Foto: News Report

Los cinco espejos de Pablo Pérez“, así se titula un trabajo especial realizado por el equipo reporteril del diario La Verdad, en el cual se describe la postura del actual Gobernador del estado Zulia, ante los diversos candidatos a las elecciones primarias de la oposición el próximo año.

El candidato de Un Nuevo Tiempo para las elecciones primarias de la Mesa de la Unidad Democrática deberá renovar su imagen y discurso para ganar adeptos.

Lea el reportaje a continuación:

Es joven. Tiene una propuesta de unidad para gobernar Venezuela, el apoyo de un partido con capacidad de movilización, recursos, ganas de ganar y una gestión para exhibir. Eso es lo primero que se ve de él ¿Es suficiente para ganar la Presidencia de la República?

En el caso de Pablo Pérez, gobernador del Zulia y candidato de Un Nuevo Tiempo para las primarias presidenciales su imagen requiere latonería. Verse bien, apetecible para los electores requerirá sacrificios. Sacar del discurso a la China, el Lago y el Puente será necesario para brincar a la escena nacional y superar su “primer escollo”: ganarle a Henrique Capriles Radonski, gobernador de Miranda, la preferencia en los comicios, recalcó Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

Otro elemento a suprimir es “la vinculación con Manuel Rosales porque a pesar de que se rumora del presunto descontento que los embarga, el que su lanzamiento lo haya hecho él indica una profunda dependencia de una figura que ni siquiera la gente de la oposición quiere”, declaró Nicmer Evans, politólogo y psicólogo social.

Con el anuncio de su candidatura Pérez sumó entre 20 y 24 por ciento de popularidad, al endosarle los puntos de Rosales pero el abanderado de Primero Justicia cuenta con el doble, lo que significa que “no es cierto que con el lanzamiento lo estremezca de forma inmediata” Crecer o no las encuestas es impredecible porque “los procesos no son homogéneos”. Dependerá de la campaña.

Los recorridos serán “fundamentales para convertirse en un fenómeno”. Puede suceder hasta una semana antes de la jornada comicial “si logra enamorar y establece alianzas”. En octubre, según Eduardo Semtei, la ficha de la tolda azul, debe concretar su propuesta. Es “el mes mágico porque la gente regresa de vacaciones, descansada para motivarse”.

Solo “con la despedida de su cargo puede dedicarse a ser candidato presidencial”. Su nombre “significa un aporte interesante e importante” que en comparación con los demás líderes de la oposición y el presidente Hugo Chávez tiene oportunidades si se maneja con astucia.

Pérez vs. Capriles Radonski

Es el escenario “más favorable” para el candidato de Un Nuevo Tiempo. La polarización con el abanderado de Primero Justicia le permitiría captar el voto de los descontentos, el de los jóvenes y los nuevos electores porque su estrategia competiría con un solo liderazgo. La campaña sería cerrada y podría “voltearle la tortilla a Capriles quien tiene en el arranque una ventaja consolidada que lo hace el favorito pero los favoritos no siempre ganan” analizó Luis Vicente León, presidente de Datanalisis.

El problema para Pérez al medirse con el gobernador del Miranda es que aunque “los dos son lo que la gente busca” Capriles “suena desde hace más tiempo en la política y cuenta con más experiencia por su desempeño como diputado, alcalde y gobernador” apuntó José Vicente Carrasquero, analista político. León coincide al señalar que el trabajo del gobernador del Zulia debe concentrarse en un discurso de amplitud, inclusión y renovación para “salvarse de que tiene menos tiempo en la política”.

Su recorrido por el país no puede demorarse. Debe aprovechar que su adversario aún no se promueve con fuerza porque “no es lo mismo ser gobernador en un estado central, geográficamente privilegiado que serlo en un estado importante pero en un extremo del mapa”.

Pérez vs. Capriles Radonski y Leopoldo López

La participación de la trilogía en las elecciones, en caso de que la inhabilitación de Leopoldo López, coordinador de Voluntad Popular, quede sin efecto, supone un equilibrio de las fuerzas porque “Leopoldo tomaría algo del mercado de Capriles, donde tiene preferencia pero hasta ahora no está por completo a su favor por la incertidumbre de sus condiciones políticas” señaló el experto en sondeos de opinión, Luis Vicente León.

Pero Pérez estaría en desventaja con la dupla en la competencia porque sus rivales opositores tienen más rato en la escena pública y conquistaron espacios nacionales” mientras que su liderazgo se percibe como “más regional, circunscrito al Zulia”.

Si la contienda quedaría entre ellos, Carrasquero pronostica una “segmentación del voto”. Los electores evaluarían no solo las gestiones sino otras variables, como por ejemplo, la capacidad para ganarle al presidente Hugo Chávez.

Pérez vs. Todos

Si ni María Corina Machado, Antonio Ledezma, Eduardo Fernández, Oswaldo Álvarez Paz ni Cesar Pérez Vivas declinan su aspiración, Pablo Pérez se posicionaría porque “el elector ante la diversidad de ofertas votaría por el candidato que más tenga oportunidades o por aquel que aparece con más chance en las encuestas, es decir, operaría la economía del voto, donde la gente se anota a ganador o inclina por quien necesita más ayuda y si Pablo crece atraería electores”.

Ese es el análisis de José Vicente Carrasquero, especialista en procesos comiciales. León disiente. Para el presidente de Datanalisis “la tendencia es a la polarización y los demás no llegarán hasta el final porque declinarán a favor de quien más se parezca a sus intereses para aumentarle el caudal de votos”. Nicmer Evans, psicólogo social, afecto al Ejecutivo nacional lo acompaña en el planteamiento al precisar que “María Corina no tiene estructura y Antonio pierde el piso electoral en el momento que Pablo se convierte en el candidato de Un Nuevo Tiempo y que Acción Democrática le anuncie su respaldo”.

Pérez vs. Hugo Chávez

En caso de que el gobernador del Zulia gane las elecciones de la oposición el próximo año y se dispute la presidencia con el comandante, Carrasquero vaticina que “podría complicarle la reelección porque si la campaña del Gobierno gira alrededor de la gestión de Chávez, que hasta ahora acumula una serie de promesas incumplidas y de excusas cada vez menos creíbles para justificar su ineficiencia, Pérez ganaría”.

El mensaje marcará la diferencia. Necesitará pulir el discurso y adaptarlo para ofrecer protección y justicia social como lo hace el Jefe de Estado pero con respeto a la propiedad privada y libertad de expresión. De concretarse esta fase “desde el Gobierno se le involucrará con irregularidades y someterá a una carga de descalificación inevitable a la que debe evadirse con contenidos que inviten a la reconciliación”.

Existen otras lecturas sobre esta posibilidad. La de Nicmer Evans, psicólogo social y politólogo es una. Para él “cualquiera puede ser el candidato de la oposición porque las elecciones no serán Chávez versus Pablo Pérez sino Chávez versus Chávez. Lo que el presidente haga de aquí hasta 2012 con su gestión pública, si no logra emprender una lucha real y concreta contra la corrupción y de transformación y la gente no se anima habrá o una abstención alta o sufrirá el voto castigo”.

Por Gabriela Moreno
Vía diario La Verdad

actualidad » en esta sección

buscador