Foto: ADALBERTO ROQUE / AFP /archivo

LA HABANA, 19 agosto 2011 (AFP) - Cuba rechazó por “incoherente” su inclusión en la lista de países que según Estados Unidos son patrocinadores del terrorismo y acusó a Washington de “mentir” y pretender “engañar” al mundo con sus “viejos e indemostrables” alegatos.

“La noticia es vieja: desde 1982 el Departamento de Estado norteamericano incluye a la isla en su lista negra anual, y cada año que pasa lo único que aumentan son las incoherencias de su argumentación”, señaló el portal oficialista Cubadebate (www.cubadebate.cu).

El informe, divulgado el jueves, reconoce que Cuba “mantuvo una postura pública contra el terrorismo y su financiación en 2010″, pero la acusa de no haber cortado sus nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y con el grupo separatista vasco ETA, considerados terroristas por Estados Unidos.

Washington “recurre por enésima vez a los viejos e indemostrables” argumentos “de que Cuba apoya a las Farc y a ETA, que se caen por su propio peso”, y luego “reseña una serie de hechos que lo único que prueban es la seriedad con que la isla enfrenta” el terrorismo, estimó el portal digital.

En los últimos meses La Habana y Washington, sin relaciones desde 1961, arreciaron las críticas mutuas sobre todo tras la condena a 15 años de prisión en Cuba del contratista estadounidense, Alan Gross, por “actos contra la independencia o la integridad del Estado” cubano.

actualidad » en esta sección

buscador