Víctor se alista para ser operado y recibir un marcapasos. Foto: AVN/ Veronica Canino

Caracas, 05 Sep. AVN.- Lleno de esperanzas, Víctor Reyes, joven de 19 años, habitante de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, espera por un donante de corazón que le permitirá alargar su tiempo de vida. Reyes se convirtió en el primer paciente de trasplante de este órgano vital del hospital Clínico Universitario de Caracas.

Reyes presenta una miocardiopatia dilatada, enfermedad que afecta el bombeo del corazón, lo que puede dañar a otros órganos del cuerpo.

El Dr. Mauricio Rondón, Cardiólogo de este centro hospitalario, explicó que Reyes presenta un coágulo en el ventrículo izquierdo por lo tanto se le colocó anticoagulantes ya que corre el riesgo de que mande ese cuágulo hacia el cerebro u otras partes del cuerpo.

“El primer trasplante de corazón se realizó en el hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas, en el año 85”, recordó.

Rondón dijo que el hospital Clínico Universitario cuenta con todas las condiciones para realizar la intervención quirúrgica, una vez que llegue el donante con los requerimientos compatibles con el paciente.

En este momento se le están relizando las pruebas de tipificación y compatibilidad de sangre con el receptor.

Una vez que llegue el donante, se llama al paciente y se hospitaliza para iniciar la operación. Este órgano puede durar 4 horas, no más.

“Es preferible hacer la operación en la misma institución donde muere el paciente, para realizar el explante (remoción de órgano) y el implante. Si consigues el donante que está en Macaraibo, por ejemplo, debes traertelo en avión”, explicó.

Foto: AVN/ Veronica Canino

Reyes recibe un marcapaso

Para mantenerlo con vida, el paciente fue sometido a una intervención quirúrgica el viernes 2 de septiembre para colocarle un marcapaso llamado resincronizador desfibrilador, cuya orperación duró aproxidamente hora y media.

“Realizamos punciones de la vena subclavia, a través de esa punción introdujimos unas guías que permitieron colocar unos electrodos”, explicó el procemiento quirúrgico.

Estos electrodos están en la aurícula derecha, ventrículo derecho e izquierdo con el fin de que cada cámara estimule el corazón.

“El marcapasos ordena la contracción del corazón, este sistema hace que los ventrículos de manera simultánea realicen una contracción hacia el mismo centro, tiende que mejore la inyección de sangre”, añadió.

Este paciente antes de la colocación de marcapasos tenía 7% de presión de inyección, (tanto de lo que llena de sangre es capaz de botar), al mejorar ese estado, permite nutrir mejor al organismo de sangre.

El cardiólogo explicó que en 4 o 6 semanas mejorará su presión de inyección.

“El cuerpo tiene que hacer un redimensionamiento de corazón, vuelve a cortar su cámara cardíaca. Tenemos que prepararlo para el trasplante, queremos optimizarlo”, dijo Rondon quien además informó que mientras llega el donante se le realizará un ecocardiograma de control.

Reyes en plena operación del marcapasos. Foto: AVN/ Veronica Canino

“Agradecido con la vida”

Reyes, a pocos minutos de su recuperación en el quirófano, agradeció a todo el personal médico que lo están atendiendo durante este proceso. “No sentí dolor, ni susto, me sentí confiado con el equipo médico. No tengo palabras para agradecer lo que siento”, fueron sus primeras palabras luego de la operación.

Dijo que una de las cosas que quiere realizar cuando salga del hospital, es “decirle a mi familia que estoy bien, que sigo adelante y que nunca lo dejaré de hacer. Todo en la vida tiene que tener un por qué y si Dios te puso pruebas en el camino, tienes que superarlas y no tener miedo”.

Reyes aspira a retomar sus estudios, actualmente tuvo que dejarlos. Cursaba 3er semestre de Ingenería en Puerto La Cruz.

“La constancia y la espera es lo que se debe mantener en la vida, porque si se espera con paciencia y con Dios de verdad se tiene la felicidad, a pesar de que tenga un aparato en el cuerpo”, expresó muy emocionando.

Foto: AVN/ Veronica Canino

Organización Nacional de Trasplante y Órganos

Rondón informó que en el país existe una Organización Nacional de Trasplante y Órganos que se encarga se atender los casos, una vez que se presente el donante.

En el caso de que el donante se presente en otro estado, explicó que los especialistas meten el corazón en una cava con hielo y lo traen a la Carlota, luego es trasladado en una ambulancia al Clínico.

Eso debe tardar entre una hora y 1 hora y media. El doctor Rondón manifestó que no existe un momento determinado para la donación.

“La idea es que no nos agarre de sorpresa, tenemos preparado el sitio de consulta, la inmunosupresión y el personal médico”, dijo.

Un grupo de médicos viajó a España, donde realizaron un entrenamiento para esperar la intervención. También, el Dr. Fernando Alvarado, cardiólogo del hospital, realizó pruebas en 45 casos en la morgue, procedimiento que consistía en sacar el corazón y volverlo a pegar.

“Eso equivale a la práctica del trasplante, es sacar un corazón y volverlo a pegar. Es más fácil que lo hacemos de cualquier cirugía compleja de corazón”, explicó.

Rondón que también es encargado de la consulta de marcapasos del hospital, sostuvo que uno de los sitios de donación es la emergencia que “es donde llegan pacientes con tiros”.

Donación voluntaria

Una vez que fallezca el donante, los familiares deben estar de acuerdo con el procedimiento.

“Cuando se lo planteas de una manera lógica y justa los familiares aceptan, debe haber una ley que apoye la donación. Qué ganas con un corazón, si el paciente tiene un tiro en la cabeza, dale ese chance a otro”, resaltó.

Un grupo de la Organización Nacional de Trasplante y Órganos hacen guardia en las emergencias para estar alerta ante la llegada de un donante.

Por Rossana Pérez

Foto: AVN/ Veronica Canino
Foto: AVN/ Veronica Canino
Foto: AVN/ Veronica Canino
Foto: AVN/ Veronica Canino

actualidad » en esta sección

buscador