Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana

Los habitantes de Ciudad Guayana celebraron los cincuenta años de la fundación de esta urbe, la más joven de Venezuela y la única planificada del país, con una serie de actividades sin precedentes que reencontraron a la sociedad civil y a los constructores de todo el proyecto humano industrial que en ella se realizó.

La jornada cincuentenaria comenzó con una siembra de árboles en la avenida Expresa, para luego continuar con un emotivo acto realizado en el Parque La Fundación de San Félix, ante la primera piedra y el acta fundacional de Santo Tomé de Guayana.

Allí se dieron cita diversos hombres y mujeres que tuvieron sobre sus hombros la responsabilidad de dirigir y darle curso al proyecto de desarrollo, que en sus inicios representó un gran desafío para miles de profesionales quienes vinieron de todas partes de Venezuela y otros países a trabajar en la región.

Así pues, Argenis Gamboa, ex presidente de CVG, Gerardo Chavati, ex directivo de Edelca, Efraín Carrera, ex presidente de CVG y de Edelca, Enrique Briceño, ex gerente del área de Acería en Sidor, Carlos Eduardo León, ex gerente del sector aluminio, y Alfredo Rivas Lairet, ex presidente de Sidor y ex vicerrector de la UCAB, acudieron al mencionado parque.

Gianpiero Argento, ex directivo de la empresa que realizaba los planos fotográficos de la zona, Rafael Mendoza, fundador del Parque La Llovizna, Roberto Arreaza, ex gobernador del estado, ex presidente de la CVG y de Venalum, y Cesar Mendoza ex presidente de Sidor y de Venalum, entre otros, también estuvieron presentes para colocar una ofrenda floral en el lugar donde hace 50 años se fundó Ciudad Guayana.

Construyendo oportunidades

Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana

El 2 de julio de 1961 el entonces presidente de la República, Rómulo Betancourt, fundó Santo Tomé de Guayana, pero ya años antes el desarrollo había empezado con la explotación del mineral de hierro y los proyectos hidroeléctricos.

Argenis Gamboa, quien entre otros cargos ocupó la presidencia de Sidor, recuerda que le dedicó 30 años de su vida al proyecto Guayana, desde que llegó a la zona por primera vez en 1951 hasta que se fue en la década de los ochenta.

Gamboa aseguró que la clave del éxito de Ciudad Guayana y su emporio industrial fue que a los recursos existentes, “quisieron ponerlos a valer, quisieron utilizarlos”.

“El conjunto de recursos y el trabajo programado y planificado generó la creación y el crecimiento de esta ciudad y el complejo industrial, aprovechando los recursos hidroeléctricos y minerales se crearon las empresas del acero, pre reducidos, aluminio y aleaciones. Este es un programa que debe ser continuado para que la zona y la nación aprovechen los recursos a cabalidad”, aseveró.

Asimismo, envió un mensaje a las nueves generaciones, pues aseguró que en 1951 “las oportunidades existían pero no eran realidades, se hicieron realidad, es decir, cuando yo vine aquí la primera vez no había ni carreteras para llegar acá. Esto era simplemente un proyecto muy pequeño, las oportunidades se construyeron”.

“Así se hicieron las represas, estas plantas, se sembraron los bosques de Uverito, por eso digo que las oportunidades se construyen, están allí en frente a la cara de uno para hacerlas”, subrayó Gamboa.

Generación guayanesa

Roberto Arreaza se residenció en Caracas luego de su jubilación, pero pese a vivir allí nunca olvida la Guayana que ayudó a crear.

Arreaza manifestó su tristeza por el decaimiento que observa en la ciudad, pero no oculta su esperanza de que vuelvan los buenos tiempos, “las nuevas generaciones van a rescatar a Guayana, aunque a lo mejor no tendremos tiempo de verlo nosotros”.

“Ya el 70% de la población que aquí vive nació en Guayana, ese es el legado, ellos la tienen que rescatar para Venezuela, porque Guayana sí es Venezuela, es la alternativa no petrolera del país, y yo les digo a los muchachos que trabajen duro, que estudien y se hagan técnicos para poderlo lograr”, apuntó.

“Mucho por hacer”

Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana

Cesar Mendoza sigue viviendo en el municipio Caroní, pues reveló que no lo dejaron irse, afirmó que “hoy estamos un poco tristes, porque la ciudad no tiene el empuje que tenía cuando la vimos crecer y desarrollarse, pero todavía es un lugar donde se puede vivir, hay mucho por hacer en Guayana”.

Mendoza invitó a los habitantes de esta urbe a unirse más, y a trabajar para hacerla crecer cada día convirtiéndola en una mejor realidad.

“Yo creo que nos hemos descuidado y hemos olvidado un poco que el éxito de cualquier proyecto está en conservar la meritocracia, en el conocimiento de lo que se está haciendo”, expresó.

“No pierdan el ánimo que el futuro sigue estando en Guayana”, dijo Mendoza para concluir.

Tortas cumpleañeras

Al final de la tarde de este sábado, decenas de personas se reunieron el la carrera Upata del centro de Puerto Ordaz para cantarle cumpleaños a Ciudad Guayana, actividad que sirvió de reencuentro entre amigos y vecinos de varias generaciones, quienes soplaron las velas de más de 20 tortas.

El evento es el primero de este tipo que se realiza, y su éxito demostró que la tradicional apatía de los guayacitanos puede superarse, logrando recuperar los espacios de convivencia y urbanidad que han sido abandonados con el pasar de los años, principalmente por temor a la delincuencia.

Para cerrar la fiesta cincuentenaria llevada a cabo por iniciativa ciudadana, se celebró una misa en la iglesia Nuestra Señora de Fátima, ubicada en el Centro Cívico, donde se elevaron oraciones por el progreso de Ciudad Guayana y su reimpulso.

Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana

Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana
Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana
Foto: Carlos Jesús Gómez/ Ciudad Guayana

actualidad » en esta sección

buscador