Foto: EFE/Shaam News Network

Estados Unidos dijo este lunes que estaba trabajando con “una amplia gama” de países para presionar al presidente sirio, Bashar al-Asad, para que ponga fin al “descarado asesinato de su propio pueblo”.

Asad “debe cesar la violencia sistemática, los arrestos masivos y el descarado asesinato de su propio pueblo”, declaró a periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

“Por estas acciones demostró que ha perdido la legitimidad para gobernar, y el presidente (Barack Obama) no tiene dudas de que Siria estará mejor sin él”, dijo Carney.

“El pueblo sirio se merece una transición pacífica a la democracia; se merece un gobierno que no torture, detenga, ni mate. Y estamos intentando, junto a una amplia gama de países, aumentar la presión sobre el presidente Asad”, añadió el portavoz.

Los comentarios tienen lugar cuando fuerzas de seguridad sirias mataron a tres personas el lunes, al día siguiente de que la ciudad portuaria de Lattaquié fuera atacada por la Marina siria , obligando huir a más de la mitad de los 10.000 refugiados palestinos del campo de Raml, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refuagiados (Acnur).

El secretario general de la OLP, Yasser Abed Rabbo, “condenó vivamente las operaciones de las fuerzas sirias contra el campo de Raml en Lattaquié y los desplazamientos de su población”.

Turquía exige que la represión en Siria se detenga “inmediatamente”

Estambul, 15 ago.- El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, exigió hoy a Siria que detenga la represión “inmediatamente”, informó la cadena NTV.

“Si las operaciones no se detienen, no quedará nada sobre lo que hablar en este proceso“, afirmó el jefe de la diplomacia turca en una breve rueda de prensa en Ankara.

La pasada semana, Davutoglu viajó a Damasco, donde se entrevistó con el presidente sirio, Bashar el Asad, de quien logró un cierto compromiso para que diese “pasos” hacia la reconciliación con los opositores.

De hecho, al día siguiente de la visita de Davutoglu, los tanques y las armas pesadas fueron retirados de la ciudad de Hama y se abrió el lugar a los periodistas turcos.

Aunque hoy se negó a hablar de ultimátum o de sanciones, Davutoglu incrementó el tono de las críticas al régimen sirio y afirmó que “para que exista un proceso sano, antes que nada debe dejar de correr la sangre”

Fuentes: AFP / EFE

actualidad » en esta sección

buscador