Foto: Archivo, no relacionada con la nota /EFE/BERND THISSEN

Valencia, 27 May. AVN .- El Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (Indepabis) multó con 2.000 unidades tributarias (UT) a la General Motors de Venezuela y al concesionario de vehículos Súper Autos Carabobo, debido al recurrente incumplimiento de las garantías de los vehículos que comercializan.

Así lo informó este viernes en rueda de prensa la coordinadora estadal del Indepabis-Carabobo, Iramarú Herrera.

Explicó que este viernes se realizó un acto de conciliación en sitio con la General Motor y el concesionario Súper Autos Carabobo con respecto a tres casos particulares de denunciantes que se vieron afectados por la negativa de estas empresas de brindar respuesta a su problemática.

“Consecuentemente, el Indepabis recibe denuncias contra estas empresas por el incumplimiento de las garantías de los vehículos y ambas se niegan a dar respuesta, por lo que el organismo aplicó esta multa de 2.000 UT”, dijo.

La funcionaria mencionó que estas empresas de vehículos deben dar respuesta a las personas afectadas en un máximo de 10 días hábiles y además están en la obligación de revisar sus controles de calidad y mejorar su capacidad de respuesta a los usuarios.

Herrera señaló que además del pago de esta sanción pecuniaria, la General Motors de Venezuela y el concesionario Súper Autos Carabobo están en la obligación de asistir a los cursos dictados por el Indepabis, a fin de que conozcan cómo funcionan los procedimientos establecidos en la ley.

Dijo que en la institución reposan más de 20 denuncias de personas afectadas por incumplimientos de garantía y añadió que progresivamente se les irá dando respuesta.

Igualmente, exhortó a los carabobeños que se encuentren en la misma situación a interponer su denuncia ante el Indepabis, ya que sólo de esa forma se les podrá ofrecer solución a su problema.

Por su parte, Ingrid Pantoja, afectada por esta situación, agradeció las acciones emprendidas por el Indepabis, toda vez que desde hace más de un año presenta problemas con un vehículo que adquirió en 2010 y las empresas implicadas no quisieron responder a pesar de tener vigente su garantía.

“En 2010 adquirí un vehículo y este presentó numerosas fallas. Ante la negativa del concesionario de darme solución al problema denuncié el caso ante el Indepabis y gracias a ellos vemos que nos solucionarán el caso. El procedimiento ha sido transparente y apegado a la ley”, aseveró.

actualidad » en esta sección

buscador