Video: Cortesía SubrayadoHD

MONTEVIDEO, 4 septiembre 2011 (AFP) - El Ministerio de Defensa uruguayo anunció el domingo que la Armada cesó al jefe naval en la Misión de estabilización de la ONU en Haíti (Minustah), tras difundirse un video con imágenes de una supuesta agresión sexual a un joven haitiano por militares del país sudamericano.

En un comunicado de prensa, el organismo informó que además de la destitución del responsable militar -cuyo nombre no fue divulgado por la Armada- se convocó en Haíti a un consejo de disciplina militar y se iniciaron los trámites de repatriación, ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), de los cinco militares involucrados en el hecho.

“La Armada quiere ir más allá del simple hecho del video, (detectar) si hay otras violaciones de conducta”, dijo su vocero, Sergio Bique, a un medio local.

“Una vez que las investigaciones determinen responsabilidades de los directos involucrados, se aplicarán las penas con mayor severidad y rigor previstas por los códigos y reglamentos”, señala el comunicado, en el que se recuerda que en estos casos “la justicia corre por cuenta del país contribuyente” a la misión de paz..

El video, grabado en un teléfono móvil y en el que se muestra a varios soldados cometiendo presuntamente actos aberrantes contra un ciudadano haitiano, circula por varios sitios de internet.

Según el comunicado, el informe preliminar de la ONU concluyó que si bien el Código de Conducta del organismo internacional fue violado por los soldados uruguayos “se descartó intención de abuso sexual por parte de los involucrados”.

Asimismo, señala que “la Armada no ha permitido ni permitirá que unos pocos integrantes que cometan transgresiones de este tipo, afecten el prestigio y el excelente relacionamiento con la población local, virtudes que han caracterizado el desempeño de las Fuerzas Armadas” uruguayas en Haití, según afirma.

El director social del Comité Democrático Haitiano en Uruguay, Henry Boisrolin, pidió a su vez el domingo el retiro total de las tropas uruguayas de su país.

“Los últimos acontecimientos son motivos más que suficientes para que realmente uno pueda recibir el apoyo del pueblo uruguayo para que el país plantee el retiro no gradual e inmediato de su tropa”, dijo Boisrolin al canal 10 de la televisòn local.

“Hay que saber respetar la dignidad de un pueblo y si hay impunidad en el lugar de origen, es evidente que va a pasar esto. Nosotros sentimos invasión, ocupación, atropello y humillación”, remarcó.

Uruguay es el país que con más militares contribuye (unos 900) a las operaciones de la Minustah en relación a su población, que asciende a unos 3,4 millones de habitantes.

La nación sudamericana, que aporta 2.422 cascos azules a las fuerzas de paz de la ONU, participa igualmente en la misión de estabilización en el Congo (MONUC), donde dispone de unos 1.300 efectivos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

actualidad » en esta sección

buscador