Foto: REUTERS/Roberto Chile/Cubadebate/Handout

Miami (EEUU), 9 may (EFE).- El líder cubano Fidel Castro ayudó con armas y asesoramiento a izquierdistas venezolanos en los preparativos del “caracazo”, el intento de golpe de estado de 1989 contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, según el excomandante del Ejército de Venezuela Carlos Julio Peñaloza.

En una entrevista publicada hoy por el diario El Nuevo Herald, Peñaloza señaló que Castro aprovechó su visita a Caracas para la toma de posesión de Pérez -el 2 de febrero de 1989- para entrar con armas y preparar la insurrección de civiles y militares venezolanos que simpatizaban con el régimen cubano.

Peñaloza afirmó que las armas incluían rifles que semanas después fueron utilizados por francotiradores contra soldados y agentes del orden público durante el llamado “caracazo”, el levantamiento popular en el que cientos de venezolanos perdieron la vida.

“Cuando se produce el caracazo (el 27 de febrero), Fidel trató de explotarlo”, dijo Peñaloza, exgeneral de División del Ejército de Venezuela, al diario de Miami.

Los servicios de inteligencia de Venezuela detectaron los preparativos de un posible levantamiento cuando Carlos Andrés Pérez ganó las elecciones de 1988, en un momento en que la economía de Venezuela sufría una profunda crisis.

Castro llegó a Caracas -su primera visita en 30 años- para asistir a la toma de posesión de Pérez con una comitiva de 300 personas y “numerosas cajas que contenían armas”, dijo Peñaloza.

“Llegaron en tres aviones de Cubana de Aviación y entraron por la rampa presidencial, pero debido a coordinaciones con agentes del alto gobierno, la comitiva y los pesados cajones pasaron sin revisión en el aeropuerto”, añadió Peñaloza.

El excomandante venezolano dijo también que tres años después advirtió a Carlos Andrés Pérez de que el teniente coronel Hugo Chávez preparaba un golpe de estado, sin que el presidente venezolano le hiciese caso.

actualidad » en esta sección

buscador