Foto: RODRIGO BUENDIA / AFP

TUMBACO, 10 septiembre 2011 (AFP) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rindió homenaje el sábado a los 15 ecuatorianos que murieron en los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York, de los cuales se conmemora este domingo el décimo aniversario.

Correa dijo que el 11 de septiembre es “una de las fechas más tristes para la humanidad” y pidió “no olvidar” que entre los casi 3.000 muertos de los ataques en el World Trade Center “hubo 15 hermanos ecuatorianos”.

Ese día “se vio hasta qué punto pudo llegar la ignorancia humana”
, señaló el mandatario en su informe semanal de labores en la localidad de Tumbaco (norte de Quito).

Tras expresar que “todos nos solidarizamos con las víctimas de las Torres Gemelas y rechazamos la irracionalidad y el fundamentalismo absurdo e inhumano”, Correa evocó que un 11 de septiembre, en 1973, también murió el expresidente chileno Salvador Allende “por el autoritarismo de los militares”.

Hace 38 años “se ponía fin al primer gobierno socialista democráticamente elegido, se derrocó a ese querido latinoamericano, presidente chileno, Salvador Allende”, afirmó el gobernante.

“Ahí no dijo nada la OEA, la OTAN, ¿dónde estuvieron?”, cuestionó el jefe de Estado, al reiterar su rechazo a la intervención militar en Libia por parte de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte.

“Basta de esos abusos, de esas ingenuidades
, aprendamos de la historia, revisen qué hizo la ONU con la dictadura de 17 años de (Augusto) Pinochet, si no apoyarla descaradamente”, aseguró el mandatario socialista.

actualidad » en esta sección

buscador