Jaile Oswaldo Suárez Pedraza, de 19 años de edad, estudiante de quinto año de bachillerato fue secuestrado cuando salía con su novia. “A la muchacha la golpearon y la lanzaron al monte, mientras que a mi hijo se lo llevaron secuestrado”, relató la madre de la víctima.

Esta es la nota que publica La Nación:

Cuatro hombres armados secuestraron y asesinaron a balazos a un estudiante de bachillerato, cuando éste se encontraba en compañía de su novia, homicidio que ocurrió la noche del martes, en las inmediaciones de El Poblado, en Rubio.

Los parientes identificaron a la víctima como Jaile Oswaldo Suárez Pedraza, de 19 años de edad, estudiante de quinto año de bachillerato en el liceo Fermín Toro, de Rubio, quien residía en el barrio San Diego.

La víctima, Jaile Oswaldo Suárez Pedraza, de 19 años de edad, estudiante de quinto año de bachillerato en el liceo Fermín Toro, de Rubio estado Táchira

María Esther Suárez, madre del fallecido, informó en la morgue del Hospital Central que la tarde del martes, su hijo salió de la casa y fue a buscar a su novia. “Ambos se marcharon a una laguna a bañarse, por el sector de El Hoyito”, donde pasaron la tarde, y de regreso los interceptaron cuatro hombres”, expresó la angustiada madre.

“Ellos venían caminando hacia el centro de Rubio, pero en el trayecto fueron sorprendidos por los hombres armados, quienes se movilizaban en dos motocicletas. A la muchacha la golpearon y la lanzaron al monte, mientras que a mi hijo se lo llevaron secuestrado, bajo amenaza de muerte”, precisó.

Fue en horas de la noche, cuando la familia del estudiante se enteró de lo sucedido. Un hermano de la víctima corrió hacia el lugar del crimen y lo encontró tirado en una zona boscosa, a un costado de la vía.

a Brigada Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, actuó en el levantamiento del cadáver, y constató que el cuerpo tenía más de 15 heridas de bala

Funcionarios de la Policía del estado Táchira resguardaron la escena del crimen. Una comisión de la Brigada Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, actuó en el levantamiento del cadáver, y constató que el cuerpo tenía más de 15 heridas de bala.

La madre del estudiante quien había iniciado las diligencias para cursar estudios universitarios en la Guardia Nacional, declaró que su hijo no tenía problemas conocidos con nadie y desconoce la causa del crimen.

Con sus ojos cargados de lágrimas, manifestó sentirse impotente por lo sucedido. “Aquí estoy sentada, a la espera de que me entreguen el cadáver de mi hijo. Es una situación difícil que debo enfrentar”, expresó.

María Esther Suárez, madre de Jaile Oswaldo, con sus ojos cargados de lágrimas, manifestó sentirse impotente por lo sucedido. “Aquí estoy sentada, a la espera de que me entreguen el cadáver de mi hijo”

¿Le robaron las pertenencias a su hijo?

- No. Él no tenía objetos de valor, ni dinero en efectivo. Los cuatro hombres que se lo llevaron lo hicieron para matarlo.

En la sede detectivesca, de la avenida Marginal del Torbes, se informó que una comisión policial realiza las investigaciones pertinentes para tratar de ubicar a los cuatro homicidas, quienes estarían implicados en otros asesinatos.

actualidad » en esta sección

buscador