Foto: Luis Eduardo Baciao

Las adyacencias de la Gobernación de Carabobo son sacudidas de manera súbita por un estridente bullicio. Los transeúntes de la zona se ven obligados a dirigir sus miradas al epicentro de la resonancia, como si un imán los atrajera.

Muchas personas fruncen el ceño cuando se percatan que el radio reproductor de una camioneta plateada último modelo es el responsable de la emisión del característico sonido.

“Apenas tengamos los primeros resultados de la investigación que se está haciendo dentro de la Comisión de Contraloría, vamos actuar legalmente”

Mientras el vehículo avanza, su conductor se dispone a cambiar de dial para encontrar una emisora que le ofrezca otros géneros musicales conformes a su gusto. La perilla del aparato la mueve hacia la derecha una y otra vez. Pocos segundos transcurren cuando éste logra sintonizar una suerte de melodía romántica que a la par es acompañada por una voz masculina que asegura: “Si nos bajaran los recursos, podríamos hacer mucho más”.

Algunos de los presentes reconocen que se trata de una cuña del gobernador de la entidad, Henrique Salas Feo, en la que denuncia un supuesto retraso por parte del Ejecutivo Nacional en la asignación del presupuesto anual para la provincia.

Más allá del particular anuncio, en la opinión del colectivo los efectos generados no se hacen esperar: hay quienes digieren el mensaje como “la realidad suprema”, mientras otros prefieren calificarlo como “una gran mentira”.

Uno de los que está convencido de que tras la divulgación del gobernador se esconde un contenido ajeno a la realidad, es el diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) a la Asamblea Nacional José Rafael Ávila. En conversación sostenida –a pocos metros de la sede de la Gobernación– con el quincenario La Cumbre, el legislador carabobeño revela que existen unas presuntas irregularidades dentro de la administración de Salas Feo “que el pueblo debe saber”.

El vocero del parlamento nacional aferra a su mano izquierda una carpeta roja que se abre, cual Caja de Pandora, para ofrecer una versión distinta que coloca en entredicho lo afirmado por el mandatario regional. “Aquí hay elementos que pudieran prefigurar unos supuestos para investigar al gobernador Salas, porque es público que él ha dicho que no le entregan el dinero para las obras y está probado que sí se lo entregan.

“Apenas tengamos los primeros resultados de la investigación que se está haciendo dentro de la Comisión de Contraloría, vamos actuar legalmente. Aquí hay elementos para enjuiciar al gobernador próximamente”, arguye Ávila.

Entre propagandas y el freno presupuestario

El integrante de la Comisión de Cultura y Recreación afirma que toda la cruzada mediática impulsada desde El Capitolio responde a una estrategia política en procura de confundir a la opinión pública. Ávila acompaña lo aseverado con la exposición de documentos suscritos por entes pertenecientes a la Gobernación de Carabobo. En los oficios se refleja que Miraflores, a través de Fondo Intergubernamental para la Descentralización (Fides) y la Ley de Asignaciones Económicas Especiales (Laee), ha trasferido los montos solicitados por el ejecutivo regional.

“Cuando nosotros empezamos a investigar las cuentas del tesoro de la gobernación nos encontramos con una sorpresa: el Gobierno de Carabobo, al cierre del año 2009, según su balance, tenía la bicoca de 596 millones 519 mil 621 bolívares fuertes con 22 céntimos en los bancos.

“En el año 2009, de esos 500 millones que te estoy diciendo, el gobernador tenía, a plazo fijo, es decir, inmovilizados, 155 millones de bolívares fuertes para ganar intereses”, puntualiza Ávila.

–Según su apreciación, ¿cuál es la finalidad de retener fondos públicos en los bancos?

–Eso lo tiene que responder el gobernador. Él no quiere sacar los estados de cuentas (…) porque los carabobeños se darán cuenta que sí tiene los recursos.

2010 ¿Otra página?

Mientras la retorica del asambleísta se acelera, entre argumentos y presunciones, una duda se pasea por su mente: ¿Qué pasó con el presupuesto del año siguiente? “Nos encontramos que en el banco, al 31 de diciembre del año 2010, el Gobernador tenía la bicoca de 583 millones 365 mil 588 bolívares fuertes con 22 céntimos.

Foto: Luis Eduardo Baciao
Foto: Luis Eduardo Baciao

“Hasta ahora hemos estudiado con detenimiento el plan de inversiones Laee 2010. En ese año se le aprobaron 90 millones de bolívares fuertes y sólo logró ejecutar 30 millones. Es decir, poco más del 30 porciento”.

–¿Hay algún fin político con relación a esto?

–La política es un concepto supremo y muy serio. Yo diría más bien que hay fin manipulador y hay un fin politiquero.

Avenida Aranzazu: ¿Un caramelo de hiel?

Quienes habitan en la populosa parroquia Miguel Peña, al sur de Valencia, deben convivir entre la congestión vehicular y el deterioro progresivo de una de las arterias viales más importantes en la ciudad de las “naranjas dulces”. Paradójicamente, el amargo de su néctar es el que, al parecer, “saborean” a diario los sureños cuando se desplazan por la avenida Aranzazu.

El diputado Ávila rememora que durante el 2011 el Gobierno Nacional aprobó los recursos financieros solicitados por Salas Feo para materializar la ampliación de la avenida. Sin embargo –argumenta el legislador–, aún se maneja la matriz de que la Gobernación carece del capital para efectuar las concernientes mejoras viales.

Foto: Luis Eduardo Baciao

“En el marco de la campaña para la Asamblea Nacional, el gobernador hizo un acto con sus candidatos en la avenida porque construyó 100 metros de brocales. En ese momento, si tú revisas la hemeroteca, él no pedía recursos.

“Hoy misteriosamente, un año después, no se ha avanzado más de los 100 metros que se hicieron. Como se avecina la campaña del 2012, el gobernador dice que no tiene real. A Salas se le aprobaron 16 millones 914 mil bolívares fuertes para la obra de la Aranzazu, y sólo ha ejecutado, a la fecha, seis millones 64 mil bolívares. El resto está en el banco”, asegura.

–¿Pero no se estaría ante un presunto hecho irregular?

–¡Por supuesto! ¿Cuáles son nuestras facultades como voceros del pueblo en la Asamblea Nacional? ¡Denunciar esta maniobra!

Este gobernador se maneja nominalmente con el mismo presupuesto que dejó Acosta Carlez. ¿Cómo puede pedir más dinero? Es cierto que él tiene la herramienta legal para solicitar dinero al Gobierno Nacional, el detalle es que no elabora un presupuesto coherente. Como el gobernador no hace el presupuesto para los carabobeños, no puede estar diciendo que le manden más recursos…

–Si la Gobernación no ha ejecutado esa obra desde hace años, como usted afirma, ¿por qué el Gobierno Nacional no toma las riendas de ese proyecto?

–La cosa se entrampó porque el gobernador vino a decir que no le habían enviado los recursos y hubo, lamentablemente, compañeros que cayeron en ese juego. La posición que había que tomar era quitarle la obra y que el Gobierno Nacional o el municipal la ejecutasen, si tú me lo preguntas a mí. Ahora bien, yo acompaño la decisión que se tomó, porque nosotros tenemos que ser coherentes: que el gobernador termine, porque lo otro que no sabemos es qué vicios ocultos tiene esa obra…

–¿Todo esto no sería una estrategia del PSUV para inhabilitar políticamente al mandatario regional, como sostienen los voceros de la contrarrevolución?

–Yo no voy a entrar en esa especulación porque aquí hay hechos objetivos y reales. Nosotros tenemos la responsabilidad, como partido de oposición que somos en este estado, porque el PSUV en Carabobo es oposición y eso hay que asumirlo, de denunciar e investigar este caso.

Foto: Luis Eduardo Baciao
Foto: Luis Eduardo Baciao

–¿Se están adelantado esas investigaciones a objeto de enjuiciar al gobernador?

–El Partido Socialista Unido de Venezuela, la Asamblea Nacional y todos los órganos jurisdiccionales que han confluido con respecto a esta alerta que hemos levantado en Carabobo, estamos haciendo los trámites necesarios para enjuiciar al gobernador.

¿Qué le va decir el gobernador a los carabobeños cuando empiece a ejecutar los recursos? ¿Les va a decir que le llegaron o que él los puso? Porque él ha dicho que no los tiene. Primero se agarra a un embustero, que a un cojo. Este gobernador está reprobado en su gestión.

–¿Hasta qué punto piensan llegar ustedes con esta investigación?

–Hasta las máximas consecuencias; caiga quien caiga. Nosotros no podemos seguir convirtiéndonos en cómplices de este hecho. O sea, no podemos callarnos. Si nos callamos estaríamos siendo cómplices. El pueblo pidió una vocería en la Asamblea Nacional para que realmente lo defienda, mientras que nosotros logremos consolidar plenamente el poder popular, el Estado comunal; eso es lo que queremos…

–¿Por qué el PSUV esperó hasta esta fecha para denunciar las presuntas irregularidades administrativas en la gestión de Salas Feo?

–Yo no te puedo hablar en nombre del partido, porque yo no soy vocero del Psuv. Habría que preguntarles a los compañeros responsables de esto. Yo no tengo duda de que ellos han hecho su trabajo. Yo aquí les concedo el beneficio de la duda por el tema mediático…

–¿Se tiene previsto interpelar al gobernador en la Asamblea Nacional?

–El gobernador no asiste a las interpelaciones. Antes de ir a la Asamblea Nacional tiene que ir al Consejo Legislativo. Yo no le voy a dar tribuna nacional al gobernador cuando él tiene que decirles a los carabobeños dónde están los reales.

–Pero en dos oportunidades él no asistió a la convocatoria hecha por el Clec y sólo pagó una multa

–Que todas las faltas se vayan acumulando para el expediente, porque el que empiece a investigar tendrá que decir: “¿por qué usted no asiste a entregar cuentas?” Eso conspira contra él. Es un error, una estupidez del gobernador…

–¿Qué mensaje le envía a Salas Feo?

–Que no le mienta a los carabobeños. Trabaje, saque los recursos de los bancos y póngalos en las obras. Si no tiene la capacidad, transfiérale los recursos a los consejos comunales, que ya han mostrado experticias técnicas en calidad y en claridad política para ejecutar los recursos. Nosotros nos oponemos, pero proponemos. Vamos a proponerle al gobernador que la mitad de esos recursos los dirija a los consejos comunales para hacer casas. Que vaya a ver las obras que está haciendo el pueblo. Él lo puede hacer en el marco del artículo 184 de la Constitución y en el marco de la Ley Orgánica de Consejos Comunales. Que demuestre que respeta el estado de derecho y que cree en el pueblo. ¡Le dejo ese reto!

El limbo de Policarabobo

Integrantes de la tolda roja señalan que la Policía de Carabobo incurre en excesos durante manifestaciones pacíficas que se realizan en contra de la gestión de Salas Feo. El caso más reciente fue la agresión que sufrieron las y los maestros que dependen de la administración regional, cuando reclamaban, a las afueras de El Capitolio, determinadas reivindicaciones laborales no reconocidas por la Gobernación. El saldo de este hecho arrojó 20 personas heridas y decenas de detenidos.

Foto: Luis Eduardo Baciao
Foto: Luis Eduardo Baciao

Ávila informó que se adelantan los trámites correspondientes para que el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia asuma el control de los uniformados carabobeños. “Estamos solicitando la asistencia técnica para la Policía de Carabobo, en el marco de la Ley Orgánica de Policía Nacional. Allí hay dos cosas muy malas: la primera fue que se enquistó una mafia en esa policía (…) Este estado es uno de los más inseguros y aquí el gobernador tiene seis mil policías a su cargo y él tiene que responder por la seguridad.

“En el segundo caso, el Gobierno de Carabobo no quiso adecuar su policía a la Policía Nacional. Este es un gobierno que técnicamente es forajido, no respeta, no articula con el Gobierno Nacional, no reconoce la Constitución y no responde por nada; cuando alguien le viene a reclamar le entran a plomo y a palo. Lo que está pasando en Carabobo es un gobierno de corte neofascista. Tenemos que salirle al paso y que el pueblo se entere”.

–¿Y cuál es el fin de esa acción?

–Amedrentar la población. ¿Cómo actúa la derecha? ¡Intimidando a la población! Tú veías allí pistolas contra piedras porque unos maestros fueron a reclamarle al gobernador que le pagara sus reivindicaciones. Y él, por la bajeza de mantener una mentira, les entró a palo, en vez de sentarse a conversar y hacer su trabajo.

Por Oswaldo López Martínez

actualidad » en esta sección

buscador