Foto: REUTERS/Guillermo Granja / Archivo

QUITO, 9 septiembre 2011 (AFP) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró el viernes que no buscará la reelección en 2013 si otro dirigente de su partido garantiza el triunfo en esos comicios.

“Sinceramente, si hubiera alguien de la revolución ciudadana que pudiera garantizar la victoria electoral de 2013, yo me haría a un lado. Hay que buscar si hay ese alguien”, sostuvo Correa en una entrevista radial.

El mandatario señaló que “hay una gran presión de ciertos sectores” para que se “lance a la reelección”, pero que “todavía no está nada definido” y de todos modos se siente agotado tras cuatro años y ocho meses en el poder.

“Todos somos necesarios pero nadie es imprescindible, estoy bastante cansado, la familia sufre mucho, todas estas tonterías, todos los días los mismos ataques, la misma mala fe, la misma deshonestidad intelectual, la misma posición mediocre. Tanto cansa esto, pero bueno, es parte de la tarea”, dijo.

“En todo caso si es que alguien pudiera llevar a la victoria al proyecto de la revolución ciudadana en 2013, yo no tengo ningún problema, estaría bastante tranquilo, contento, en paz conmigo mismo de poderme hacer un lado”, subrayó el gobernante.

Correa inició su gestión en 2007 para un período de cuatro años, pero en abril de 2009, al amparo de una nueva Carta Magna, fue reelegido en comicios anticipados y su gestión se prolongará hasta 2013, cuando podrá presentarse para un nuevo cuatrienio.

El mandatario, un economista de izquierda de 48 años, ha dicho en otras ocasiones que una nueva postulación deberá decidirla su partido, el movimiento Alianza País.

actualidad » en esta sección

buscador