Foto: News Flash JC

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo la noche de este viernes su intención de tomar el control de la cárcel de El Rodeo, en el opositor estado Miranda, tras un intenso tiroteo que dejó como saldo 1 reo y 2 funcionarios muertos.

“Hay un grupo de internos que se mantiene con una actitud bastante hostil. Ante esta situación se decidió un alto el fuego para planificar, y mañana empezar de nuevo la toma de El Rodeo”, dijo el general Luis Motta Domínguez en declaraciones que recogió la televisora estatal.

La primera víctima de la que se tuvo conocimiento fue el primer teniente de la GNB, Luis José Rincones, de 27 años de edad, precisó Jaua este viernes en horas de la tarde durante un recorrido en un Centro de Diagnóstico Integral del estado Zulia.

Pasadas las 7 de la noche se informó en la televisora estatal que el sargento Orlado Ramírez, de 33 años, también murió tras recibir un impacto de bala en la cabeza.

Cientos de familiares de los internos llegaron hasta los alrededores del penal registrándose escenas de histeria.

A través del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), Jaua anunció que un efectivo de la Guardia Nacional falleció durante un intercambio de disparos con los internos, cuando los efectivos participaban en una requisa en el penal El Rodeo I.

“Ha sido una intervención bastante dilatada en el tiempo porque las instrucciones que tenemos del presidente (Hugo) Chávez es no causar daños a los privados de libertad”, dijo Jaua.

Desde las afueras de la cárcel se escucharon en varios momentos intensos tiroteos, mientras que una enorme cantidad de familiares, calculadas en cientos de personas, que esperaban en los alrededores de la cárcel, lloraban desconsoladas y gritaban: “¡Ayúdenlos!”, según constató la AP desde el lugar.

Inicialmente se informó que un recluso había resultado herido, pero Néstor Reverol, viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana, en declaraciones al canal estatal de televisión sólo mencionó que “han sido heridos de bala 16 efectivos de la guardia nacional”, pero posteriormente el vicepresidente Jaua dijo que los heridos eran 19.

Durante una requisa se suscitó un intercambio de disparos con los internos, algunos de los cuales se encontraban armados, indicó Reverol.

“Se ha resistido una parte de los privados de libertad…se han resistido a bajar (y) nosotros estamos llamando a que depongan su actitud”, añadió Reverol.

Foto: Reuters / Jorge Silva
Foto: Reuters / Jorge Silva
Foto: News Report
Foto: Alexander Gómez / AVN

“Nosotros no podemos permitir la anarquía en el recinto penitenciario, necesitamos que haya un regimen interno y por eso es que estamos haciendo este tipo de operación”, destacó el funcionario.

Desde la distancia fueron visibles llamas en una de las torres y un carro de bomberos ingresó al penal. Un helicóptero militar sobrevoló el recinto carcelario, mientras seguían escuchándose disparos.

“Allí lo que hay es una matazón masiva. A todos los familiares no nos dejan pasar. Les cayeron encima. Mira (la) prueba que están quemándoles todo, la torre”, dijo Griseida Graterol, representante de los familiares de los reclusos, mientras se veía una inmensa columna de humo saliendo desde la prisión.

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, dijo que en el operativo en Rodeo I fueron movilizados más de 5.000 funcionarios, incluyendo 3.500 agentes de la Guardia Nacional.

“El operativo tiene como objetivo fundamental garantizar el respeto y el resguardo de la vida” de los presos, dijo el ministro según un comunicado del gobierno.

El comandante de la Guardia Nacional, general Luis Motta Domínguez, dijo a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que el incidente se generó cuando miembros de ese cuerpo realizaban una operación de requisa y desarme en la cárcel, que está a unos 50 kilómetros al este de Caracas, donde el pasado domingo se presentó un violento enfrentamiento entre los reclusos que dejó como saldo 22 muertos.

Foto: Fernando Llano / AP Images
Foto: Fernando Llano / AP Images
Foto: Fernando Llano / AP Images

“Tenemos las manos atadas, no tenemos un gobierno que nos ayude. Esto empezó desde esta madrugada. Escucha los tiros”, dijo Cecilia Mijares, de 49 años, al expresar gran angustia por la suerte de su sobrino que se encuentra recluido en la prisión.

Ambulancias entraban y salían del recinto penitenciario.

Un camión cisterna provisto de un cañon lanza-agua de la Guardia Nacional en medio de la confusa situación se estrelló contra una de las ambulancias que salía de la prisión, mientras otra ambulancia se detuvo para ayudar. No estaba claro si alguien resultó herido en la colisión.

Algunos de los familiares de los internos iniciaron una protesta a las afueras del penal para rechazar la intervención, y bloquearon las calles aledañas al lugar con restos de basura y desechos que incendiaron. Cerca de 30 guardias nacionales repelieron la manifestación con gases lacrimógenos y balas de goma.

“A las 2 de la mañana estábamos tranquilos y nos pararon a bombas lacrimógenas y perdigones”, relató Iris Villasmil, una joven embarazada de 22 años, al relatar lo que vivió en el momento en que varios cientos de guardias nacionales ingresaron para intervenir el recinto carcelario.

“Los están asfixiando. Les están echando plomo. ¿Por qué no dice la verdad (la autoridad)? Eso es lo que me está comunicando mi familiar que está allá adentró”, comentó desesperada Villasmil.

El vicepresidente Elias Jaua, a través del canal estatal Venezolana de Television (VTV) dirigió un mensaje a los familiares de los reos.

“La intervención que estamos haciendo hoy no es para masacrar a sus familiares. Es para preservarle la vida” ante la acción “de un pequeño grupo” de reclusos, dijo Jaua.

Foto: Fernando Llano / AP Images
Foto: Fernando Llano / AP Images
Foto: Fernando Llano / AP Images

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó en la víspera su “profunda preocupación” los hechos ocurridos en la cárcel el pasado 12 de junio, e instó en un comunicado al Estado venezolano a “adoptar medidas concretas a fin de proteger la vida e integridad personal de las personas privadas de libertad”.

La CIDH dictó el 8 de febrero del 2008 “medidas provisionales” para los reclusos de El Rodeo I, donde la población carcelaria alcanza a cerca de 3.000 personas, y ordenó al Estado adoptar acciones para garantizarle la seguridad y la vida a los internos.

El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos ha venido dándole seguimiento a la situación de las cárceles en Venezuela que son consideradas las más violentas de la región, y ha reconocido que los centros penitenciarios son “controlados por organizaciones criminales y no por el Estado”, refiere el comunicado.

En la CIDH se ha recibido denuncias sobre las graves condiciones de hacinamiento que imperan en las cárceles, la tenencia por parte de los internos de armas de fuego de distinto calibre y de explosivos, y el “cobro a los reclusos de una extorsión conocida como causa, la cual es dividida entre las bandas criminales que controlan las cárceles, la autoridad civil y las autoridades militares de custodia externa”, agrega el escrito.

La violencia es común en las hacinadas prisiones de Venezuela, en donde bandas rivalizan por el control de los pabellones o el comercio de armas y drogas que guardias corruptos venden a los reclusos.

En Venezuela existen 30 cárceles y la población penal, que alcanza a cerca de 32.624 personas, vive en graves condiciones de hacinamiento, de acuerdo a cifras de la organización local Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Durante el primer trimestre de este año se reportaron 124 muertes en las cárceles venezolanas, lo que representó un aumento de 22% respecto al mismo período del año pasado, informó recientemente el director de OVP, Humberto Prado.

Asimismo, entre enero y marzo se registraron 266 heridos en los centros penitenciarios, superando en 11% la cifra del 2010.

Para el 2010 se alcanzó una cifra de 476 muertos y 967 heridos en las cárceles venezolanas, según reportó la CIDH. Entre 1999 y 2010 habría muerto un total de 4.506 reclusos y el número de heridos habría ascendido a 12.518. cárcel de El Rodeo.

Reportan incendio en un sector de El Rodeo

Video: Globovisión 17 junio de 2011

Desde las afueras del centro penitenciario se observa un humo negro que indica que se habría incendiado la sección de La Torre de El Rodeo, donde se presume que podría encontrarse el 60% de la población penal encerrada para resistirse al procedimiento que efectúa desde esta mañana la GNB. Así lo publicó Últimas Noticias.

Los familiares temen que los efectivos hayan incendiado la estructura para obligar a los reos a salir. Hacen un llamado a los bomberos para que se acerquen al lugar con camiones cisternas y extingan el incendio.

Familiares de reos piden el cese de la intervención

Más temprano se conoció que la Guardia Nacional logró entrar al Rodeo I a las dos de la mañana, según informaron familiares de los reos quienes tenían cuatro días a las puertas del penal para impedir traslados.

Video: Globovisión 17 de junio de 2011

Los familiares fueron desalojados con bombas lacrimógenas y perdigones.

A través de un contacto telefónico, el diputado a la Asamblea Nacional, Oscar Ronderos, manifestó que “ya es inminente la intervención de la Guardia Nacional en la cárcel El Rodeo. Se iniciaron los disparos y hay información aún no confirmada de que existen algunos internos heridos“.

“Considero que la intervención de la Guardia Nacional podría resultar inconveniente visto que lo que podría producirse es un derramamiento mayor de sangre”, recalcó el Diputado.

Por su parte, María Alejandra Chávez, miembro de la fundación Simón Simón, pidió a nombre de los familiares que cese la intervención y aseguró que uno de los internos le comunicó que en el procedimiento, hasta las ocho de la mañana, habían fallecido otros 3 internos y otros 2 estaban heridos.

Adicionalmente, en información reseñada por Últimas Noticias, dos mujeres, familiares de los reos de Rodeo I, resultaron heridas de perdigones al mantener una protesta a las afueras del internado judicial ubicado en Guatire. Las lesionadas fueron trasladadas a centros asistenciales cercanos.

Con información de AP

actualidad » en esta sección

buscador