Video: Globovisión 29 de julio de 2011

Desde Miami, Florida, donde sigue el rastro a actuaciones y transacciones de personajes y compañías relacionadas con sus denuncias, el diputado Miguel Ángel Rodríguez calificó como una estafa a la nación y traición a la patria el contrato que otorgó Venezuela a una empresa cubana para que se encargue de la cedular a la población..

A través de CNN en Español, Rodríguez recordó que el contrato se suscribió por 170 millones de dólares con la empresa cubana Albet, pero que esta subcontrató por 40 millones de dólares a la mexicano-holandesa Gemalto. “Si esta última provee plástico, chips y software para la cedulación, ¿Qué podemos decir de los restantes 130 millones de dólares? Los presumimos estafados“, dijo.

Rodríguez dijo que el tema es más grave aún, puesto que viola el derecho de los venezolanos a que se proteja su honor y su derecho a la confidencialidad e intimidad, ya que el contrato reserva a los funcionarios castristas el dominio sobre los códigos de acceso a la data personal, profesional, familiar de 28 millones de personas. No vaciló en definir esta cesión como traición a la patria que podría también perseguir algunos propósitos de manipulación de data en las jornadas electorales por venir.

En conversación con los periodistas de CNN Patricia Janiot y Fernando Del Rincón, el diputado Rodríguez llamó la atención también sobre el proceso que en Venezuela se sigue contra el empresario sirio-venezolano Wallid Makled.

“No dejaremos que el Gobierno deje de abordar el tema de los presuntos vínculos de Makled con ministros, generales, almirantes, gobernadores, diputados, cercanos al alto gobierno, porque es obligatorio despejar la duda de si estamos bajo la influencia de un narcoestado”.

actualidad » en esta sección

buscador