Foto: EFE/David Fernández

Caracas, 15 ago (dpa) - La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) divulgó hoy una carta enviada a los legisladores de Estados Unidos alertando sobre los efectos negativos que tendría un recorte de los fondos estadounidenses a la Organización de Estados Americanos (OEA).

La MUD advirtió que el recorte propuesto por los republicanos tendrá un impacto negativo para la tutela internacional de los derechos humanos en el hemisferio occidental, en particular en Venezuela.

La alianza opositora manifestó su posición respecto a la medida aprobada por el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos -en la que los republicanos tienen ahora la mayoría- de cortar el financiamiento a la OEA.

Este Comité, presidido por la declarada anticastrista y antichavista Ileana Ros-Lehtinen, aprobó a finales de julio una enmienda al presupuesto para el Departamento de Estado norteamericano que prohíbe destinar fondos a la OEA.

“La democracia en Venezuela está en riesgo. No obstante, estamos ocupados exitosamente en una lucha para restaurar la democracia y el Estado de derecho en Venezuela”

De todos modos, la medida está considerada más un gesto político de unos legisladores que han repudiado en numerosas ocasiones la postura de la OEA entre otros frente a Venezuela o durante la crisis democrática de Honduras que un verdadero intento por recortar la financiación de la organización, ya que a última el Senado, de mayoría demócrata, podría rechazar la iniciativa cuando llegue a sus manos.

La advertencia de la oposición venezolana fue hecha en cartas enviadas a los presidentes de los comités de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y del Senado.

En la misiva dirigida a Ross-Lehtinen, se indica que los partidos políticos representados en la MUD “valoran la preocupación de la mayoría en su comité por la causa de la libertad y la democracia en nuestro país” y por ello expresan su preocupación por las “graves y no deseadas consecuencias de la medida recientemente aprobada por su comité de cortar todo financiamiento a la OEA”.

“La democracia en Venezuela está en riesgo. No obstante, estamos ocupados exitosamente en una lucha para restaurar la democracia y el Estado de derecho en Venezuela. En un contexto tan difícil, la OEA es una organización internacional clave”, indica la carta firmada por el secretario general de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo.

Agrega que para la agrupación opositora el derecho internacional y la acción diplomática que respeten nuestra soberanía son las únicas herramientas aceptables para que la comunidad internacional apoye nuestra democracia y para que los venezolanos defendamos nuestros derechos humanos.

“La OEA y sus instancias sancionatorias del derecho interamericano han sido el último recurso para defender causas de derechos humanos”

“Quisiéramos ver una acción más definitiva por parte de la OEA, pero también comprendemos que ésta es posible sólo luego de una eficiente y persuasiva diplomacia en el contexto del Consejo Permanente. Sin embargo, aún bajo las actuales limitaciones, la OEA y sus instancias sancionatorias del derecho interamericano han sido el último recurso para defender causas de derechos humanos, tanto en la Comisión interamericana de Derechos Humanos como en la Corte Interamericana”, indica.

Señala que cada vez que se ha encendido el debate en la OEA sobre la democracia de Venezuela, ha resultado en una “contención temporal de las amenazas autoritarias” provenientes del gobierno.

“La oposición venezolana asume la Constitución y la Carta Democrática Interamericana con su cláusula pro-democracia. El décimo aniversario de la Carta coincidiría con las elecciones de 2012 en Venezuela y estamos convencidos de que las fuerzas democráticas en Venezuela las ganarán”, señala.

Añade que la “contribución más importante que puede recibir Venezuela es que se asegure la observación electoral internacional comprensiva y técnica bajo las reglas de la OEA y de acuerdo con la Carta Interamericana”.

“Por lo tanto, la causa de la libertad y de la seguridad hemisférica requiere, como nunca antes, del apropiado financiamiento y apoyo a la OEA de los Estados Unidos y de sus demás Estados Miembros. Las medidas aprobadas por su Comité, de ponerse en práctica, pondrían en peligro la oportunidad de restaurar la democracia y el estado de derecho en Venezuela”, concluye.

Para descargar la carta que la MUD le envió a John Kerry, pulse aquí

Para descargar la carta que la MUD le envió a Ross-Lehtinen, pulse aquí

A continuación la carta enviada por la Mesa de la Unidad a John Kerry:

Honorable Senador John Kerry Presidente de Comité de Asuntos Exteriores Senado de los Estados Unidos de América Capitolio de los Estados Unidos de América Washington DC

Honorable Presidente:

Caracas, 28 de julio de 2011

Los partidos y organizaciones democráticas representados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Venezuela valoran la preocupación de la mayoría en su Comité por la causa de la libertad y la democracia en nuestro país. Por esta razón nos dirigimos a usted para expresar nuestra profunda preocupación por las graves y no deseadas consecuencias de la medida recientemente aprobada por el Honorable Comité de Relaciones Exteriores, de la Cámara de Representantes, de cortar todo financiamiento a la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La democracia en Venezuela está en riesgo. No obstante, estamos ocupados exitosamente en una lucha para restaurar la democracia y el estado de derecho en Venezuela. En un contexto tan difícil, la OEA es una organización internacional clave. En nuestra opinión, el derecho internacional y la acción diplomática que respeten nuestra soberanía son las únicas herramientas aceptables para que la comunidad internacional apoye nuestra democracia y para que los venezolanos defendamos nuestros derechos humanos.

Quisiéramos ver una acción más definitiva por parte de la OEA, pero también comprendemos que ésta es posible sólo luego de una eficiente y persuasiva diplomacia en el contexto del Consejo Permanente. Sin embargo, aún bajo las actuales limitaciones, la OEA y sus instancias sancionatorias del derecho interamericano han sido el último recurso para defender causas de derechos humanos, tanto en la Comisión interamericana de Derechos Humanos como en la Corte Interamericana. Y cada vez que se ha encendido el debate sobre la democracia de Venezuela, ha resultado en una contención temporal de las amenazas autoritarias provenientes del gobierno.

La oposición venezolana asume la Constitución y la Carta Democrática Interamericana con su cláusula pro-democracia. El 10o aniversario de la Carta coincidiría con las elecciones de 2012 en Venezuela y estamos convencidos de que las fuerzas democráticas en Venezuela las ganarán.

La contribución más importante que puede recibir Venezuela es que se asegure la observación electoral internacional comprensiva y técnica bajo las reglas de la OEA y de acuerdo con la Carta Interamericana. Por lo tanto, la causa de la libertad y de la seguridad hemisférica requiere, como nunca antes, del apropiado financiamiento y apoyo a la OEA de los Estados Unidos y de sus demás Estados Miembros.

Las medidas aprobadas por el Comité de la Cámara de Representantes, si se llevan a cabo, pondrán en peligro la oportunidad de restaurar la democracia y el estado de derecho en Venezuela.

Atentamente, Ramón Guillermo Aveledo Ramón José Medina Secretario Ejecutivo Director de Enlace Internacional

actualidad » en esta sección

buscador