una emboscada con el fin de arrebatarle el control.

Éste es el reporte que nos ofrece Panorama:

Abatidos Ender Soto Pargas, alias “Pichirilo”, y a dos de sus escoltas: “El Michael” y “El Coco”.

El cabecilla del área de máxima seguridad de la Cárcel Nacional de Maracaibo, Ender Soto Pargas, alias “Pichirilo”, de 27 años, fue asesinado de dos balazos en la cabeza por un grupo de reclusos, quienes le montaron una emboscada con el fin de arrebatarle el control.

El ataque ocurrió ayer, a las 6:50 de la mañana, en uno de los pabellones de “la máxima”, donde “Pichirilo” se mantenía atrincherado con sus hombres de confianza.

Sus dos escoltas, “El Michael” y “El Coco”, sacaron sus armas para protegerlo, pero fueron neutralizados por las balas del bando contrario y cayeron heridos de muerte en los pasillos del pabellón.

Fuentes ligadas a la cárcel precisaron que “Pichirilo” y “El Michael” fueron arrastrados, aún con vida, por los reclusos de “la máxima” hasta los barrotes que limitan a las celdas con el área administrativa, para que recibieran ayuda médica.

Los custodios del Ministerio de Interior y Justicia y los efectivos de la Guardia Nacional le prestaron los primeros auxilios y los trasladaron a la emergencia del Hospital General del Sur (HGS).

Sin embargo, el par de hombres falleció a los pocos minutos de su ingreso. Se conoció, extraoficialmente, que un recluso, conocido como “Jean Carlos”, le tendió la emboscada y se quedó con el poder tras el ataque. Voceros del Cicpc-Maracaibo revelaron que el móvil del triple asesinato fue la riña por el control del poder dentro del penal.

Los investigadores de la policía científica identificaron a los guardaespaldas de “Pichirilo” como: Manuel Ángel Nava Nava, de 34 años, apodo “El Coco”, y Miguel Alexander Zambrano, de 24 años, alias “El Michael”.

“El Coco”, según la minuta policial del Cicpc, presentó 10 impactos de bala en su cuerpo. Ingresó a la cárcel de Sabaneta el 16 de diciembre de 2008 por el delito de robo agravado. El juzgado quinto de ejecución le dictó ocho años de condena.

“El Michael” recibió cinco disparos y heridas por arma blanca. Desde el 22 de diciembre de 2005 permanecía en el centro de reclusión por el delito de robo agravado. Su caso lo llevaba el juzgado décimo de juicio.

“Pichirilo” asumió el control del área de máxima seguridad, el pasado 9 de enero, tras la puesta en libertad de “El Bairon”. Con la salida de este reo, ocurrió la muerte a tiros de dos reclusos, quienes fungían como sus escoltas.

Pagaba condena, desde el 17 de mayo de 2007, por los delitos de homicidio calificado y secuestro en contra Manolo Worn y agavillamiento en contra de Raimundo Santamarta, ambos hechos ocurridos en el año 2002.

Además, ante el Cicpc-Maracaibo presentó antecedentes por robo en el año 1997.

Vía Panorama

actualidad » en esta sección

buscador