Una toma de 14 rehenes en un complejo judicial de la ciudad venezolana de Carúpanu (600 km al este de Caracas) finalizó pacíficamente la noche del viernes con la entrega del secuestrador, que pretendía rescatar a dos amigos acusados de robo, informó la Policía.

Se logró llegar a buen término con la intervención del fiscal superior y el presidente del circuito judicial“, cuya presencia había exigido el captor para negociar, dijo el comisario Pablo Heredia, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Los rehenes eran una juez, una secretaria, cuatro alguaciles, un abogado y otras siete personas que asistían a una diligencia en que eran presentados los supuestos ladrones que el asaltante intentó liberar.

Según el director del CICPC, Wílmer Flórez, cuatro pistoleros intentaron tomar la edificación, pero sólo uno, portando un arma corta y una granada de mano, logró penetrar.

Los otros tres fueron capturados, señaló Heredia al canal público Venezolana de Televisión.

“En la entrada hubo un intercambio de disparos con policías que resguardaban el circuito” sin que se registraran víctimas, había dicho previamente Flórez a la misma cadena.

El mando policial indicó que el objetivo de los asaltantes era “rescatar” a dos miembros de una banda criminal detenidos desde septiembre.

La Fiscalía anunció en un comunicado la apertura de una investigación sobre el caso.

Nota publicada esta tarde

Video: Globovisión (27 – Febrero – 2009)

Un individuo armado que irrumpió en un juzgado de la localidad de Carúpano (noreste) mantenía hoy como rehenes a 17 personas, entre ellas la juez, informó la Policía.

El sujeto intentó rescatar a dos individuos durante una vista que se desarrollaba en la sala 3 del tribunal de Carúpano, relató Wilmer Flores, director de la policía científica, al canal estatal Venezolana de Televisión.

Según Flores, cuatro hombres armados con pistolas y granadas intentaron participar en el rescate, pero solo uno de ellos entró al juzgado y los otros tres huyeron tras ser descubiertos y enzarzarse en un tiroteo con los guardias del lugar.

El sujeto armado se dirigió hasta la sala donde se celebraba el proceso contra dos hombres detenidos en 2008 por robar un centro comercial y tomó como rehenes a la juez, cuatro alguaciles, el abogado defensor y unas siete personas más que asistían al acto, indicó Flores.

Se trata de un caso por robo agravado en perjuicio de la empresa AJS Corporación, C.A., donde aparecen imputados Oscar Daniel Ramírez Fuentes y Jaime José Soledad Roque.

Aproximadamente a las 3:30 de la tarde, Manuel Guarayote, uno de los presuntos implicados en el referido caso y quien, además, se encontraba fugado del Internado Judicial de La Pica, se presentó en el lugar y señaló que tenía en su poder medio kilo de explosivo C-4, armas largas y cortas y 2 granadas.

El jefe policial señaló que no se registraron heridos o lesionados ni en el tiroteo que se dio a la entrada de la sede de los tribunales ni en la toma de la sala por parte del individuo.

Hasta las 6:00 pm de la tarde de este viernes 27 de febrero había 17 personas en calidad de rehenes y se pudo conocer que el imputado solicitó víveres, agua, pastillas para la tensión, comida y la mediación con el fiscal superior de esa jurisdicción.

Flores sostuvo que las negociaciones entre el sujeto y las autoridades son dirigidas por el ministro del Interior, Tarek El Aissami.

La Fiscal 2° del estado Sucre, Cristina Mijares es la encargada de dirigir la investigación que se inició ante tal situación.

Con información de AFP / Efe y Globovisión

actualidad » en esta sección

buscador