Un padrastro y su hijastra, ambos oriundos del Zulia, fueron detenidos en Mérida cuando intentaban pasar, de manera ilegal, armas de fuego y municiones provenientes del Táchira con destino al municipio de Santa Rita, en la COL.

Las municiones iban camufladas en el interior de varios panes; mientras que las armas de fuego estaban ocultas en sus partes íntimas, informaron autoridades castrenses . El hallazgo y detención ocurrió el martes a la 1:00 am, en el puesto de control fijo de la GNB de El Quebradón, en Mérida.

Los aprehendidos fueron identificados como Dervis Santander (30), y su hijastra Elizabeth Molero (28). Ambos se trasladaban como pasajeros en un taxi que habían contratado el lunes en el terminal de San Cristóbal. El olor a pan recién horneado, con un peso no acorde, aunado con el nerviosismo de Santander y Molero, levantaron sospechas en los funcionarios.

El comandante del Destacamento 16 de la GNB, coronel César Gómez, informó que en la maletera del taxi, los pasajeros llevaban un bolso con cuatro panes largos y uno redondo, donde ocultaban 14 cacerinas, repletas de proyectiles 9mm, y una bolsa con 80 balas.

El hombre tenía una pistola Glock, mientras que la mujer una Prieto Beretta adherida a su cuerpo con adhesivo. Ambas armas con su cargador repleto.

“Al parecer, fueron contratados en Santa Rita para ir a San Cristóbal a buscar una encomienda en el terminal de pasajeros de esa ciudad (….) Allá una señora les dio el cargamento, junto con Bs. F. 4 mil para los gastos”, dijo Gómez.

Con información de Panorama

actualidad » en esta sección

buscador