Foto: Reuters/Archivo

Las autoridades de inmigración de Venezuela mantienen retenidos a los tres etarras detenidos ayer cuando trataban de entrar ilegalmente en el país en una embarcación de recreo procedente de Cuba.

Según informaron a Efe fuentes de la lucha antiterrorista española, Elena Barcena Argüelles, Francisco Pérez Lekue y José Ignacio Etxarte Urbieta, detenidos en la zona turística de Los Roques frente a la costa venezolana, habían huido hace unos días de Cuba y han sido puestos a disposición de las autoridades de inmigración de Venezuela “por entrada ilegal” en el país.

La investigación ha recaído en la Fiscalía VIII con Competencia Nacional en materia de inmigración y los tres etarras junto a sus dos acompañantes serán trasladados al Comando de Guardacostas del Puerto de La Guaira.

Fuentes de la lucha antiterrorista también informaron que las autoridades españolas tenían conocimiento de que Elena Bárcena, Javier Pérez Lekue y José Etxarte habían abandonado Cuba a principios del mes de agosto porque así se lo trasladó el Gobierno de La Habana.

El diario venezolano El Universal informa hoy de que los tres etarras llegaron a Los Roques en un velero con bandera española de nombre “Silver Clouds” junto a un ciudadano de Haití, Sadir Allyn, y otro de Cabo Verde, Carlos Mendés, que era el patrón del barco.

Fuentes del Comando de Guardacostas de la Armada indicaron a este periódico que los etarras llegaron a Los Roques después de su embarcación sufriera un desperfecto mecánico y que, al auxiliarles y requerirles la documentación, las autoridades descubrieron que no había recibido el permiso de ningún puerto principal de Venezuela.

De los tres etarras detenidos, solo tiene causas pendientes en España José Ignacio Etxarte Urbieta, alias “Rizos” y “María Antonia”.

Según han informado fuentes jurídicas, de momento las autoridades venezolanas no han comunicado de manera oficial la detención de Etxarte Urbieta al juez de la Audiencia Nacional (alto tribunal español que trata causas de terrorismo) Eloy Velasco, quien el 1 de marzo de 2010 le procesó junto a otros cinco etarras por un delito de tenencia de explosivos en colaboración con banda armada y ordenó su busca y captura con fines de extradición.

En el auto de procesamiento, el magistrado aseguraba que existían indicios de la “cooperación” del Gobierno de Venezuela en la alianza entre ETA y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Con información de EFE y El Periódico.com.

actualidad » en esta sección

buscador