Noticias24.- Durante el discurso dado por Hugo Chávez en el marco de las celebraciones del 4 de Febrero, un joven de unos ventitantos años atravesó la multitud de asistentes en plena Tribuna de Honor en dirección al Primer Mandatario, apartando sin contemplaciones del camino nada menos que al Ministro de la Defensa, Raúl Baduel. Entre sus gritos desperados se distinguió uno claramente: “Chávez, soy yo, Huguito”, pero el Presidente – imperturbable – continuaba dando su discurso ignorando el incidente que ocurría justo a sus espaldas.

Véa el video del suceso pulsando aquí

Rápidamente, la toma se dirigió hacia el público y el chico fue sacado de la tribuna por varios uniformados, aunque sus gritos indistintos siguieron escuchándose por espacio de unos pocos minutos. Una vez concluido el incidente, el Ministro y sus acompañantes murmuraban, uno de los oficiales se ve riendo en las imágenes de video.

¿Fue Hugo Rafael “Huguito” Chávez Colmenares, hijo menor del Presidente con su primera esposa Nancy Colmenares, quien irrumpió en el discurso del Presidente Chávez? ¿Podría un joven cualquiera, que no fuera íntimo de la familia presidencial, acceder a la supuestamente bien custodiada Tribuna de Honor?

Son conocidos los roces del Presidente con su único hijo varón, quien casi nunca es mencionado en las alocuciones dominicales o discursos de Chávez. De Huguito se sabe muy poco: debe tener hoy alrededor de 23 años, y sólo una vez se le vió en el “Balcón del Pueblo”, una ventana del Palacio de Miraflores que fue modificada a pedido de Chávez. Se ha rumorado en alguna oportunidad de sus salidas nocturnas, y de su mala relación con la ex-esposa de su padre y madre de Rosinés, Marisabel Rodríguez de Chávez. Cuenta Luis Pineda Castellanos, un oficial militar que acompañó el golpe de Estado de 1992, que teniendo Huguito unos 14 años, su padre lo encontró sollozando en los pasillos del edificio donde vivían, en el sureste de Caracas: Marisabel lo había echado de casa.

Acerca del hijo varón que ha sido apartado de la intimidad del Presidente, aparece este fragmento en la biografía del mandatario Chávez sin Uniforme (Debate, 2004), firmada por Alberto Barrera-Tyszka y Cristina Marcano :

De todos (los hijos de Chávez), sin duda, Hugo Chávez Colmenares es el mayor enigma. En contraste con las hembras, es notoria la exclusión del único hijo varón del Presidente de los actos públicos. De hecho, hasta mediados de 2004, cuando apareció en una ventana de Miraflores junto a su padre celebrando el triunfo en el referendum revocatorio, para la mayoría de los venezolanos era desconocido el rostro del muchacho de 21 años (…) Huguito, como se le conoce, sería un joven problemático con el que el mandatario no logra congeniar (…)

“El varón tiene problemas de conducta, él ha tenido inconvenientes con el varón. Y, con toda seguridad, lo está atendiendo”, asegura (Luis) Miquilena. Se sabe que el joven ha vivido en Madrid y que pasó una temporada en Cuba.

Por lo demás, muy poco se sabe de la vida del joven Chávez: se ignora si ha escogido alguna profesión, o si seguirá los pasos de su padre en la política. Huguito es – al igual que su madre, Nancy - una verdadera incógnita para la prensa nacional.

Por su parte el diario Panorama, en su edición de este lunes, indica que el “espontáneo” de la Tribuna de Honor sería un conocido admirador de Chávez a quien apodan “El hombre Invisible” por su habilidad para colarse en la zona de seguridad del Presidente.

Los próceres
Un hombre burló la seguridad mientras Chávez daba su discurso

Un hombre, que burló la seguridad y se colocó detrás del presidente Hugo Chávez para proferir gritos, mientras el Mandatario daba un discurso de inicio del desfile militar, fue retirado por la fuerza por seguridad y funcionarios del Gobierno.

El personaje, identificado como un fanático de Chávez conocido como “El hombre invisible” —por su capacidad para ingresar en actos oficiales—, gritaba frases inaudibles mientras varios de los presentes, entre ellos el ministro de Defensa, general Raúl Isaías Baduel, intentaban controlarlo.

En tanto, Chávez seguía inmutable su discurso por el 15 aniversario del golpe de 1992 contra Carlos Andrés Pérez.

El hombre, vestido de rojo, fue tomado por efectivos, por el ministro Baduel y el gobernador del estado Miranda, Diosdado Cabello, quien se encargó de silenciarlo.

actualidad » en esta sección

buscador