Foto: AFP PHOTO / KHALED DESOUKI

Kabul/Trípoli, 30 ago (dpa) - Cerca de 1.500 millones de musulmanes de todo el mundo celebran con tres días de fiesta el fin del mes de ayuno del ramadán.

En los dos mayores países islámicos, Indonesia y Pakistán, la fiesta del fin del ayuno (Eid al Fitr) comenzará mañana. También en la India, donde residen la tercera mayor comunidad musulmana del mundo, y en Irán, los fieles deberán seguir ayunando hoy hasta el ocaso.

Sin embargo, en la mayoría de países árabes, entre ellos Arabia Saudí y Egipto, reina el ambiente de fiesta desde la noche del lunes. En la capital libia, Trípoli, miles de personas bailan en la plaza de los Mártires, celebrando también el fin del dominio de Muamar al Gadafi.

En Turquía, la fiesta del Eid se llama también la del azúcar, por la ingente cantidad de dulces que se consumen. Tradicionalmente se realizan visitas, se hacen regalos y se reparten dulces.

Foto: EFE/ SANA

En Kabul, los afganos celebraron el inicio de la fiesta con música y oraciones. Pese al miedo de ataques terroristas, numerosas personas salieron a las calles de la capital. Muchos de ellos compraron ropa nueva para visitar a sus familiares. Los niños jugaban mientras los adultos compraban frutos secos y carne. Los jóvenes se reunieron para hacer picnic fuera de la ciudad.

El presidente afgano, Hamid Karzai, instó nuevamente a los talibanes a abandonar la violencia. El líder talibán, el mulá Mohamad Omar, había comunicado anteriormente en un mensaje con motivo del fin del ayuno que continuarían los combates. Además, exigió una vez más la retirada inmediata de las tropas extranjeras.

El ayuno es una de las cinco obligaciones para un musulmán que dicta el Corán. Las fiestas que marcan su final manifiestan la alegría de superar las privaciones impuestas en el noveno mes del calendario lunar islámico.

Foto: REUTERS/John Kolesidis
Foto: REUTERS/Stringer
Foto: REUTERS/Jonathan Ernst
Foto: AFP PHOTO / A. MAJEED

actualidad » en esta sección

buscador