Foto: Archivo

Quito, 29 jul (EFE).- El periodista Emilio Palacio, condenado a tres años de prisión por, supuestamente, calumniar al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, publicó hoy en su página electrónica el informe militar sobre el rescate del mandatario durante la sublevación policial del 30 de septiembre 2010.

Correa demandó por calumnias injuriosas a Palacio por la columna “No más mentiras”, publicada en febrero de 2011 en el periódico El Universo, en la que se acusaba al mandatario de ordenar “fuego a discreción y sin previo aviso en un hospital lleno de civiles”, durante la sublevación policial, cuando el mandatario quedó retenido gran parte de la jornada en el centro médico de los agentes.

El informe, con fecha de 18 octubre de 2010, y dado a conocer hoy en la web de Palacio, revela que “el Presidente de la República en base contacto telefónico, dispone al Sr.Ministro de Defensa (Javier Ponce) y al Sr.Jefe del Comando Conjunto(General Ernesto Gonzalez), se proceda a rescatarlo. Para el efecto, se coordina tanto en forma personal como en vía telefónica con elementos de seguridad personal del Presidente”.

Palacio explicó que este informe es el que presentaron los abogados de Correa en la audiencia contra el periodista y los tres directivos de El Universo, quienes fueron demandados por el mandatario como “autores coadyuvantes”, por permitir que se publicara la columna en el periódico.

En el documento también se indica que la operación del rescate del mandatario, en la que participaron 900 efectivos entre militares y policías de cuerpo de elite que se mantuvieron fieles al presidente, era de carácter “inmediato debido que se tenía información de que existía riesgo inminente de la integridad del Sr.Presidente”.

“El personal debía de ir armado con armamento no letal y emplear el uso progresivo de la fuerza, además únicamente parte del personal debía llevar parte del armamento en caso de ser necesario su empleo de acuerdo a la situación en el área de rescate”, reza el informe.

Según publicó Palacio en su página electrónica, este último párrafo se podría haber redactado de la siguiente manera: “los militares dispararán a su arbitrio o buen juicio, a discreción, según las circunstancias que encuentren en el lugar”.

El 30 de septiembre, centenares de personas acudieron a las inmediaciones del hospital bajo la consigna de rescatar al presidente.

Finalmente, los militares y policías fieles consiguieron sacar a Correa del hospital, tras un tiroteo con los uniformados sublevados, que acabó con la vida de cinco personas, entre ellas un estudiante, según datos del ministerio de Salud.

En el informe se dice que cuando los militares llegaron cerca del centro médico donde estaba retenido el mandatario, fueron recibidos por “un nutrido de fuego de armas de diferente calibre y gran cantidad de gas lacrimógeno, que era disparado de forma indiscriminada por miembros de la policía que se encontraban en el lugar, así como por francotiradores que ubicados en las terrazas de los edificios aledaños”.

Un juez ordenó la semana pasada tres años de cárcel tanto para el periodista como los directores del diario, quienes además deberán de pagar una indemnización de 40 millones de dólares al mandatario.

Por el momento, ambas partes han apelado el fallo del juez, pues los demandados piden que se anule el proceso judicial, mientras que los abogados de Correa exigen que la indemnización se eleve a los 80 millones de dólares

actualidad » en esta sección

buscador