Foto: Guillermo Suárez / Prensa Miranda

Según una entrevista publicada en el diario Panorama, el gobernador del estado Miranda y precandidato para las elecciones de la oposición venezolana, Henrique Capriles Radonski, afirmó que “las primarias serán una competencia entre liderazgos porque se va a elegir al que tenga más apoyo popular”.

A continuación la entrevista que publicó el rotativo regional.

— ¿Cómo conquistar a un electorado que quiere escuchar propuestas concretas?

— Estamos en la etapa de escuchar. El Gobierno no escucha, sino que impone. Cuando decía que se hicieran las primarias este año era para que el candidato electo a empezara a recorrer el país. Si tuviera que resumir que es lo que hay que ofrecerle al país cuando se cierre el ciclo del presidente Chávez es progreso.

Si las primarias es una competencia entre liderazgos serán exitosas porque se va a elegir al que tenga más apoyo popular. No tenemos que elegir al que tenga mayor capacidad de mover electores, porque si eso así el ganador de las primarias no va a ser el que le gane a Hugo Chávez. No es verdad que todos los precandidatos le ganan a Hugo Chávez.

— ¿Qué cualidades tiene Capriles Radonski que le hacen una mejor opción como candidato de la MUD ?

— Tengo una gestión que sin complejos salió a competir con el Gobierno nacional. Miranda es el estado que más invierte recursos en educación en el país. Pero la evaluación la harán los venezolanos, nuestro decidirá quién es el que tiene las mejores condiciones.

Porque las primarias tienen que ser una competencia de liderazgos. Hay organizaciones políticas que tienen su candidato, pero su base tiene otro candidato.

Tengo votos en todas las organizaciones políticas, no hay líneas partidistas, allí es donde está la subestimación de la capacidad que tiene cada persona de elegir al mejor líder porque el país quiere elegir liderazgos.

— ¿Por qué la oposición siempre espera una reacción del Presidente de la República para responder?

— Lo que pasa es que la oposición no es una sola y las primarias permitirán que exista un liderazgo que cuente con la mayor base de apoyo para que haya una mejor conducción del proceso que tenemos por delante. Mi agenda no la determina Hugo Chávez.

Hay gente que cree al Gobierno se le derrota con radicalismos y a este Gobierno se le va a cerrar su ciclo por la ineficiencia. Nosotros tenemos que presentar un Gobierno eficiente donde se vaya a hacer cosas y no una pugna política entre A y B.

Estamos constituyendo comandos tricolor en todos los estados. Sé que algunos van a chillar, pero tendrán que dejar de chillar porque mi obligación no es con ellos, es con la gente. A nosotros nos llega gente que nos dice que les gusta Chávez, pero que están de acuerdo con mi gestión en la Gobernación los llaman ‘Chaca-Chaca’, chavistas con Capriles. Tengo que trabajar muy duro para ganarme su confianza ése es mi reto. No estoy trabajando para ver cómo me gano a un sector o para ser el preferido del jefe de un partido político. Si no hubiera primarias y la elección pasara por los jefes de algunos partidos políticos, yo no sería el candidato a Presidente, que no quede la menor duda. Este es un proyecto renovador, no generacional.

“Soy el más interesado en que haya primarias porque siento que van a ser de mucha participación”

— En medio de esa componenda, Pablo Pérez pareciera ser el elegido para hacerle frente

— Saludo la candidatura de Pablo Pérez y la de cualquier candidato. El que existan distintas opciones es una fortaleza para nosotros, no lo veo como una debilidad, sino una pluralidad y así veo al país. No voy a sustituir el color rojo por otro. A mí me han llegando denuncias de alcaldes de oposición que se comportan como el Gobierno nacional.

Yo quiero que Chávez sea mi contendor, el que cierre el ciclo. Que se recupere, que vuelva a tener salud y sea candidato porque lo que quiero demostrar es que la reelección indefinida es mala. Si Chávez pierde queda claro para América Latina que estas aventuras de cambiar constituciones no pasan en el pueblo, porque el poder es un préstamo. En mi caso las circunstancias piden que cierre este ciclo como gobernador.

— ¿Qué tanto le puede costar a Pablo Pérez conquistar el voto del centro del país?

— Él habrá sacado sus cuentas y hará su campaña.

— ¿Va a llegar hasta el 12 de febrero?

— Soy el más interesado en que haya primarias porque siento que van a ser de mucha participación y eso nos va a ir calentando el motor frente a la fecha definitiva, al juego final que es la elección presidencial. Las primarias deben ser una fiesta electoral y a eso le voy a apostar. Si hay una candidatura que nadie ve como una aventura es la mía, porque no tardó en cuajarse, tenemos un año haciendo la investigación.

— ¿Si no es favorecido en primarias, se lanzará por fuera?

— La esperanza no se desinfla. Apoyaré al que gane en las primarias. Hemos bateado de 4-4, ahora batearemos de 5-5.

— Con casi todos los gobernadores de oposición queriendo ser candidatos ¿cómo se resguardan los espacios alcanzados hasta ahora?
— Estoy seguro que el estado Miranda está claro de cuál es el camino. Nosotros le dimos un giro. Tuvo un gobernador que logró tener muchos recursos, un poder impresionante y sin embargo, en el 2008 perdió las elecciones por su mala gestión de gobierno.

— Ya en el escenario del 12 de febrero, ¿cuál sería su estrategia?

— Allí saldrá el equipo que tengo a mi lado. En mi Gobierno habrá gente preparada en los cargos de mayor responsabilidad.

Para leer la entrevista completa del diario Panorama pulse aquí

actualidad » en esta sección

buscador