QUITO, 6 septiembre 2011 (AFP) - Dos personas murieron por consumir licor adulterado en Ecuador, con lo que aumentaron a 50 los fallecidos por esa causa desde mediados de julio pasado, informó este martes el ministerio de Salud.

Los últimos decesos se produjeron el pasado fin de semana en las provincias de Azuay (sur) y Napo (este) por la ingesta de metanol (de uso industrial) mezclado con alcohol etílico (apto para consumo humano), dijo a la AFP una portavoz de la entidad.

Señaló que 607 personas han sido atendidas en el sistema sanitario público, el cual ya confirmó 245 casos de intoxicación y una tasa de letalidad de 20,40%.

Asimismo, el ministerio reportó 14 pacientes con ceguera de los cuales tres fallecieron.

Los casos confirmados de intoxicación con metanol
se han presentado en 11 de las 24 provincias, siendo la costera de Los Ríos (suroeste) la más afectada con 20 decesos de 116 personas atendidas, seguida de Tungurahua (centro) y Azuay (sur), cada una con 11 muertes.

Debido a la emergencia, el gobierno ofreció el pasado 22 de agosto pagar por la entrega de licor adulterado para parar las intoxicaciones en todo el país, donde además han sido detenidas siete personas sospechosas de distribuir el licor y nueve más tienen orden de arresto.

Igualmente, obligó a declarar el estado de excepción por dos meses y la ley seca a nivel nacional por tres días el 17 de julio. Esta última medida se replicó luego en las provincias de Napo, Los Ríos y Bolívar (centro).

actualidad » en esta sección

buscador