Foto: Foto referencial/ Brigitte Diez /AVN / Archivo

Fuentes del ámbito militar informaron del descontento generado en la Tropa Profesional de la Guardia Nacional Bolivariana por las condiciones salariales.

Aunque el presidente Hugo Chávez decretó un aumento sobre el sueldo básico de 40% para toda la Fanb en 2010, en el caso de los integrantes de la Tropa Profesional, cuyo mayor contingente se halla en la Guardia Nacional, no llenó las expectativas dado su bajo alcance.

El secretario general de la Alianza de Militares Retirados, coronel Manuel Ledezma Hernández, dijo que un sargento segundo de tropa recién graduado, y luego de 18 meses de formación, devenga un salario básico de 1.451 bolívares.

Asimismo, un sargento primero con 6 años de servicio profesional gana un salario básico de 1.580 bolívares, más la prima por hijo de media unidad tributaria, 38 bolívares, y dos bolívares por cada año de servicio. Esta última prima es estándar para todos los grados militares.

“La tropa profesional es el nivel más bajo del escalafón militar y la remuneración es igual para todos los componentes de la Fuerza Armada”

Ledezma Hernández añadió que un sargento con 33 años de servicio gana 3.460 bolívares, más las primas citadas.

“La tropa profesional es el nivel más bajo del escalafón militar y la remuneración es igual para todos los componentes de la Fuerza Armada.Con estos ingresos no se llega a ninguna parte. Las comparaciones son odiosas, pero un efectivo de la Policía Nacional cuando egresa, luego de la capacitación gana un sueldo de 3.100 bolívares. Un Guardia Nacional ejerce las mismas funciones que estos policías, e igual está en los puertos o en las carceles. Aquí hay disparidad”, dijo Ledezma Hernández.

Familias afectadas

La Alianza de Militares Retirados reúne a 15.000 miembros de la Federación de Suboficiales Profesionales y Oficiales Técnicos, y la Asociación Nacional de Guardia Nacionales.

Ledezma Hernández recuerda que los militares activos no pueden manifestar su descontento con la situación socioeconómica que en viven, la cual incide directamente sobre los sobrevivientes de los efectivos fallecidos.

“Cuando un militar fallece, a la cónyuge, por ejemplo, le corresponde una pensión de 60% del salario y esto la mayoría de las veces no coincide con la disposición de que las pensiones no pueden ser menores al salario mínimo que es 1.548, 21 bolívares. A las esposas de los guardias fallecidos en la cárcel de Rodeo no se les hace fácil vivir con pensiones que van desde 732, pasan por 954, hasta 1.059 bolívares al mes”, subrayó Ledezma Hernández.

Los militares activos no pueden manifestar su descontento con la situación socioeconómica que en viven, la cual incide directamente sobre los sobrevivientes de los efectivos fallecidos

El vocero de la Alianza de Militares Retirados puntualizó que urge la aprobación de la Ley Orgánica de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional, según mandato de la Constitución, para atender las necesidades de los militares, quienes tienen un régimen de seguridad social propio. La Asamblea Nacional no incluye el proyecto (en mora desde hace 10 años) en la agenda legislativa y para ayer estaba pautada una reunión en la Comisión de Seguridad y Defensa que no pudo darse por falta de quórum: sólo asistió el diputado Pedro Carreño (Psuv).

El general retirado y abogado Enrique Prieto Silva, de la GN, coincidió con Ledezma Hernández en la necesidad de atender con urgencia la seguridad social de la FAN.

Desechó la posibilidad de cualquier protesta salarial en la organización castrense, dado que sus miembros no pueden asociarse ni manifestar para hacer reclamos sobre sus reivindicaciones.

En el Reglamento de Castigos Disciplinarios Número 6 se establecen sanciones para quienes protesten ante sus superiores.

Por Sofía Needer
Vía El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador