Fotos: Carlos Jesús Gómez

El diario regional Correo del Caroní, reseña hoy un trágico accidente de tránsito que se cobró la vida de tres funcionarios de Protección Civil del estado Bolívar.

Este es el artículo completo:

Tres funcionarios de Protección Civil Bolívar fallecieron este lunes en la tarde en un aparatoso accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 44 de la carretera que une a Caroní con Heres.

Las víctimas quedaron identificadas como Tomás Malavé, Técnico en Búsqueda y Salvamento; Julio Rivas, chofer de la unidad y el jefe del grupo; y Carlos Morales, Técnico en Emergencias Médicas y estudiante de Medicina.

Testigos del hecho indicaron que la Unidad Móvil Quirúrgica EK-5, placas 2-269 de PC, perdió el control en plena autopista, se salió de la carretera e impactó contra unas piedras y un gran árbol.

Un aparatoso siniestro vial ocurrió aproximadamente a las 4:30 de la tarde de este lunes en el kilómetro 44 de la carretera que comunica a Ciudad Guayana con la capital del estado Bolívar, luego de que la Unidad Móvil Quirúrgica EK-5, placas 2-269, de Protección Civil estadal, perdiera el control e impactara contra unas piedras y un gran árbol.

La colisión arrojó como resultado la muerte de tres ocupantes del vehículo, quienes además eran miembros con más de 10 años de experiencia de esta organización de búsqueda, apoyo y salvamento, indicaron los colegas de los fallecidos.

José García, director de PC Bolívar, jefe y compañero de los fallecidos, reveló en el sitio de la tragedia que “ellos venían de haber prestado el apoyo en los Carnavales Binacionales que se hacen en Santa Elena de Uairén y Brasil, también estuvieron prestando apoyo en las labores de búsqueda de la avioneta desaparecida al sur de la entidad”.

La primera persona en auxiliar a los funcionarios fue un hombre que se identificó como Jean Carlos Pino, que presta servicios en el área de Seguridad Patrimonial de Ferrominera Orinoco.

“Yo venía detrás del camión, ellos iban en el canal lento y yo en el rápido, pero de la nada la unidad se desvió a la izquierda y nunca frenó, aunque no iban corriendo. Luego cruzaron la autopista de lado a lado, se metieron contra el matorral y fue que empezó el corre y corre. Lo que me impresionó fue que quedaron en el otro canal, como si vinieran de Ciudad Bolívar”, atestiguó Pino.

Inmediatamente este trabajador alertó al Servicio de Emergencias 1-7-1, desde donde se despacharon ambulancias, patrullas policiales y unidades bomberiles, tanto de Puerto Ordaz como de Ciudad Bolívar.

A los pocos minutos de ocurrido el siniestro, aproximadamente unas 20 comisiones de diferentes cuerpos de seguridad y rescate estaban presentes en el sitio para prestar el apoyo a sus colegas accidentados, sin saber que ya no había nada qué hacer por ellos, puesto que sólo uno estaba con vida y agonizante.

Tomás Malavé, Técnico en Búsqueda y Salvamento, fue el único que fue rescatado con vida del amasijo de hierros en que quedó convertida la cabina de la EK-5 de PC Bolívar.

Un helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) fue el encargado de realizar su traslado hasta el Hospital Ruiz y Páez de la capital del estado, pero murió durante el vuelo, noticia que fue recibida con amargura por sus compañeros de labores.

Las lágrimas no se hicieron esperar en los rostros duros y curtidos de experiencia de los funcionarios presentes, debido a que quienes rescataban los cadáveres de los otros dos miembros de PC, eran sus mismos colegas de trabajo.

Equipos de oxicorte, sierras eléctricas, gatos, pinzas hidráulicas y aproximadamente dos horas de labores y relevos, fueron necesarios para liberar los cuerpos de Rivas y Morales de la trampa de metal y madera en que quedaron atrapados.

Efectivos de Tránsito Terrestre que se encargaron de realizar la planimetría del siniestro y el levantamiento de los cadáveres indicaron que el accidente posiblemente se originó por una falla mecánica de la unidad, “ya que en ningún momento se marcaron huellas de freno”.

Descartaron la posibilidad de que el conductor se quedara dormido al volante, puesto que al cruzar la isla que divide ambos canales y pasar por sobre las piedras y baches, “se hubiera despertado”, resaltaron los uniformados viales.

Otra de las hipótesis manejadas, tanto por las autoridades como por los compañeros de trabajo de Malavé, Rivas y Morales, es que al segundo le hubiera dado un infarto y perdió el control de la unidad, ocasionando la colisión donde perdieron la vida los tres funcionarios.

Experiencia perdida

“Esos muchachos tenían más de 10 años en Protección Civil, ellos eran quienes se encargaban de esa unidad, esa área era su vida, su pasión. Malavé, Rivas y Morales eran excelentes profesionales”, fueron las palabras que entrecortadas lograron salir de la garganta de un lloroso José García, jefe y compañero de los fallecidos.

El funcionario apuntó además que con esta pérdida humana era mucha la experiencia que perdía Protección Civil Bolívar. “Iba toda la experiencia del mundo en ese camión, ahora sólo nos queda honrarlos siguiendo adelante con su trabajo”, acotó García antes de romper nuevamente en llanto.

Cabe resaltar que con la pérdida de estos tres rescatistas de Protección Civil, ya son 45 las personas que han muerto en las carreteras guayanesas en lo que va del 2009.

Germán Dam V.
Correo del Caroní

actualidad » en esta sección

buscador