Foto: AP / Archivo

La organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) estima que 563 personas perdieron la vida (más de 85 por ciento asesinadas) en el mes de agosto, hasta ahora el más violento de este año.

Según un reportaje de Valentina Lares Martiz corresponsal del Diario El Tiempo en Caracas, “cuando se trata de la inseguridad ciudadana en Venezuela, las mediciones no oficiales y las muy pocas oficiales que alcanzan la luz pública coinciden en una sola cosa: la tasa de muertes violentas lo convierten en uno de los países más inseguros de América Latina“.

“En febrero de este año, el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, afirmó que en Venezuela se registran 48 homicidios por cada 100.000 habitantes, una cifra que, según el OVV, asciende a 57 por 100.000″, afirma la reportera.

Martiz explica que Venezuela supera a México, que registra 14 homicidios por 100.000 habitantes.

El investigador Carlos Santos, del Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana asegura que a pesar de ser un problema multifactorial, existen claves condicionantes en el caso venezolano para explicar lo que sucede, como por ejemplo, “el sistema judicial penal y su fomento de la impunidad genera debilidad. En el imaginario del delincuente no existe la posibilidad de que sea detenido y, en caso de que lo detengan, de que sea enjuiciado”.

“Apenas el 15 por ciento de los casos de muertes violentas llegan a los tribunales. También hay un factor en la población: la disponibilidad de armas de fuego y municiones -sobre las que hay gran descontrol-, además del déficit del capital social, que se traduce en el incumplimiento de normas y la desconfianza en los valores e instituciones, que impulsa robos y ajustes de cuentas, principales focos de los homicidios”, concluye la nota.

actualidad » en esta sección

buscador