El vicepresidente de la República Ramón Carrizález, a su salida de la AN, después de iniciada la entrega de la Memoria y Cuenta 2008 por parte de los Ministros, aseguró que está descartado que el Gobierno dialogue con las cúpulas de la oposición.

Carrizález aseguró que las cúpulas de la oposición “quieren poner en riesgo los logros del pueblo”.

En este sentido, destacó la importancia de develar la “hipocresía que envuelve a la oposición, que anda pidiendo diálogo y a la vez anda agrediendo al pueblo”.

En el marco de su intervención dentro de la Asamblea Nacional, el Vicepresidente hizo mención a los gobernadores de oposición, como es el caso de los estados Táchira y Miranda, donde presuntamente se están agrediendo a las misiones creadas por el Estado.

Carrizález señaló que el Gobierno anda permanentemente en diálogo con diversos sectores, entre ellos “con los trabajadores, con los médicos, con el pueblo y con los verdaderos productores “. Pero aclaró que el diálogo con las cúpulas de la oposición está descartado.

Asimismo, no vaciló en acusar a los medios de comunicación que arremeten “agresivamente” contra el Ejecutivo y por ser de los principales “promotores de la violencia”.

Hoy, según lo establece la Constitución, a los ministros le corresponden pesentar ante la Asamblea Nacional, su Memoria y Cuenta del año 2008.

El vicepresidente Ramón Carrizález fue el encargado de dar apertura a esta obligación estipulada en la Carta Magna.

En su discurso, aseguró que nunca antes “los ciudadanos han estado tan activos en el control del Estado”.

Carrizález señaló que el presidente Hugo Chávez siempre ha estado abierto hacia el diálogo con todos los sectores del país.

“Por supuesto que hay la disposición del diálogo. Este es el gobierno del diálogo”, aseguró.

actualidad » en esta sección

buscador