Foto: Wilfredo Yustis

En su columna de opinión, Farith Fraija Norwood analiza las reacciones que ha tenido la oposición en los últimos días sobre las elecciones primarias y la fecha para su realización, porque “paradójicamente quienes defendían la fecha de febrero de 2012, ahora son los que proponen su revisión, y quienes la rechazaban abogan por su ratificación“.

En ese sentido, Fraija considera que esas manifestaciones de “contradicciones y confrontaciones” entre opositores se debe a que “dentro de la oposición no existe Unidad. Por el contrario, la conforman partidos opositores individuales (…) que se han agrupado de acuerdo a procesos de negociación y de afinidad ideológica, e incluso histórica”.

A continuación la columna completa:

Recientemente en mi programa radial “por la calle del medio”, que se transmite de lunes a viernes por la emisora La Cima 96.7FM de 8 a 9am, un usuario me hizo una pregunta: ¿Cómo va el asunto dentro de la oposición? No le respondí al momento, pero la respuesta la hago en este artículo, el cual lo estructuré en torno a dos grandes temas: el proceso de primarias y el tema de los candidatos a participar en dicho proceso.

La oposición está en un proceso de redefinición de sus factores críticos. Las contradicciones y confrontaciones, están a la orden del día. Aquellas certezas provenientes de posturas unitarias que mostraban al país, están siendo cuestionadas.

Paradójicamente quienes defendían la fecha de febrero de 2012 ahora son los que proponen la revisión, y quienes la rechazaban abogan por su ratificación. Si bien dieron a conocer la decisión de las fechas de las primarias para el 12 de febrero de 2012, actualmente está siendo revisada.

“La oposición está en un proceso de redefinición de sus factores críticos. Las contradicciones y confrontaciones, están a la orden del día”

Parten de un supuesto hipotético de un adelanto de las elecciones presidenciales, sin conocer las decisiones que sobre la materia, debe dar el CNE. Los viejos temores, ahora cobran vigencia. Aquello que era certeza, hoy genera incertidumbre, y los que antes eran los defensores ahora son los atacantes, y viceversa.

En otro sentido, como lo he sostenido en otras oportunidades, dentro de la oposición no existe Unidad. Por el contrario, la conforman partidos opositores individuales, y un conjunto de bloques de partidos que se han agrupado de acuerdo a procesos de negociación y de afinidad ideológica, e incluso histórica.

Como Mesa de Unidad Democrática, sólo existen por la certeza que los partidos de oposición tienen sobre su imposibilidad de derrotar electoralmente a Hugo Chávez y al Psuv.

En el marco del estas luchas internas, el día de ayer con una mampara de “ampliación del bloque parlamentario”, la coalición que ahora conforman Primero Justicia, Podemos, y la Causa R, le dieron una señal de unión al bloque adeco o Socialdemócrata.

“En el marco del estas luchas internas, (…) la coalición que ahora conforman Primero Justicia, Podemos, y la Causa R, le dieron una señal de unión al bloque adeco o Socialdemócrata”

Quienes interpretaron que estas declaraciones estaban dirigidas hacia la colectividad, cometieron un error. El mensaje fue claramente destinado al Bloque Socialdemócrata. Ello significa que se configuran dos grandes polos de poder dentro de la oposición: El liderado por Primero Justicia y el liderado por Acción Democrática.

En cuanto al Bloque Socialdemócrata, aún no terminan de escoger quién será su abanderado para las elecciones presidenciales. Se debaten entre la candidatura de Manuel Rosales, u otro candidato.

Sin embargo, la necesidad de tener un candidato del bloque, el rechazo de la opinión pública a la figura de Rosales y los temas pendientes con la justicia venezolana, dificulta seguir apoyando la figura de Manuel Rosales, por lo que un nuevo candidato tiene mayor probabilidad de ser elegido. Dentro de estos otros candidatos, se encuentran Antonio Ledezma y Pablo Pérez.

Esta ausencia de abanderado, explica la reacción de Henry Ramos Allup frente al adelanto de las primarias, advirtiendo que se rompería la unidad, dado que el perjudicado en un escenario con elecciones primarias adelantadas sería justamente el bloque blanco, en la medida en que aún no tiene definido su candidato a las presidenciales.

Obviamente queda la incertidumbre de figuras como María Corina Machado o César Pérez Vivas (Copei), al cual a mi entender, serán la opción alternativa, para aquellos votantes que rechazarán tal polarización. Sin embargo, sus posibilidades, al menos en el corto plazo son marginales.

Como siempre agradezco sus comentarios a través de twitter en la cuenta @farith15.

“Una oposición sin certezas”
Por Farith Fraija Norwood

@farith15
www.farithfraija.blogspot.com
farith15@gmail.com

actualidad » en esta sección

buscador