Buenos Aires, 9 sep (dpa) - Las Madres de Plaza de Mayo financiaron la campaña electoral de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y poseen una cuenta bancaria en el exterior por dos millones de euros, denunció el exapoderado de la fundación Sergio Schoklender ante la Justicia según informa hoy la prensa.

Schoklender presentó un escrito ante la Fiscalía Antilavado y el juzgado federal a cargo del juez Norberto Oyarbide en el que asegura contar con documentación respaldatoria de sus revelaciones, señalan los diarios “Clarín” y “La Nación”.

El exapoderado, quien es investigado por defraudación a la fundación, afirmó en su escrito presentado el martes que la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Bonafini, y su vice, Mercedes de Meronio, poseen una cuenta a su nombre en la Caja de Asturias, en España, y que existirían comprobantes de depósitos por unos dos millones de euros. Además existirían otras cuentas en un banco de las islas Canarias (España), en Italia y en Francia.

Por otra parte, denunció que altos funcionarios nacionales utilizaron el avión privado en que el empresario se movía.

También aseveró que el organismo de derechos humanos pagó gastos de la campaña electoral de Fernández de Kirchner, su candidato a vice, el ministro de Economía Amado Boudou, y del subsecretario de obras públicas, Abel Fatala.

Según el exapoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, existiría un listado de facturas de gastos de campaña por el pago de afiches y a consultoras para acciones de campaña que ascenderían a un total de 1,5 millones de pesos (unos 350.000 dólares).

Declaró asimismo que entregó al juzgado la documentación que permitiría respaldar estas denuncias y que los papeles estarían en la caja fuerte del tribunal.

Ante estas denuncias, el juez envió exhortos a bancos europeos para establecer si existen esas cuentas. Fuentes de Madres de Plaza de Mayo admitieron al periódico “La Nación” que la asociación tuvo una cuenta en la Caja de Asturias durante diez años para recibir aportes del extranjero y se cerró en 2006. “No llegaron a tener 100.000 euros”, indicaron las fuentes.

Schoklender ejerció hasta mayo pasado como apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, pero dejó el cargo en medio de un escándalo por supuesta malversación de fondos, administración fraudulenta y lavado de dinero.

Se estima que la Misión Sueños Compartidos, de la organización de derechos humanos, recibió de organismos del Estado más de 700 millones de pesos (165 millones de dólares) para la construcción de viviendas destinadas a sectores de bajos ingresos.

actualidad » en esta sección

buscador