Foto: REUTERS/ Cynthia Karam

DAMASCO, 7 agosto 2011 (AFP) - El presidente sirio Bashar al Asad afirmó el domingo que el Estado tiene “la obligación” de actuar “contra los que están fuera de la ley” a los que acusa de “aterrorizar a la población”, según la agencia oficial Sana.

“Actuar contra los que están fuera de la ley, cortan las calles, cierran las ciudades y aterrorizan a la población es una obligación para el Estado que debe defender la seguridad y proteger la vida de los ciudadanos”, dijo Asad.

Siria “avanza a paso firme en la vía de las reformas” afirmó Al Asad en declaraciones hechas durante una entrevista con el ministro libanés de Relaciones Exteriores, Adnane Mansour, agregó Sana.

Las declaraciones de Al Asad tuvieron lugar en un contexto de fuerte presión internacional sobre el gobierno sirio para que cese la represión de las protestas que causaron, según organizaciones de derechos humanos, más de 2.000 muertos.

El papa Benedicto XVI exhortó este domingo a las autoridades sirias a “responder a las aspiraciones legítimas” de sus ciudadanos.

“Sigo con preocupación los episodios dramáticos y crecientes de violencia en Siria que provocaron numerosas víctimas y graves sufrimientos”, dijo el Papa durante la oración del Angelus en su residencia de verano de Castelgandolfo, cerca de Roma.ASA

actualidad » en esta sección

buscador