Foto: Alex Guzmán / AVN

En la madrugada de este viernes más de cinco mil funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo intervinieron los centros penitenciarios El Rodeo I y el Rodeo II, en el estado Miranda, en una operación para desarmar de los reclusos.

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, informó en un contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV) que el operativo tiene como objetivo fundamental garantizar el respeto y el resguardo de la vida de cada uno de los ciudadanos recluidos en los dos centros.

“Se esta poniendo en marcha un plan de requisa médica y otros esfuerzos para el resguardo y respeto de la vida de cada uno de los privados de libertad”, alegó El Aissami.

Sobre la aparente existencia de mafias dentro de los centros penitenciales el Ministro informó que: “ciertamente dentro el sistema penitenciario operan mafias que dificultan la convivencia, sin embargo no hemos tenido ningún incidente en el Rodeo I, ya los ánimos han comenzado a bajar, tenemos efectivos del Ministerio Público, de la Guardia Nacional y del Ministerio de Interior y Justicia, todo para garantizar que el proceso se desarrolle en completo apego a la Constitución”.

“Estos líderes negativos están plenamente identificados y se están movilizando las medidas disciplinarias correspondientes para evitar que este tipo de situaciones se repitan”, destacó el Ministro El Aissami.

La medida de intervención se toma para normalizar la situación a lo interno de El Rodeo, debido a que en los últimos días se suscitaron hechos irregulares en los que se registraron 22 fallecidos.

Detalló que está previsto luego el traslado de privados de libertad a otros centros de retención.

“Los hechos de violencia ocurridos ameritan el uso de la fuerza (…) Los presos ya están comenzando a bajar al patio para que comience la requisa (…) No ha habido ningún incidente”, recalcó el ministro.

Sin embargo, a las afueras de la prisión, varias decenas de familiares de presos vivían momentos de gran impotencia ante la falta de información y aseguraban, citando a sus allegados presos, que la entrada de las fuerzas del orden estaba provocando nuevos muertos.

El enfrentamiento en El Rodeo es el más violento registrado en el interior de un centro de detención en Venezuela desde 1999.

Con información de AVN y AFP

actualidad » en esta sección

buscador