Foto: EFE/GUIDO MONTANI

Roma, 28 ago (EFE).- El papa Benedicto XVI dijo hoy que el hombre no puede pensar solo en el bienestar físico y económico porque eso significa dejar de lado a Dios, durante el tradicional rezo del ángelus dominical que celebró en el palacio apostólico de Castel Gandolfo, cerca de Roma, donde pasa las vacaciones.

“Cuando la realización de la propia vida está solo orientada a conseguir el éxito social y el bienestar físico y económico no se razona como dice Dios, sino como hacen los hombres”, explicó Benedicto XVI.

Para el pontífice esto hace que “se deje de lado a Dios y no se acepte su proyecto de amor y se impida casi que se cumpla su voluntad”.

Según el papa Ratzinger, “el cristiano sigue al Señor cuando acepta con amor su propia cruz, que a los ojos del resto del mundo puede parecer una derrota”.

actualidad » en esta sección

buscador